Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Estados Unidos y México aprueban vacuna Pfizer y comenzarán su aplicación en los próximos días

Estados Unidos se convirtió en el sexto país en aprobar esta vacuna que se aplica en dos dosis, después de Reino Unido, Baréin, Canadá, Arabia Saudita y México.

RFI

  Sábado 12 de diciembre 2020 10:00 hrs. 
tiene-ya-pfizer-la-vacuna-contra-el-covid-claves-para-el-optimismo-y-la-precaucion



Las autoridades sanitarias de Estados Unidos aprobaron este viernes el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19, momentos después de que México diera también luz verde a la misma vacuna.

El presidente Donald Trump dijo en un video publicado en Twitter inmediatamente después de la aprobación, que la noticia es un “milagro médico” y que las primeras dosis serán administradas en Estados Unidos “en menos de 24 horas”.

La decisión llega en un momento en que las infecciones en el país más afectado del mundo por la pandemia registraron este viernes un nuevo récord, con casi 235.000 casos en 24 horas, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos se convirtió en el sexto país en aprobar esta vacuna que se aplica en dos dosis, después de Reino Unido, Baréin, Canadá, Arabia Saudita y México.

La luz verde del regulador sanitario de México, Cofepris, había llegado solo momentos antes del anuncio estadounidense.

“La Cofepris le ha conferido la autorización de uso en emergencias a la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el virus Sars-cov-2”, informó el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell.

Y al igual que en el caso de Estados Unidos, la decisión en México llegó junto a un nuevo máximo de contagios diarios, con 12.253 casos, en medio de una escalada de infecciones y hospitalizaciones en la capital del país.

El gobierno mexicano ya había anunciado esta semana su intención de empezar la vacunación a finales de diciembre, con un primer lote de 250.000 dosis para inmunizar entre este mes y enero de 2021 a 125.000 personas. Pero necesitaba la aprobación sanitaria.

México, con 128 millones de habitantes, suma 1,2 millones de casos de COVID-19 y 113.019 fallecidos. Mientras que Estados Unidos suma más de 15 millones de casos y 295.000 muertes.

Presión

La aprobación en Estados Unidos fue otorgada un poco antes de lo esperado y llegó al final de una jornada en la que se reportó que la Casa Blanca había amenazado con despedir al jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), Stephen Hahn, si el organismo no emitía la aprobación de emergencia este viernes.

El país espera tener 20 millones de personas inoculadas este mes, con prioridad para personal sanitario y residentes de asilos.

El gobierno también dijo el viernes que compró 100 millones de dosis adicionales de la vacuna contra COVID-19 de Moderna, ante reportes que aseguran que dejó pasar la oportunidad de asegurarse un mayor suministro de vacunas Pfizer.

La compra eleva su suministro total de dosis de Moderna a 200 millones, suficiente para inmunizar a 100 millones de personas con el régimen de dos inyecciones. Esta vacuna podría ser aprobada la próxima semana.

Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna se basan en el ARN mensajero y su aprobación constituye un éxito para esta tecnología que no había sido probada previamente. Pero en el mundo, otras dos vacunas candidatas tuvieron tropiezos el viernes.

Los laboratorios francés Sanofi y británico GSK sufrieron un duro revés y dijeron que su vacuna no estará lista hasta finales de 2021, tras unos resultados peores de lo esperado en los primeros ensayos clínicos.

Y Australia también decidió abandonar los ensayos para generar su propia vacuna debido a un falso positivo al VIH, el virus del sida, entre los participantes.

Estos resultados mixtos llegan en momentos en que los contagios se aceleran con fuerza en Norteamérica y partes de África, pero empiezan a estabilizarse en Europa y a caer en Asia y Medio Oriente.

Récord en Brasil

En todo el mundo, se han perdido más de 1,58 millones de vidas a causa del COVID-19 desde que surgió en China hace un año, según un recuento de AFP de fuentes oficiales.

En América Latina, donde ya han muerto más de 466.000 personas, Brasil superó este viernes el récord de 180.000 fallecidos por coronavirus, un número solo superado por Estados Unidos.

Un repunte de la enfermedad llevó a varios estados a adoptar nuevas medidas preventivas pese a que el presidente Jair Bolsonaro asegura que el país está en “el finalcito” de la pandemia.

En tanto, Perú, con 979.000 casos confirmados y más de 36.000 fallecimientos, suspendió este viernes el ensayo clínico de una potencial vacuna china para el covid-19, como precaución ante la detección de problemas neurológicos en un voluntario del estudio.

Alianza AstraZeneca/Sputnik V

Reino Unido se convirtió esta semana en el primer país occidental en autorizar la vacuna Pfizer-BioNTech. Mientras en Moscú, el laboratorio británico AstraZeneca y Rusia anunciaron ensayos clínicos que combinan sus dos vacunas (la rusa es la Sputnik V) contra el coronavirus, para lograr una “mejor respuesta inmunitaria”.

Además, Rusia y China comenzaron ya campañas de inoculación con vacunas de producción nacional que aún no están definitivamente aprobadas.

Y Europa espera decisiones sobre las vacunas de Pfizer y Moderna a fines de diciembre y principios de enero, respectivamente.

Emisiones a la baja

Numerosos países europeos reconocieron el viernes que siguen sufriendo niveles demasiado elevados de contagios del COVID-19 a pocas semanas de Navidad.

Así, los franceses deberán respetar un toque de queda diario a las 20H00 (19H00 GMT), incluida Nochevieja.

En la vecina Bélgica, los hospitales siguen saturados, a pesar de que los brotes no están siendo tan temibles como en Holanda o Alemania. Y en Suiza, el crecimiento de casos es “exponencial”, más de 5.000 al día y el país anunció un toque de queda a las 7:00 pm para tiendas, restaurantes y bares.

Se anunció, sin embargo, una buena noticia. Las emisiones de carbono cayeron un récord de 7% en 2020 cuando los países impusieron confinamientos, según el Global Carbón Project.

Las mayores caídas se registraron en Estados Unidos, un 12%, y la Unión Europea, un 11%.