Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Paulina Astroza y el “alivio” de Europa para el 2021: “Biden quiere retomar los lazos con los países de la UE”

La directora el Programa de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción adelantó el panorama para el continente en 2021, que entre otras situaciones estará marcado por el retiro de la canciller alemana, Angela Merkel.

Camilo Villa J.

  Viernes 1 de enero 2021 10:16 hrs. 
Paulina Astroza


Finalizó el año 2020 con pleno desarrollo de la pandemia del coronavirus. Europa se ha viso azotada por el Covid-19, a tal punto que está pasando por una de las crisis económicas más grandes de su historia.

No solo eso. Este 2021 será escenario de varios acontecimientos para el llamado Viejo Continente. La administración de la Casa Blanca, al otro lado del Atlántico, cambió, lo que significa un nuevo aire para la Unión Europea y, por el contrario, un traspié para Gran Bretaña luego de su salida de la comunidad, pues Boris Jonhson tuvo una relación muy cercana con Donald Trump, quien -contra su voluntad- dejará el poder en Estados Unidos dando paso a Joe Biden.

Otro acontecimiento pasará: la canciller de Alemania, Angela Merkel, dejará el poder tras 16 años al mando. Quien es la principal líder de la política europea deja su puesto y aun nadie sabe a ciencia cierta qué pasará con su ausencia, pues ella fue pilar, sobre todo en el último tiempo, de la cohesión europea.

Para profundizar en la Europa del 202, Radio y Diario Universidad de Chile dialogó con Paulina Astroza, directora el Programa de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción, quien adelantó que, al menos en lo que se vislumbra, este 2021 será un mejor año para Europa que lo que fue el 2020.

Joe Biden será el nuevo inquilino de la Casa Blanca y supone un cambio en su política exterior con respecto de Donald Trump. ¿Cómo se relacionará Washington con la Unión Europea después de las trizadas relaciones que dejó el actual mandatario?

Yo creo que van a mejorar las relaciones, no va a haber un cambio de 180 grados porque ya, desde la época de Obama, la mirada de Estados Unidos va más hacia el Asia Pacífico, se habían dejado de lado, en alguna medida, las relaciones con Europa, no teniendo el mal trato como lo tuvo Trump, pero sí los europeos se quejaban en aquella época que Obama los había dejado de lado por su visión hacia el Asia Pacífico. Por lo demás, Obama tuvo algunos desencuentros con Angela Merkel por el espionaje de EE.UU. al teléfono de ella, aunque finalmente el ex presidente estadounidense decide que el último país que visitaría como mandatario sería Alemania. Fue a ver a Angela Merkel y el mundo entendió que le entregaba el testimonio del ‘mundo libre’ de la ‘democracia liberal’ frente a lo que venía con Trump.

Claramente, Biden tiene una mejor visión de la Unión Europea de la que tiene Trump. De hecho, históricamente, la primera llamada que hace un presidente electo norteamericano a un europeo es a la autoridad del Reino Unido. Esto es así por la tradición que hay entre los dos países, sin embargo, este año, en el comunicado que hizo la oficina de Biden, se puso en orden alfabético a los países que llamó, entonces no se sabe si llamó primero a Boris Johnson o no. Lo que se dice es que habría llamado primero a Merkel y a Emmanuel Macron para dar un gesto político de que su relación con la Unión Europea será distinta y que quiere retomar los lazos los países de la Unión Europea, más aun ahora que se concretará el Brexit. Por lo tanto, la señal política ya Biden la dio. Yo me pregunto cuál será el primer viaje que realizará Biden a Europa, si será Berlín, París, Bruselas o Londres. Esto será un mensaje muy claro de qué políticamente la administración Biden le querrá decir a la Unión Europea y al propio Boris Johnson en el escenario actual.

Ya desde el 2021 Gran Bretaña cierra el proceso del Brexit y derechamente queda fuera de la Unión Europea. Al respecto ¿Cómo será la relación EE.UU.-Reino Unido con Biden tomando en cuenta el acercamiento que tuvieron siempre Donald Trump y el primer ministro británico, Boris Johnson?

Yo creo que será una relación difícil, principalmente porque Johnson había apostado por la reelección de Trump, fueron muy cercanos, y dentro de lo que Boris Johnson utilizaba como arma de negociación con los europeos era el firmar un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos. Así presionaba a la Unión Europea, sin embargo, Biden, en las medidas anunciadas para los cien primeros días, en ninguna parte aparece a intención de celebrar un TLC con el Reino Unido, como había prometido Trump  Johnson. Por otro lado, Biden ya le dijo a Johnson que el Brexit no podía poner en riesgo a las fronteras en Irlanda, esto, porque Biden es descendiente de irlandeses, y los demócratas son muchos más cercanos a Irlanda. Ante el llamado de Biden a Johnson, el primer ministro británico da pie atrás con la ley que violaba el acuerdo con la Unión Europea y que ponía en riesgo la frontera entre las dos Irlandas, manteniéndose así lo que Europa le había exigido a Johnson, que es que entre las dos Irlandas no haya controles fronterizos. Adicionalmente, Irlanda del Norte queda sometida a las normas de la Unión Europea en materia aduanera y de comercio. Entonces, acá hubo un gesto directo de Biden influyendo en Johnson, presionándolo para que retirara la ley que ponía en riesgo la frontera en Irlanda. Esto ya indica que la actitud de Biden va a ser muy distinta con Johnson a la que tenía Trump.’

 

boris johnson

¿La relación entre Estados Unidos y Reino Unido será en un ambiente de tensión entonces?

No sabemos, porque una de las características que tiene Johnson es que es súper camaleónico. Él se adapta muy rápido, de hecho, lo hizo con el llamado de Biden, pues retiró la ley y llegó a acuerdo con los europeos, por lo tanto, Johnson no tiene problemas en cambiar y lo hará, seguramente, según los requerimientos de Estados Unidos. Lo que será incómodo para Johnson es que Estados Unidos no tiene ninguna intención, en el corto tiempo, de celebrar un TLC con el Reino Unido y, sin embargo, vamos a ver si Biden retoma las negociaciones de un TLC con la Unión Europea que Obama ya había iniciado y que Trump cortó. Si Biden sigue la lógica de Obama, va a tratar de celebrar un TLC con la Unión Europea y no con el Reino Unido, y eso va a aislar más a Gran Bretaña.

Con la llegada de Biden a la Casa Blanca habría entonces un ganador -la Unión Europea- y un perdedor -Gran Bretaña-.

Claramente. Cuando declaran ganador a Biden, los tweet de las principales instituciones de la Unión Europea y de los principales líderes de Europa felicitando a Biden fueron casi automáticos, como si tuviesen listo el tweet para el momento. Y es que hay un alivio en la Unión Europea porque las relaciones con Trump fueron muy malas. Cuatro años más hubieran sido muy complicados para Europa, más aún con el Brexit en la puerta. Europa estaba esperando el triunfo de Biden, lo que no significa que no vayan a tener diferendos o intereses contradictorios en algún momento, pero claramente es un alivio frente a este paréntesis que fue Trump y que dañó tanto las relaciones.

La pandemia del coronavirus ha golpeado con particular fuerza a Europa. Los índices de desempleo se han disparado y la economía se ha contraído como no lo hacía en años. ¿Será el 2021 el año que Europa pueda sobreponerse a la crisis generada por la pandemia?

Yo creo que sí, en la medida en que la vacunación aumente. De hecho, ya se están viendo repuntes en algunas economías. Lo que hizo la Unión Europea este año, a diferencia de lo que hizo para la gran recesión del 2008, es que adoptó medidas muy rápidas para tener dinero encima de la mesa y así ir en ayuda de los Estados para que éstos no tengan que endeudarse, como ocurrió con la crisis del Euro. Por un lado, aprobaron el presupuesto plurianual de la Unión Europea -mismo que antes de la pandemia generaba problemas para aprobarse- y resulta que no solamente lo aprobaron, sino que lo aumentaron, y éste es el presupuesto que dura siete años y que financia las actividades de la Unión Europea. Segundo, aprobaron el plan de recuperación económica, que son 750 mil millones de euros que la Unión Europea pedirá prestado al mercado financiero, cosa que Alemania nunca había querido, por lo que Angela Merkel rompe ese tabú, para ir en ayuda de los Estados afectados por el Covid. El plan de recuperación económica más el presupuesto plurianual significan billones de euros que la Unión Europea ha puesto sobre la mesa para enfrentar esta crisis. Si a esto sumamos la vacuna -Europa comenzó a vacunar el 27 de diciembre- evidentemente se irá aliviando a la economía, a la gente, siempre y cuando esta nueva variante del Covid no siga causando estragos. Cabe mencionar que con todo esto, el Reino Unido, al no ser parte de la Unión Europea, no participa ni en el presupuesto plurianual ni menos en el fondo de recuperación económica: ahí se dará cuenta lo que estar fuera de la Unión Europea.

La canciller alemana, Angela Merkel, dejará su cargo en el segundo semestre. Con más de 15 años en el poder ¿Cómo se ve el futuro de Europa sin ella?

Angela Merkel ha sido fundamental durante los 15 años que lleva en el Gobierno. Ella le ha dado gran estabilidad a Europa en algunos momentos, transformando a Alemania el país que va impulsando al resto de los países, tal como lo que acaba de hacer con la propuesta de recuperación económica. La verdad es que tanto al interior de Alemania como en el resto de los países de la Unión Europea se preguntan qué va a pasar cuando Merkel ya no siga ahí. Han pasado varios presidentes de Francia, varios primeros ministros del Reino Unido, varios presidentes de Estados Unidos y Angela Merkel ha estado desde el año 2005. El problema está en que ella -y eso es lo que se le critica- no supo dejar a un sucesor o sucesora fuerte que siguiera con las mismas características. Han surgido liderazgos y hay uno en particular, Friedrich Merz , que es el más popular hoy dentro de la Unión Demócrata Cristiana -el partido de Merkel-, pero tiene un perfil mucho más de derecha, se lleva muy mal con Merkel, algunos lo llaman el Trump alemán, y él es el que está teniendo mayor apoyo en el partido, lo que podría cambar el eje dentro de Alemania y, por ende, repercutir en el resto de Europa. Entonces sí es un tema el de la sucesión. Hay gente que nació en Alemania y solo la han conocido a ella, hay toda una generación que ha crecido bajo su liderazgo.

Merkel

 

¿Cuánto ha aportado a la cohesión de Europa?

Mucho. A veces han tenido problemas, se le criticó mucho para la crisis del Euro porque no tuvo la misma actitud que está teniendo hora, y se reconoce -incluso por parte de ella- que las medidas que se adoptaron por la crisis del Euro, especialmente las de austeridad en España, Italia, en Grecia, finalmente causaron mucho más daño a que si hubiese actuado de otro modo. Entonces ha habido altos y bajos en la relación de Angela Merkel, ella no siempre ha estado en el top, su gobierno casi cayó hace un par de meses atrás debido a la pandemia. Ella había perdido varias elecciones de su partido a nivel regional, ha perdido parlamentarios, de hecho, ingresa la ultraderecha al Parlamento y se le echa la culpa a ella por la actitud que tiene con los inmigrantes, pero hoy, con la gestión de la crisis, Merkel está por sobre el 75 por ciento de aprobación en Alemania, después de 15 años. Eso no lo logra nadie. Merkel es un personaje que, políticamente, ha tenido sus altos y bajos, pero está terminando muy arriba hoy.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.