Diario y Radio U Chile

Año XIII, 27 de febrero de 2021

Escritorio MENÚ

Vasili Carrillo: “Para mí no es nada nuevo esta suerte de persecución de parte de la derecha política”

Vasili Carrillo, exintegrante de el Frente Patriótico Manuel Rodríguez responde a las criticas y a la petición de la UDI al Servel para que baje su candidatura como constituyente, y de paso reafirmó que asume "la responsabilidad moral y política de todo lo que hizo el FPMR".

Rocío Olivares Mardones

  Sábado 6 de febrero 2021 9:40 hrs. 
Imagen de YouTube


Vasili Guillermo Carrillo exconcejal de la comuna de Lota (2012-2016) y exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), fue parte de quienes se mostraron como opositores activos a la dictadura de Augusto Pinochet.

Hijo de Isabel Nova e Isidoro Carrillo, destacado dirigente político y exalcalde de Lota (1963-1967). Vasili fue un joven que siempre estuvo ligado al trabajo social y comunitario. Con tan solo 16 años fue detenido por primera vez el 17 de septiembre de 1973, donde permaneció  la comisaría de Lota Bajo, en el Estadio Regional de Concepción y en la Base Naval de Talcahuano. Lugares donde fue torturado e interrogado por el paradero de su padre.

En noviembre de 1973 se ve obligado a abandonar Lota, partiendo al exilio político en marzo de 1974, con destino a la República Democrática Alemana, en donde realizó estudios de Dibujo Técnico y otras actividades vinculadas a la solidaridad con Chile.

Pese a su salida del país, su único objetivo es regresar a su lugar de origen y aportar en la lucha por el término de la Dictadura, es por ello que en 1975 viaja a Cuba donde, junto a un grupo de jóvenes, comienza a prepararse política y militarmente con el objetivo de aportar a la lucha anti-dictatorial en Chile.

Inmediatamente después de regresar al país, se sumerge en la clandestinidad en 1985, con el objetivo de incorporarse a puestos de responsabilidad en el FPMR, cumpliendo diferentes misiones en la organización. Un año más tarde es detenido en Santiago por la Brigada de Asalto de la Policía de Investigaciones, siendo puesto a disposición del Fiscal Militar Fernando Torres Silva, quien lo acusó de participar en el atentado a Augusto Pinochet y en la internación de armamento en el norte del país, debiendo permanecer a causa de esto cinco años en prisión. 

El 1 de julio de 1991 sale en libertad bajo fianza, y en 1993 es condenado definitivamente por la Corte de Apelaciones de San Miguel a 3 años y 541 días de prisión. Sin embargo, la Corte al constatar que Carrillo estuvo en prisión cerca de 5 años, debió dejarlo en libertad por entender que su pena ya estaba cumplida.

En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile, Carrillo actual candidato a constituyente por el distrito 21 (Alto Biobío, Antuco, Arauco, Cabrero, Cañete, Contulmo, Curanilahue, Laja, Lebu, Los Alamos, Los Angeles, Lota, Mulchén, Nacimiento, Negrete, Quilaco, Quilleco, San Rosendo, Santa Bárbara, Tirúa, Tucapel, Yumbel), aclaró su postura frente al actual proceso que vive el país y respondió a las duras criticas hechas por la bancada UDI sobre su candidatura.

 ¿Qué es lo que lo motivó a postularse como constituyente?

Bueno la verdad es la misma motivación que he tenido por décadas. En el año 80 siendo militante del Partido Comunista y posteriormente siendo militante del FPMR, ya levantamos la reivindicación de terminar con la constitución del 80, porque esta no representa en definitiva la voluntad de nuestro pueblo, de nuestra sociedad.

A esto se suma también la necesidad de poner la práctica otros puntos de reivindicaciones como son la AFP, como son los derechos que han sido vulnerados por décadas a nuestra ciudadanía; por ejemplo el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho a la vivienda digna, al trabajo. Por lo tanto es la misma motivación que tuve en su momento para luchar contra la dictadura, es la misma motivación que tenido durante toda mi vida, y creo que justamente a eso se le suma la motivación que ha manifestado la el pueblo chileno, nuestro territorio, las comunidades, los hombres y mujeres de nuestro país que han entendido que no se puede votar por la derecha que representó ese 20 por ciento que votó por el rechazo, no se puede votar por esa derecha que representa los ideales de Jaime Guzmán, cuando planteaba esta constitución que tenía que permanecer de por vida gobierne quien gobierne.

Por lo tanto, estas motivaciones políticas, sociales, éticas han sido parte de la motivación de de mi vida y en eso tengo que agradecer enormemente a la coordinadora Nahuelbuta Biobío, quienes confiaron en mí y pusieron esta responsabilidad que espero cumplir cabalmente, porque en definitiva lo que ha sucedido durante décadas y principalmente a partir del 18 de octubre es que nuestro pueblo se cansó de que quienes han gobernado durante estos 40 años, quienes impusieron este modelo desarrollo económico, político y social, que tiene un sustento ideológico y constitucional de derecha. Y es por esto que hoy día necesitamos construir ese proceso junto a los movimientos sociales, a partir de la participación de los territorios, de la ciudadanía, un proceso constituyente que todos los elegidos en esta convención; y esto será un requerimiento que me encargaré de hacer, es que garanticen al menos una vez a la semana un acto de participación ciudadana, ya sea cabildo, asambleas, reuniones ciudadanas, etcétera.

¿Cuál crees que son los temas primordiales que deben abordarse en esta nueva constitución?

En primer lugar tenemos que cambiar el sentido de Estado, desde el punto de vista que no podemos seguir siendo un estado subsidiario donde el poder político este abogado exclusivamente para las trasnacionales y empresas, necesitamos construir un Estado social de derecho que sea capaz de poner a sus comunidades en primer orden y restablecer lo que son los derechos salud, la educación gratuita, el derecho a la vivienda, el derecho a un sueldo digno, terminar con con el actual sistema de seguridad social, que hipoteca la vida de nuestros pensionados. Debemos ser un Estado plurinacional, que reconozca a todas las entidades de nuestro país, que asegure una real descentralización.

En Lota tenemos un presupuesto anual de aproximadamente 8 mil 500 millones de pesos, en cambio Las Condes tiene un presupuesto anual de más de 220 mil millones de pesos, y así hay otras comunas mucho más pobres que Lota, por eso tenemos que garantizar que los consejos municipales y consejos regionales sean verdaderos Gobiernos comunales, que sean capaces de responder a los derechos de la ciudadanía. Derecho a rescatar nuestras riquezas, por ejemplo renacionalizar el cobre, nacionalizar el litio, tenemos que recuperar las aguas, en fin son tantas las cosas que debemos reconstruir en esta nueva constitución y ojo que tenemos todas las posibilidades de hacerlo, porque somos un país extremadamente rico y por lo tanto es sumamente fácil transformarlo, si es que ponemos al ser humano como principal protagonista de este reivindicación.

Durante el estallido social uno de los temas que quedó más evidenciado es la desconfianza de parte de la ciudadanía hacia los partidos políticos y representantes públicos. ¿Cómo observa usted esto? 

Bueno aquí lo que ha sucedido es que este modelo de desarrollo económico de nuestro país, no solamente nos había robado el agua, la salud, la vivienda, sino algo mucho más grave ha comido el alma y la conciencia de nuestra gente, por lo tanto hoy día indudablemente lo que necesitamos es cambiar todo lo relacionado a cómo construimos también desde ese punto político, social donde los políticos en general, los partidos no funcionan con la lógica que habían funcionado antes, en general los políticos lo que buscan es obtener un cargo público poniendo como principal objetivo su bolsillo. Mi padre fue alcalde de la comuna de Lota hasta el golpe militar de 1973 y mi padre al igual que muchos viejos de antes nunca recibió sueldo por hacer su trabajo, en esos tiempo los políticos, los dirigentes sindicales de la época, lo hacían por verdaderas convicciones, o sea colocando en el centro el servicio el servicio social y esa creo que es la principal demanda de la sociedad chilena, ahora no solamente los político de ahora tienen esa mirada sino también los dirigentes sociales y otras instancias.

Por eso hoy está la gran oportunidad de cambiar y construir un país distinto, que recoja la memoria de aquellos que dieron su vida por un país diferente, por un cambio, hubo hace 40 años jóvenes que tenían la misma edad que los jóvenes de ahora, que fueron capaces de dar su vida por terminar con la dictadura y por avanzar en la construcción de un Chile más justo.

¿Qué opina sobre la petición que la UDI hizo al Servel, para impugnar su candidatura, bajo el argumento de que no cumple con los requisitos al estar “afecto a una condena a pena aflictiva”?

Creo que la UDI no tiene autoridad moral para cuestionar mi candidatura, ese partido fue responsable y cómplice de tantos crímenes cometidos en la dictadura, y hoy son parte del Gobierno que ha violado los derechos humanos; como han dicho varios organismos internacionales, dónde hay más de 400 jóvenes que han sido mutilados, perdiendo su vista parcial o total. Pero además la UDI tiene dirigentes que son, o han sido acusados de actos de corrupción, ya sea ocupar dinero que le han prestado las empresas para sus campaña o funcionamiento político, entonces de verdad creo que no tienen la autoridad moral para siquiera plantear algo como esto.

Además lo que más me sorprende es la falta de desconocimiento y falta de capacidad profesional de sus abogados, ya que yo jamás fui condenado a pena aflictiva, yo fui condenado por un “delito” a tres años de cárcel, y fui condenado por otro “delito” a 541 días; es tan así que el ministro en visita el año 93 de la corte de apelaciones el señor Villavicencio, me dijo textualmente: “señor Carrillo no le voy a condenar a penas aflictiva porque alguna vez usted debería ser diputado de la República de Chile”, por lo tanto creo que hay un desconocimiento absoluto no hay ningún grado menor o máximo de pena.

Tampoco hay que olvidar que yo fui candidato alcalde el 2004 y candidato a concejal el 2008 , siendo electo el 2012 para ocupar este cargo durante cuatro años, pero además he trabajado como funcionario público en la municipalidad de Lota, espacio donde cada año mi contrato pasa por la Contraloría General de República, cosa que no es menor pues, uno de los requisitos para ser funcionario público es no es no haber sido condenado a pena aflictiva, entonces a mí me sorprende esta falta de rigurosidad y falta de profesionalismo.

Ahora yo lo tomo como parte de lo que toda mi vida he sufrido, yo a los 16 años estuve preso y fui torturado, tuve que salir a los 17 años al exilio y mi padre fue asesinado, sin mencionar que posteriormente cuando volví a Chile, volví a ser torturado y por suerte soy  uno de los pocos presos políticos que logró acreditar la tortura y condenar a quienes lo hicieron el año 86, por lo tanto para mí no es nada nuevo esta suerte de persecución de parte de la derecha política en este país.

¿Cree que sigue existiendo persecución política hacia su persona, o a lo que representa?

Por supuesto, esto es el reflejo de la odiosidad y el temor que tiene la UDI, de que hayan un representantes de otros sectores políticos, representante del mundo social, representante del mundo independiente, que personas así se presenten en la convención constituyente para elaborar una nueva constitución. Yo no milito desde el año 1991 en ninguna organización política, soy independiente y pese a que si tengo una clara identidad política e ideológica; soy un hombre de izquierda, la verdad no estaba en mis planes ser candidato constituyente, pero hace varios meses comencé a participar en la provincia de Biobío y en la provincia Arauco en una coordinadora de organizaciones sociales, llama a Coordinadora Nahuelbuta Biobío Constituyente, y fue desde ahí que tras un largo proceso de ser candidatos, junto a otros compañeros y compañeras fui electo.

Por lo tanto esta actitud que a tomado la Unión Demócrata Independiente solo demuestra la odiosidad y el temor al cambio, manifestándose en votar por el rechazo, en la trampita que dejaron instalada con eso de los 2/3 y eso se suma a todo, esta situación de persecución.

¿Es verdad las acusaciones que le hace la UDI sobre su supuesta participación en el atentado de Augusto Pinochet y porte ilegal de armas?

Yo no voy a renegar nunca de mi pasado me considero ser parte de una generación patriótica que asumió lo que la declaración universal de los derechos humanos y la doctrina social del iglesia decía, el derecho a revelarnos ante una tiranía criminal, por lo tanto desde ese punto de vista nos revelamos e hicimos uso de todas las formas de lucha y en ese contexto asumo la responsabilidad moral y la responsabilidad política de todo lo que hizo al FPMR. Ahora una cosa distinta es que jamás se me pudo comprobar la participación de aquellas acusaciones, las acusaciones que me hizo la fiscalía militar y particularmente Torres Silva; que hoy está preso por violación los derechos humanos.

Yo fui condenado por militar en el Frente Patriótico a tres años y otra condena de 541 días por supuesta tenencia de armas, que nunca se pudo comprobar porque cuando me detuvieron ni siquiera me encontraron un cartucho de 22 mm; eso que dicen popularmente para matar gatos.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.