Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Juez de la corte suprema de Brasil anula todas las condenas de Lula

Un juez de la corte suprema de Brasil anuló este lunes las condenas del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, por considerar incompetente al tribunal que las dictó, abriendo el camino al líder de izquierda para las presidenciales de 2022.

RFI

  Martes 9 de marzo 2021 10:28 hrs. 
lula

Un juez de la corte suprema de Brasil anuló este lunes todas las condenas pronunciadas contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, por considerar incompetente al tribunal que las dictó, de la operación anticorrupción Lava Jato.

De esta forma todo el proceso debe iniciarse de nuevo en la justicia del Distrito Federal y Lula da Silva queda de momento libre de todos los cargos y lo que es más importante sin impedimentos para presentarse a las elecciones presidenciales de 2022. “Lula da Silva afirmó recientemente que lo haría si esa fuera la vía de sacar del poder al actual presidente Jair Bolsonaro”, explica desde Río de Janeiro Marcos Moreno, corresponsal de RFI.

El ex presidente Lula suma dos condenas emitidas por un tribunal de Curitiba por casos vinculados a la operación anticorrupción Lava Jato, que descubrió un esquema de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos para obtener contratos en la petrolera estatal Petrobras.

El juez Edson Fachin respondió a un pedido de habeas corpus presentado por la defensa de Lula en noviembre y decidió que el exmandatario (2003-2010), de 75 años, sea juzgado nuevamente por la justicia federal de Brasilia, alegando que los casos concernidos no se limitaban a Petrobras.

Lula declinó pronunciarse, de acuerdo con su asesoría.

El expresidente fue condenado en 2018 por corrupción y lavado como beneficiario de un tríplex en Guarujá (litoral de Sao Paulo) y estuvo detenido desde abril de ese año hasta noviembre de 2019 en una celda especial en la sede de la Policía Federal de Curitiba.

La sentencia fue validada en tercera instancia y totalizaba 8 años, 20 meses y 20 días de cárcel, aunque una decisión de la corte suprema le permitió agotar todas los recursos judiciales en libertad.

En 2020 fue condenado a 17 años en segunda instancia, acusado de recibir sobornos de constructoras, relacionados con un sitio en Atibaia (Sao Paulo) a cambio de influir en la obtención de contratos en Petrobras.

Lula siempre negó las acusaciones y se considera blanco de una operación política en su contra orquestada por Sergio Moro, el juez que lideró la Lava Jato, y que en 2019 asumió el Ministerio de Justica del presidente de ultraderecha ,Jair Bolsonaro. Moro permaneció en el cargo hasta abril de 2020, cuando se distanció del mandatario.

La decisión de Fachin asesta un golpe de gracia a Lava Jato, que, después de varias derrotas judiciales, fue desactivada en Brasil en febrero.

De acuerdo con el fallo de Fachin, otros dos casos que involucran a Lula en el marco de la Lava Jato deben pasar también a la esfera de Brasilia.

La anulación de las condenas contra el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva le abren las puertas de las presidenciales de 2022, en un nuevo vuelco de la vida del líder de la izquierda, personaje central de la historia del país desde hace más de medio siglo.