Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 17 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Vacunas no, vacunas sí: confusa “comunicación de crisis” del Gobierno por proceso para población migrante

Aunque desde el Ejecutivo se aclaró este jueves que sí se vacunará a los migrantes irregulares que se autodenuncien, las palabras del canciller Allamand dejaron la polémica abierta. "Esto habla de un serio problema entre la dimensión técnica y la dimensión política", advierte el analista Marco Moreno.

Andrea Bustos C.

  Jueves 11 de febrero 2021 20:40 hrs. 
Según las cifras del Minsal, al 4 de julio son 12.706.871 personas vacunadas


“Bien concreto, se van a poder vacunar a todos los habitantes de Chile pero nosotros no vamos a propiciar el turismo de vacunas”. Con estas palabras el ministro de Salud, Enrique París, aclaró este jueves la polémica que se generó en torno a la limitación de vacunas para migrantes irregulares, lo que había sido anunciado ayer miércoles por el canciller Andrés Allamand.

El jefe de la cartera de Salud aseguró, sin embargo, que a pesar de la confusión que propició el ministro de Relaciones Exteriores no hay ningún tipo de descoordinación con la Cancillería.

“Vacunaremos a los inmigrantes, nunca hemos dicho lo contrario, como corresponde hacerlo. ¿Cuándo? Cuando según el calendario que todo el mundo conoce, y van a seguir conociendo a medida que pasen los días, les corresponda vacunarse, ya sea por edad, por patología, comorbilidad, es decir, igual que todos los compatriotas”, comentó en el balance COVID-19 de esta jornada.

Las aclaraciones se escucharon en la voz del ministro de Salud, pero también de la subsecretaria de Salud Pública y del jefe del Departamento de Extranjería y Migración.  Sin embargo,  los cuestionamientos hacia el Ejecutivo ya se habían generado, especialmente porque no vacunar a todos los habitantes podría dar paso a un problema de salud pública.

Sobre esta situación, el sacerdote Felipe Berríos lamentó el anuncio dado por Cancillería este miércoles, puesto que generaba discriminación y a la vez problemas en el combate de la pandemia.

“Que se evite el turismo de gente que viene a ponerse vacunas es comprensible, pero lo otro no tiene ninguna lógica. Yo vivo en el campamento con muchas personas que no tienen todavía su situación regular y basta que ellos estén infectados para que no resulte la vacunación. El bicho no solo se vence con vacuna, se vence con solidaridad”, comentó el jesuita en entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile.

En tanto, desde el área sanitaria, el vicepresidente del Colegio Médico, doctor Patricio Meza, valoró finalmente la rectificación puesto que limitar la inoculación iba por un camino incorrecto.

“Desde el punto de vista sanitario es una medida que no tiene ningún respaldo. Además, como todos entendemos, la vacunación es un hecho que nos protege de forma individual pero también tiene un rol de protección colectiva, de tal modo que si nosotros no vacunamos a las personas migrantes probablemente no vamos a llegar tampoco a alcanzar el porcentaje de población necesario para tener inmunidad de rebaño”, expresó.

Andrés Allamand.

El canciller Andrés Allamand comunicó este miércoles que no se vacunaría a los migrantes irregulares, sin embargo, fue desmentido por las autoridades de salud.

Además, Meza advirtió que esta medida no sólo va en contra de los derechos de los migrantes sino también en contra de las políticas que históricamente ha tenido Chile en materia de inmunización.

“Celebramos que esto se haya retrotraído y que quienes son migrantes en nuestro país tengan la certeza que se les dará el mismo tratamiento en términos de salud como a cualquier otra persona que esté en nuestro territorio. Como también garantizarles el hecho de que si en algún momento están enfermos ellos tienen, de acuerdo a los derechos internacionales, garantizado el derecho a la salud en nuestro sistema sanitario”, aclaró.

En tanto, sobre la situación que se está viviendo en Colchane, el vicepresidente del Colegio Médico agregó que han estado en constante conversación y apoyo al equipo médico local, desde dónde les han reportado que la situación está controlada en materia sanitaria.

Sin embargo, sí se necesitan refuerzos y equipos que puedan apoyar la actividad del consultorio local, esto no solo por la atención que pueden requerir los migrantes, sino también en protección y cuidado de la población local para que la comunidad siga teniendo todas las condiciones para mantener su vida y protección en la pandemia de forma normal.

La revelación de problemas de fondo

Si bien el ministro de Salud, Enrique Paris, evitó entrar en detalles respecto de por qué se generó el error en el Gobierno, más allá de las rectificaciones efectivamente las posturas cruzadas existieron y fueron públicas.

Respecto de lo que esto significa políticamente, el analista Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, expresó que lo sucedido revela una confusión permanente entre las decisiones políticas y las decisiones técnicas en el tema de la pandemia por parte del Gobierno.

“Esto habla de un serio problema entre la dimensión técnica y la dimensión política y más aún habla de un desgobierno. Yo creo que esto está demostrando falta de gobierno, es decir, las autoridades políticas, en este caso el canciller, hace – suponemos – lo que quiere, dice lo que quiere, sin que esto sea probablemente parte del acuerdo y del consenso político del gobierno, lo que habla de una crisis de gobierno muy profunda”, indicó.

A ello el analista agregó que “uno esperaría un manejo de lo que es la comunicación de riesgo, que fundamentalmente tiene que ver con comunicar políticas públicas. Y lo de ayer por parte del canciller fue visto como eso, como una decisión de política pública. Sin embargo, 24 horas después el exministro Mañalich, el jefe de Extranjería salen a enmendar lo que había sido una comunicación de una política pública, y eso habla de cómo se pasa tan rápido de la comunicación de riesgo a la comunicación de crisis, donde el Gobierno tiene que salir a explicar,  desdecirse y confunde con eso a la población”.

marco-moreno-

Marco Moreno.

En tanto, sobre el manejo que ha tenido el Ejecutivo de la crisis migratoria, Moreno expresó que lo que se ha observado solo son actitudes reactivas: “No hay anticipación a un tema que evidentemente no ocurrió en las últimas 72 horas, sino que es un tema del cual sabíamos que estaba ocurriendo, lo que pasa es que estalló en un momento con la situación de Colchane”.

En opinión de Marco Moreno estas reacciones profundizan la idea de que es un Gobierno que tiene serios problemas para gobernar.

“Transcurridos prácticamente tres años del Gobierno vemos que no hay ninguna política ni ninguna capacidad para enfrentar un tema que no se puede hacer solamente de manera nacional, sino que debe ser de manera regional. Esto hubiera implicado que la Cancillería hubiese sido más proactiva (…) Por eso digo que la falta de previsión, la falta de anticipación, de coordinación, hablan tanto en el caso de la crisis migratoria como la crisis comunicacional sobre vacunas, de una crisis del Gobierno, al cual todavía le quedan 14 meses de mandato, entonces el escenario para estos 14 meses es poco alentador”, concluyó el analista.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.