Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de mayo de 2022

Escritorio

Camila Vallejo y ’40 Horas’: “Es una política que ayudará a la generación de empleo”

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, la diputada comunista y autora del proyecto que busca reducir la jornada laboral se refirió a los desafíos que enfrenta la tramitación del proyecto tras su reactivación en la Comisión de Trabajo del Senado.

Tomás González F.

  Domingo 13 de diciembre 2020 9:21 hrs. 
Camila-Vallejo-8

La Comisión de Trabajo del Senado definió esta semana reanudar la discusión en torno al proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, luego de haber pasado más de un año congelado en aquella instancia -tras su aprobación en noviembre de 2019 en la Cámara de Diputados- y después de haber enfrentado una verdadera ofensiva legislativa por parte del Gobierno, que presentó una iniciativa similar que se mantiene estancada en el Congreso.

Así, a través de un seminario que se desarrollará entre diciembre y enero, se escucharán las opiniones de expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de los especialistas en mercado laboral de las universidades, con el objetivo de integrar a la discusión los alcances de la pandemia del COVID-19 en el mercado laboral y las eventuales implicancias que tendría la aprobación del proyecto. Luego, se pasaría a la discusión del articulado de la moción en la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

De esta manera, vuelve a la palestra uno de los proyectos insigne de la oposición -y del Partido Comunista-, en momentos en que la reactivación económica es la principal prioridad de la administración de Sebastián Piñera. En entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, la diputada comunista y autora del proyecto de las ’40 Horas’, Camila Vallejo, se refirió a los desafíos que enfrenta la tramitación del proyecto en el contexto actual de crisis sanitaria y económica.

¿Por qué es importante discutir la jornada laboral en este momento, a un año del estallido social?

En primer lugar, porque la revuelta popular que se inició en octubre del año pasado demanda a las instituciones políticas, a las autoridades, el hacerse cargo de demandas históricas por la dignidad de las personas. Entre eso, también está la dignidad laboral, la dignidad de las familias chilenas que no tienen tiempo para poder realizarse como familia, tiempo para el ocio, para el descanso, para los cuidados de los hijos y entre los pares. Entonces, me parece que la pandemia, en primer lugar, no puede constituirse en una excusa para no avanzar en aquello que Chile está reclamando en su mayoría, que es justicia, dignidad y buen trato.

Respecto de la pandemia, ¿qué desafíos plantea en términos laborales?

La pandemia también da cuenta de las falencias de nuestro sistema. Por una parte tenemos un mercado laboral que no le da cabida a algo que es fundamental, que es el cuidado de las personas. Ese es un trabajo importante que hoy día no es reconocido y, además, que lo representan principalmente las mujeres. Por otra parte la pandemia ha arrojado un nivel de desempleo tremendo, el desempleo estructural probablemente crezca en las próximas décadas, y es por eso que tenemos que repensar en nuestras relaciones laborales y el tiempo que los trabajadores y trabajadoras le dedican al trabajo, para justamente poder abrir más puestos de trabajo. De hecho, en España se está estudiando la propuesta de reducción de jornada laboral como una política para incentivar la contratación de nuevos trabajadores y trabajadoras, para generar más empleo.

Entonces, tiene que ver con la dignidad, de no perderla de vista, una de las demandas antes y durante el estallido social. Y en segundo lugar, porque creemos que hay que preparar las condiciones para que la nueva normalidad nos permita enfrentar esta situación crítica con políticas que ayuden a la generación de empleo. Y yo creo que ésta es una de ellas.

El proyecto de reducción de jornada laboral de 45 a 40 horas semanales fue presentado en 2017 por las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola. Foto: Archivo.

El proyecto de reducción de jornada laboral de 45 a 40 horas semanales fue presentado en 2017 por las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola. Foto: Archivo.

¿Cree que habiendo legislado antes en esta materia se podría haber evitado el descontento que derivó en el estallido?

No, es mucho más. La injusticia que percibe el pueblo de Chile no tiene que ver solamente con la sobre explotación en materia de trabajo, también tiene que ver con la falta de retribución respecto del trabajo dado a este país. No hay derecho a la educación, ni a la salud, ni pensiones dignas ni derecho a la vivienda, y la gente se cansó. Entonces, no tiene solo que ver con tener justo salario o tener una jornada laboral justa, tiene que ver con muchas otras aristas y por eso la necesidad del cambio en la Constitución.

Ahora, evidentemente nosotros advertimos, advertimos que en Chile había una olla a presión, que eran insostenibles estas jornadas laborales tan largas, con los tiempos de trayecto tan largos, con las cargas que hay sobre las familias para pagar deudas o hacerse cargo de los hijos; y sin embargo no hay tiempo, no hay condiciones para eso. Entonces, lo dijimos, dijimos que esto era insostenible y que había que avanzar en una reducción de la jornada laboral. Y 40 horas yo creo que es lo mínimo, hay países que están discutiendo alrededor de treinta y tantas horas. Que no se haya logrado aprobar en el Senado rápidamente, que todavía esté durmiendo y que recién ahora se reactive a través de seminarios el debate, es algo que lamentablemente da cuenta de que una vez más llegamos tarde a las demandas centrales del país.

¿Aprobar las 40 horas es una manera de responder a las demandas del estallido?

Creo que aprobar las 40 horas es una manera de responder a un grito que hace mucho tiempo está presente en los trabajadores y en las familias trabajadoras: poner en el centro el que el trabajo sirva para vivir y no se viva simplemente para trabajar. Creo que ese es el sentido fundamental del proyecto, y creo que es parte también de las demandas del pueblo de Chile.

¿Cuál es su llamado a los senadores en esta instancia?

Ojalá que mantengan el cable a tierra, que no se olviden que hubo un pueblo que se levantó, que despertó y que demanda dignidad. Por lo tanto, este debate sobre la reducción de la jornada laboral tiene que ir con esa perspectiva. Que ojalá se dé una oportunidad también como una política en pro de la generación de empleo, para pensar un nuevo modelo de desarrollo, donde el mercado laboral y su nueva realidad van a necesitar una mirada distinta. Espero que en el Senado ahora se dé esa discusión también, de cómo generamos un modelo de desarrollo que sea más innovador, que genere mayor valor agregado y que ese valor lo dé la tecnología; que no esté sobre los hombros del esfuerzo y el tiempo de las y los trabajadores.

Diputadas y diputados de distintos sectores se unieron en la 'Bancada Transversal por las 40 Horas', dándole una amplia aprobación al proyecto en la Cámara Baja. Actualmente se discute en la Comisión de Trabajo del Senado. Foto: Archivo.

Diputadas y diputados de distintos sectores se unieron en la ‘Bancada Transversal por las 40 Horas’, dándole una amplia aprobación al proyecto en la Cámara Baja. Actualmente se discute en la Comisión de Trabajo del Senado. Foto: Archivo.