Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Raúl Sohr y Latinoamérica: “Probablemente, el 2021 o el 2022 vamos a ver un despertar social provocado por la desigualdad”

Sobre la proyección para América Latina, el analista no derrocha optimismo, pues la pandemia del coronavirus afectó de tal manera que los años venideros podrían cobijar un peligroso estancamiento económico, o que desencadenarían una serie de crisis que podrían desestabilizar a la región.

Camilo Villa J.

  Domingo 27 de diciembre 2020 17:51 hrs. 
Raul sohr


Se acaba el año 2020 y deja un sabor amargo. La pandemia del coronavirus truncó el despegue económico de muchos países y terminó por amerizar a otros. En Latinoamérica, la pandemia golpeó de manera brutal. Según estadísticas de la CEPAL, la economía de la región se contrajo un 7,7 por ciento, posicionando al año que se va como el peor de los últimos 120 años.

A esto se suma el descontento social en la región, que ya ha cobrado varios estallidos en distintas naciones sudamericanas. Tomando el 2020 como base, la proyección para Latinoamérica el año venidero no es la más auspiciosa.

Así lo cree el analista internacional Raúl Sohr, quien, de todas maneras, destacó el cambio de gobierno que acontecerá no en Latinoamérica, pero sí en un país muy influyente para la zona: Estados Unidos.

Para Sohr, la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca es una buena noticia para la región, pues el mandatario electo de Estados Unidos conoce la zona como pocos políticos de su país.

“Biden es, por decirlo de alguna manera, un latinoamericanista en Washington. En su condición de vicepresidente de Barack Obama vino en 16 oportunidades a América Latina y él, hasta cierto punto, manejó las relaciones con la región. Si bien esto depende del Departamento de Estado, en mucho de lo que era la representación presidencial, fue Biden quien estuvo a cargo de esta situación”.

“Biden tuvo un rol protagónico en relación a América Latina, y cabe pensar que esta región estará mucho más alta en la agenda de Estados Unidos que lo que ocurrió en el Gobierno de Trump”, agregó Sohr.

 

biden 2

 

En ese sentido, el analista sostuvo que con la salida de Trump de la Casa Blanca, la relación de Washington con Latinoamérica solo puede mejorar.

“El término del gobierno de Trump marca una situación que solo puede mejorar para el conjunto de América Latina, en cuanto a las relaciones con Estados Unidos”, sostuvo.

Para ejemplificar lo anterior, Raúl Sohr recordó que Chile carece de embajador estadounidense en el país, lo que sería un inequívoco síntoma de la poca relevancia que Trump otorgó a la región.

“No deja de ser sintomático que Chile ha estado, en los últimos años, sin un embajador estadounidense. Esto habla volúmenes sobre la no importancia que dio el gobierno de Trump a América Latina. En general, Trump aisló a Estados Unidos, hubo un retroceso grande de las relaciones que ha tenido un el hemisferio con Estados Unidos”.

Sobre la proyección que sostiene para América Latina, Sohr no es el más optimista, pues la pandemia del coronavirus afectó de tal manera que los años venideros podrían cobijar un peligroso estancamiento económico, o que desencadenaría una serie de crisis que desestabilizaría a la región.

“El conjunto de la región va a enfrentar un 2021 muy, muy difícil. El daño que ha causado y seguirá causando el Covid-19 es descomunal, el aumento del desempleo y el deterioro de las condiciones económicas ha llevado a que se vuelva a barajar la posibilidad de enfrentar otra década perdida, es decir, una década sin crecimiento como ha ocurrido en el pasado no tan distante. Podríamos volver a enfrentar una situación de gran crisis financiera, pues los problemas sociales que se están acumulando a causa del Covid-19 son gigantescos”.

Al respecto, el analista sostuvo que la pandemia ha acelerado el descontento de la población, pues se han evidenciado con más fuerza que nunca las desigualdades y las carencias sociales. Por lo mismo, aunque el clamor se ha apaciguado, pueden venir nuevos estallidos el año entrante.

“Se ha dicho que el Covid-19 es un acelerador de la historia, es decir, aquellas tendencias que venían en camino se agudizan aun más, y una de las tendencias que ha venido en camino es la polarización. América Latina venía en un proceso de polarización política un poquito antes que estallara el Covid, pues antes había varios países que estaban viviendo revueltas, incluido Chile. Esas tendencias se han adormecido, hasta cierto punto, a causa de la pandemia, pero las razones y motivos que provocaron estas enormes movilizaciones sociales, en Ecuador, en Perú, incluso en Colombia, se han agudizado, este adormecimiento es transitorio y, probablemente, el 2021 o el 2022 vamos a ver un despertar social producto de un malestar provocado por la desigualdad creciente en nuestros países y el deterioro económico y social que se está viviendo”.

En este contexto, Raúl Sohr relevó el papel de los movimientos sociales, los cuales ya no tienen las mismas características de años anteriores, donde el sindicalismo era homogéneo, pues ahora diversas expresiones han enriquecido las demandas y conciencia de la gente, lo que ha permitido cambios reales no solo en la ciudadanía, sino en la manera de hacer política de las autoridades.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.