Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Fiscales de EE.UU vinculan al presidente de Honduras con un narcotraficante

En el juicio en Nueva York contra Geovanny Fuentes, el fiscal acusó a este presunto narcotraficante hondureño de ser parte del "narco Estado hondureño" y denunció que el actual mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández, lo ayudó a enviar drogas a Estados Unidos.

RFI

  Miércoles 10 de marzo 2021 12:36 hrs. 
joh

Arrancó esta semana en Nueva York un juicio que podría marcar un giro en la trayectoria política del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, apodado JOH.

Detenido en Miami hace un año, Geovanny Fuentes, presunto narcotraficante hondureño, está ahora sentado en el banquillo de los acusados en la corte federal de Manhattan, por tres delitos de narcotráfico y posesión de armas de fuego. Y en este proceso, los fiscales estadounidenses consideran al mandatario hondureño como “co-conspirador”.

Es más, en este segundo día del juicio, el fiscal Jacob Gutwillig afirmó ante el jurado que el presidente de Honduras y Fuentes “planificaron enviar tanta cocaína a Estados Unidos como pudieran”.

“Droga hasta las narices”

Según el representante del ministerio público estadounidense, el negocio de Fuentes “floreció” y él se volvió “intocable” gracias a los sobornos que pagó a militares, policías y políticos, e incluso al propio jefe del Estado hondureño. Dinero a cambio de protección y de ayuda en el transporte de la droga.

En 2013 y 2014, cuando Juan Orlando Hernández era presidente del Congreso y candidato a la presidencia, Fuentes habría pagado 25.000 dólares en efectivo al actual presidente y le habría dado acceso a su laboratorio de cocaína en las montañas. A cambio, Hernández lo protegió de la justicia hondureña y lo ayudó a transportar la droga, aseveró el fiscal.

“El presidente lo blindó a prueba de balas”, indicó tras contar que Fuentes secuestró, torturó y apuñaló a muerte a un policía que se puso en su camino.

El presidente aparece como persona interesada en un laboratorio que operaba en la comunidad de Omoa, cercana al principal puerto de exportación de Honduras, Puerto Cortés”, precisó a RFI Raúl Pineda Alvarado, abogado hondureño en temas penales, especialista en narcotráfico y exdiputado del Partido Nacional. “Y recientemente han sido descubierto muchos contenedores que salieron de este puerto, con droga, hacia Europa”, añade.

Según el fiscal Gutwillig, un contador que trabajaba para una empresa arrocera a través de la cual Fuentes lavaba dinero, presenció reuniones suyas con Hernández. Y relatará que el presidente dijo a Fuentes “que transportaría tanta cocaína a Estados Unidos que ‘meterían las drogas hasta las narices de los gringos'”.

“Falsos testimonios”

Supuestamente 25.000 dólares es todo lo que lleva sobornar a un presidente“, ironizó el abogado de la defensa, Eylan Schulman, para intentar desacreditar el eventual testimonio del contador.

El presidente de Honduras, un abogado que asumió el cargo en 2014 y está en su segundo mandato, niega todas las acusaciones. Este lunes en Twitter aseguró que exnarcos prestarán “falsos testimonios” en el juicio para vengarse por su lucha contra el narcotráfico y reducir sus penas de cárcel, y amenazó con dejar de cooperar con Washington. Se espera entre otros el testimonio de Leonel Rivera, exlíder del cartel hondureño Los Cachiros, que mató a 78 personas y está preso en Estados Unidos.

En 2019, el hermano del presidente, Tony Hernández, fue hallado culpable de narcotráfico “a gran escala” por una corte de Nueva York y su sentencia se espera para finales de mes. Los fiscales aseguran que Tony era el intermediario entre Fuentes y el presidente.

¿Participación directa de JOH?

Este juicio es un “golpe de timón” respecto a las sospechas que se han generado en cuanto el presidente Hernández y su relación con grupos criminales, considera el abogado y analista político Raúl Pineda Alvarado.

En Honduras los últimos cuatro presidentes han sido mencionados por haber recibido dinero de narcotraficantes para financiar sus campañas. Esto no es una novedad en Latinoamérica porque ha pasado en Colombia y ha pasado en México. Pero cuando un presidente tiene reuniones con un narcotraficante para planificar envió de droga, ya es otra cosa. Por primera vez se perfila una acusación donde un presidente participa directamente en una actividad directamente relacionada con el tráfico de drogas”, detalló a RFI.

¿Qué consecuencias jurídicas podría tener para el presidente Hernández? “La consecuencia inmediata en Estados Unidos podría ser la presentación de una acusación en su contra, y por ello que enfrente una solicitud de extradición por parte del gobierno de Estados Unidos”, explica Pineda Alvarado.

En Honduras en cambio, “debido al control que ejerce el presidente sobre la fiscalía, muy difícilmente se presente alguna repercusión“, estima.

“El presidente Hernández y los altos funcionarios del gobierno que estén involucrados en este tipo de ilícitos lucharán para ser juzgados en Honduras donde la ley es mucho más tolerante que en Estados Unidos, donde pueden enfrentar una condena de prisión de por vida”, agrega.

En Honduras, el presidente no tiene inmunidad pero solo puede ser juzgado por la Corte Suprema. Los altos magistrados serían entonces quienes examinen un eventual pedido de extradición. Pero “hablamos de una Corte Suprema de Justicia sintonizada políticamente con el presidente Hernández”, subraya Pineda Alvarado, “por lo que habría que pensar es las presiones de carácter político y económico que podría ejercer Washington”, asevera. Todo ello en un año electoral en Honduras, con primarias en este mes de marzo, y elecciones presidenciales en noviembre próximo.