Diario y Radio U Chile

Año XIII, 26 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Víctimas criminalizadas: entorno familiar de Nicole Saavedra arriesga cárcel por acusación de desórdenes públicos

La prima de la joven asesinada está siendo acusada por la Fiscalía de daño calificado y desórdenes públicos, arriesgando incluso pena de cárcel. "Ellos son los violentos y nos quieren dejar mal a nosotras, nos quieren hacer un montaje y ya sabemos que eso es típico", dijo María Bahamondes.

Andrea Bustos C.

  Sábado 26 de diciembre 2020 10:10 hrs. 
Nicole Saavedra


María Bahamondes no se ha rendido desde el 25 de junio de 2016. Desde entonces ha dado una lucha incansable. Primero por la búsqueda de su prima Nicole Saavedra, luego por justicia por su femicidio y hoy por una investigación judicial en su contra.

El crimen de la joven lesbiana en Limache estuvo tres años sin avances en investigación, lo que llevó a que el 22 de junio de 2019, María junto a otras mujeres, en el marco de una manifestación, se tomaran el edificio de la Fiscalía de Quillota, para exigir que el fiscal las escuchara.

En el desalojo ejercido por Fuerzas Especiales el inmueble resultó dañado, y hoy María Bahamondes junto a otras cuatro mujeres son acusadas de daños calificados y desórdenes públicos. Arriesgan una pena de más de tres años de cárcel junto a altas multas.

María Bahamondes asegura que ellas no realizaron ningún tipo de daño y que resulta insólito que instituciones públicas dediquen recursos a criminalizar a las familias de las mujeres asesinadas, quienes también son víctimas, en vez de hacerlo en la búsqueda de justicia. A ello agregó que aquella toma fue una medida desesperada, debido a la falta de diligencia por parte de las autoridades, situación que los había afectado incluso en términos de salud como familia.

“Nosotras no rompimos nada, solo necesitábamos hablar con el fiscal. Ellos (carabineros) entraron rompiendo todo, de forma violenta, tirando todo, tironeándonos a nosotras, golpearon a una compañera. Ellos son los violentos y nos quieren dejar mal a nosotras, nos quieren hacer un montaje y ya sabemos que eso es típico”, comentó María Bahamondes en entrevista con Radio Universidad de Chile.

Consultada respecto a por qué la Fiscalía haya decidido perseverar con tanta fuerza en este caso, María Bahamondes señaló que esto se ha sentido como un castigo por parte de la autoridad.

“Creo que están picados porque después de esa toma de Fiscalía queda al descubierto que ellos fueron unos negligentes, que los tres fiscales anteriores que pasaron pudieron haber hecho los peritajes que se solicitaban y haber encontrado el teléfono de Nicole, haber encontrado a Víctor Pulgar mucho antes, pero no hubo interés, no les importaba Nicole Saavedra. Quedan al descubierto y yo siento que están picados con nosotros”, expresó.

velaton Nicole Saavedra

Según explicó la abogada de María y las otras cuatro mujeres acusadas, Silvana del Valle, como defensa solicitaron el cierre de la investigación una vez transcurrido un año de los hechos, dado que las diligencias ya estaban realizadas y a su juicio no existían antecedentes para acreditar el delito y la participación de sus defendidas.

“El Ministerio Público en lugar de utilizar las atribuciones que la ley le otorga cuando se encuentra con situaciones en las que no hay antecedentes suficientes para continuar con un proceso penal, por el contrario decide acusar pese a la debilidad de las pruebas que existen en el expediente. El 14 de enero tendremos la audiencia de preparación del juicio oral”, dijo.

El enfoque de los recursos

Ante lo que está ocurriendo, para María Bahamondes el problema en esta persecución penal no es solo la acusación en su contra a pesar de no haber hecho más que entrar a la fiscalía para ejercer presión, sin destrozar nada como ha asegurado en innumerables ocasiones.

Lo que realmente les ha llenado de rabia es la forma en que la Fiscalía ha decidido distribuir sus recursos, dado que mientras la investigación del caso de Nicole Saavedra sigue pendiente por, según se les ha dicho, la demora que provoca la pandemia, en este caso la preparación de juicio oral se hará el próximo 14 de enero, también en pandemia.

Para la familia es incomprensible que exista tanta dedicación a un caso de desórdenes públicos, y no a uno de un brutal femicidio.

“Tienen plata para usar todos los recursos y peritajes para inculparnos a nosotras, ¿por qué no lo hicieron con Nicole? ¿Por qué cuando se pedían ADN decían que no había más plata? Se hacía uno que otro, pero no todos, tampoco el peritaje del teléfono, entonces de qué estamos hablando”, expresó María Bahamondes.

A ello añadió: “Me rabia que les duela tanto una silla más que una vida. Estamos muy enrabiadas y decepcionadas de la justicia chilena, porque mientras vamos a ser juzgadas todavía no terminan la investigación en el caso de Nicole”.

fiscalia 2

En tanto, la abogada Silvana del Valle calificó de preocupante la situación que se genera en los casos de femicidios y la inversión de recursos para la justicia.

“Lamentablemente el Estado chileno ha decidido gastar recursos humanos, financieros, tiempo en criminalizar a mujeres que exigían justicia en lugar de seguir investigando el crimen de Nicole Saavedra y otras aristas del caso que podrían involucrar a otras personas en su comisión y al mismo Víctor Pulgar, quien está formalizado en otros crímenes cometidos en la zona”, comentó la integrante de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

No es un caso aislado

Si bien el caso particular de María Bahamondes y otras cuatro mujeres es preocupante en sí mismo, esta situación es la máxima expresión de un accionar judicial que se repite en muchos casos de femicidios, en que las familias de las víctimas son cuestionadas, criminalizadas e ignoradas por las fiscalías.

El caso de Nicole Saavedra desde su inicio es una expresión de aquello, pues la familia no fue considerada ni siquiera cuando intentaba denunciar su desaparición. Según recordó María Bahamondes, siempre fueron ignorados, se filtraba la información a la prensa antes que la conociera la familia, no se les compartían los avances del proceso y hoy además son investigadas.

“Cuando el fiscal Juan Emilio Gatica me dice que él no entiende lo que es perder un familiar porque nunca se le ha muerto ninguno, me dejo}ó más que claro que son indolentes, que no les interesa buscar a Nicole”, expresó Bahamondes sobre el caso.

En tanto, la abogada Silvana del Valle explicó que es común ver a las autoridades actuando de manera poco prolija e indolente en estos casos. Ello ha sido señalado también por la Agrupación de Familiares de Víctimas de Femicidios, quienes desde su organización han dado cuenta de que todos viven una realidad similar ante el sistema de justicia.

“Los relatos de las mujeres y hombres que pertenecen a esta agrupación todos son muy similares, y es que existe un maltrato por parte de las instituciones que debieran investigar estos crímenes hacia los familiares, culpabilizándolos en muchas ocasiones de la situación ocurrida. Derechamente diciéndoles que si las familias hubiesen hecho denuncias esto no habría ocurrido”, dijo la abogada.

Silvana del Valle

“Nos encontramos con que toda la institucionalidad maltrata muchísimo a familiares de victimas de femicidios, esta es la probablemente la persecución más grave que ha vivido un familiar porque en otras situaciones lo que ha ocurrido es que se han accionado a través de recursos de protección, o de otras acciones más bien de carácter civil. En cambio en este caso hay una persecución penal, el Ministerio Público pide cárcel para estas mujeres, que lo único que estaban haciendo era utilizar su derecho a libertad de expresión, de reunión y exigiendo, de acuerdo a tratados internacionales, que el Estado de Chile cumpla con sus obligaciones, nada mas que eso”, agregó.

A juicio de la profesional, esto es una señal de que las mujeres deben guardar silencio, pues de lo contrario, al defenderse de las agresiones son perseguidas.  A ello agregó que si bien existen unidades especiales dentro del Poder Judicial para abordar los casos de género, esto en la práctica no se ve reflejado.

“El llamado es ese, a que el Ministerio Público, como agente estatal, se de cuenta que los derechos humanos de las mujeres debieran ser un motor de su actuar”, expresó.

El proceso tendrá un paso importante el próximo 14 de enero. Según dijo Silvana del Valle el Ministerio Público todavía tiene posibilidad de echar pie atrás y enfocarse en más bien resolver el caso de Nicole.

En tanto, María Bahamondes, acusada en esta situación destacó estar tranquila, porque si bien sabe que se expone a penas de cárcel, al menos el femicida de su prima ya está recluido.

“Yo tengo la tranquilidad de que Víctor Pulgar está tras las rejas y me voy tranquila si llegan a detenerme. Me da pena que mi familia quede sufriendo afuera, pero estoy tranquila de que este tipo no volverá a tocar a otra mujer o niña, ésa es mi tranquilidad”, concluyó.