Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

Conferencia Episcopal acusa que Fase 2 es discriminatoria y atenta contra la libertad religiosa

Las autoridades de la Iglesia católica acusaron que es incomprensible y sin racionalidad el criterio utilizado por el gobierno en la fase de transición del Plan Paso a Paso, esto porque prohíbe la asistencia de los fieles a ceremonias religiosas.

Diario UChile

  Domingo 14 de marzo 2021 10:13 hrs. 
Interior of Santiago Metropolitan Cathedral - Santiago, Chile

Compartir en

A través de su sitio web, la Conferencia Episcopal de Chile dio a conocer su opinión respecto de los cambios en el Plan Paso a Paso que se han dado en la Región Metropolitana, esto luego de que se decidiera que las 52 comunas de esta zona del país se mantengan en Fase 2 de transición por las próximas semanas.

La etapa impuesta por motivos sanitarios limita la asistencia a restaurantes, ordena el cierre de gimnasios y también prohíbe la concurrencia de fieles a ceremonias religiosas, entre otros.

Este último punto es el que mantiene molestos a los integrantes de la Conferencia Episcopal, quienes a través de un comunicado indicaron que al igual que otras religiones han asumido como propia la tarea de evitar contagios, limitando sus aforos en ceremonias religiosas, las que califican como “fuente de esperanza y consuelo ante el dolor y la incertidumbre, siendo para muchas personas el único refugio”.

“La libertad de culto y de práctica de la fe religiosa es un factor social esencial de una democracia moderna y para la consecución del bien común. Para la gran mayoría de las personas, el auxilio espiritual, según las formas de cada creencia o confesión religiosa, es un espacio que contribuye esencialmente a sobrellevar las dificultades y momentos de agobio, como los que vivimos. Por eso nos resulta incomprensible y falto de racionalidad el criterio utilizado por la autoridad en su definición de las nuevas medidas para el Paso 2 “transición” publicadas hoy, las que prohíben absolutamente la asistencia de fieles a ceremonias religiosas (exceptuando los funerales)”, agregaron respecto de las limitaciones que les rigen desde ayer sábado.

“La autoridad conoce las extremas cautelas que hemos adoptado en las celebraciones de fe, los aforos que hasta ayer se reducían a 10 personas en espacios cerrados y 20 en espacios abiertos, de lunes a viernes. Resulta del todo incomprensible por qué se nos niega una mínima reunión de carácter espiritual, mientras se permite el funcionamiento de diversas otras actividades que contemplan mayores conglomerados y flujos”, se señaló en el texto.

Junto a ello, las autoridades religiosas lamentaron que el Gobierno no haya escuchado sus preocupaciones al respecto y, por el contrario, ejerza una norma “que resulta discriminatoria y contraria a la libertad religiosa de la que nuestro país se siente orgulloso”.

Finalmente, desde la Conferencia Episcopal se solicitó la formación de una mesa de diálogo con todas las confesiones religiosas para llegar a acuerdos respecto de límites que no contradigan la libertad religiosa.

“Esperamos que de ese diálogo surja reconsiderar esta medida lo antes posible, especialmente en la proximidad de Semana Santa y de otras conmemoraciones importantes para los credos religiosos que convivimos en Chile”, indicaron al final de su comunicado.

Síguenos en