Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 20 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Érika Montecinos y crimen lesbofóbico en Coronel: “Nos quieren decir que no existamos”

Para la fundadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, crímenes como el de Stefanía tienen su explicación, entre otros motivos, por la indiferencia del Estado respecto de la diversidad de género, pues, más allá de los discursos, no se ven campañas de concientización a la ciudadanía por parte de las autoridades.

Camilo Villa J.

  Sábado 20 de febrero 2021 14:02 hrs. 
Érika Montecinos, fundadora y coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio


“Estamos en alerta roja”. Así de clara fue Érika Montecinos, fundadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, al referirse a la actual situación de la disidencia sexual en el país luego del asesinato de Stefanía Breve, la noche del miércoles, en la ciudad de Coronel.

La mujer iba de la mano con su pareja cuando fue atacada por un adolescente de 16 años. La acción habría sido cometida por el rechazo de éste a la relación entre mujeres, es decir, fue un ataque lesbofóbico que, además de la fallecida, terminó con su acompañante herida.

Montecinos, además de lamentar y calificar de “terrible” el ataque, sostuvo que, con estos crímenes, se intenta dar un mensaje claro a las disidencias sexuales por parte de un sector de la sociedad.

“Aquí hay una especie de intento por darnos señales, como diciendo ‘no se expresen en púbico, no se muestren. En el fondo, nos quieren decir que no existamos, porque esto nos va a pasar”, sostuvo la también periodista.

Para ella, crímenes como el de Stefanía tienen su explicación, entre otros motivos, por la indiferencia del Estado respecto de la diversidad de género, pues, más allá de los discursos, no se ven campañas de concientización a la ciudadanía por parte de las autoridades.

Muy por el contrario, lo que se ha ido instalando en el ambiente son los discursos de odio. Para Montecinos, el Estado hace poco y nada frente a esto y, peor aún, los medios de comunicación han reproducido dichos discursos.

“Están siendo muy normalizados los discursos de odio, y éstos son el principal promotor de las agresiones hacia nosotres. Aquí yo no estoy apuntando a alguien en específico, estoy diciendo que los fundamentalismos religiosos y políticos están avanzando de una manera preocupante. Los discursos que algunos dan respecto de las disidencias son muy preocupantes, muchos de ellos, por ejemplo, candidatos de extrema derecha, se cuidan de no decir ciertos discursos pero, en el fondo, están siempre cuestionando nuestra existencia, nuestras vivencias”.

erika montecinos

Según la fundadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, los medios de comunicación han dado cabida a discursos fundamentalistas refugiándose en la libertad de expresión, lo que no se debe permitir, pues la libertad no debe ser excusa para normalizar el odio hacia lo diferente.

“La tarea de los medios de comunicación es muy grande, creo que todavía no toman conciencia sobre estos temas, se escudan en el tema de la libertad de expresión, pero ésta es una mirada engañosa porque los discursos de odio no pueden estar dentro de la libertad de expresión. Ángela Merkel lo dijo: aquí no todo cabe en la libertad de expresión, si me estas odiando, lógicamente que eso no puede ser aceptado”.

En ese sentido, Érika Montecinos llamó a no seguir reproduciendo este tipo de discursos y, por el contrario, a incentivar la inclusión y el respeto por la diversidad. “Nosotres, como disidencia, no levantamos campañas diciendo ‘hay que eliminar a los fundamentalistas, a los evangélicos, o hay que sacarlos de aquí”, apuntó.

Quien cometió el crimen en contra de Stefanía es un adolescente de 16 años. Para Montecinos, este punto hace aun más preocupante el hecho, pues se tiende a creer que es, precisamente, el sector más joven de la población el que más ha incorporado el respeto por las disidencias sexuales.

Según la activista, que algunos adolescentes hereden la homofobia tiene su explicación en -ya se dijo- la indiferencia del Estado, el discurso de los medios, pero también en otro punto fundamental: la educación.

“Esto también viene mucho de la educación que no está impulsando una mirada donde se enseñe y se incorpore el que la sociedad es diversa, que hay migrantes, que hay personas con discapacidad, que hay personas con VIH, que hay lesbianas, trans, gays, bisexuales, no binaries, es decir, que es un universo y que todas las personas merecemos respeto y cuidado”.

En ese sentido, Montecinos sostuvo que el autor del crimen es el resultado de todo un sistema incapaz de reconocer y respetar lo diferente. Por lo mismo, alertó sobre la educación que se le está entregando a los niños y niñas, la que no sería congruente con los tiempos actuales.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.