Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Trabajadores de la educación piden suspensión de clases presenciales y Ajunji anuncia movilizaciones

Distintos gremios cuestionaron la estrategia del Gobierno de mantener los establecimientos abiertos, incluso en comunas en cuarentena. “Obligan a los trabajadores, entre ellos los profesores, a asistir a los lugares de trabajo, aunque no hay ningún estudiante" manifestó el presidente del Colegio de Profesores.

Andrea Bustos C.

  Martes 16 de marzo 2021 19:53 hrs. 
educación CUT


La mañana de este martes, la secretaría de Educación de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) dio a conocer una declaración pública en la que exigen al Gobierno suspender las clases presenciales dadas las complejas cifras de COVID-19 que enfrenta el país.

En la declaración, las organizaciones integrantes de la secretaría expresaron que desean ser escuchados por el ministro de Educación Raúl Figueroa, pues hoy “está en juego el Derecho a la vida, a la Salud y al Trabajo seguro de toda la comunidad escolar”.

“No queremos que niños, niñas y jóvenes puedan sentirse responsables de algún contagio con consecuencias fatales, con lo que ello significa para toda la vida. Es la autoridad la que debe estar consciente que están aumentando los casos asintomáticos y el peligro aumenta día a día”, se agrega.

Junto a ello se indica que “lo nuestro es la defensa de los derechos, las condiciones laborales, las condiciones de enseñanza, el bienestar de quienes mueven este país todos los días, el derecho a la buena educación de la población.

Desde allí, tenemos como propuesta construir un Chile justo y solidario, un Estado social, de derechos, democrático. Nada de lo que ocurre en la sociedad nos es ajeno, entonces no nos diga que nos preocupemos de hacer clases, del aseo en los jardines infantiles y colegios y repartir los alimentos”.

secretaria cut

Respecto de esta solicitud, Yobana Salinas, encargada de la Secretaría de Educación de la CUT, comentó que “todos los trabajadores de la educación de la CUT, se agrupan 450 mil trabajadores, llamamos al ministro de Educación a suspender las clases presenciales por esta pandemia, donde hoy se hace cada vez más evidente el contagio y lo que enfrentan los niños, niñas en los colegios y jardines infantiles. Así que llamamos a las autoridades a la suspensión total en todos los establecimientos”.

En tanto, desde el área de la educación de párvulos, Silvia Silva, presidenta de la Ajunji, comunicó que a partir de este miércoles darán inicio a un paro de sus funciones, el que se motiva a partir de los pocos resguardos que se han generado para educadoras y educadores.

“Llamamos a todos y todas nuestras asociadas a lo largo de todo el territorio nacional a un gran paro de 72 horas, paro efectivo, esto por el incumplimiento por parte del Gobierno a resguardar y asegurar que realmente estuvieran las condiciones sanitarias de infraestructura, de capital humano”, señaló.

Por otro lado, Manuel Valenzuela, presidente de la Federación Nacional de Asistentes de la Educación Pública, indicó que “seguimos denunciando al Mineduc, a este gobierno por problemas en el cumplimiento de los protocolos sanitarios que se están haciendo en los establecimientos. Son completamente impracticables, no hay financiamiento para implementarlos y no se están respetando, hemos tenido compañeros y compañeras contagiados que han estado  hasta 5 días trabajando normal porque el único que puede suspender, cerrar los establecimientos es el Minsal después de una investigación”.

Además, desde las organizaciones se informó que no se descarta que las movilizaciones o paralizaciones puedan continuar durante las próximas semanas si es que el Gobierno no escucha las solicitudes.

regreso clases

Labores en cuarentena

Ante el creciente aumento de contagios por COVID-19 en el país, alcanzando ya cerca de 6 mil casos diarios, el Gobierno ha decidido aumentar también las restricciones para la población, aplicando cuarentenas en múltiples comunas del país.

Con esta decisión, el Ministerio de Educación informó que los estudiantes de aquellas comunas no tienen que asistir a las aulas. Sin embargo, los docentes y asistentes de la educación sí deben seguir yendo a los colegios de forma presencial, contando con un permiso para aquello.

Desde el Colegio de Profesores, su presidente Carlos Díaz, señaló que como gremio seguirán insistiendo en que las condiciones no están dadas en la actualidad para las clases presenciales, y que nada justifica que se siga exponiendo a las comunidades escolares.

Además, si bien el Colegio de Profesores mantiene congelada su participación en la CUT, Díaz señaló que sí se comparte el mensaje que se transmite al Gobierno en torno a la suspensión de clases y las posibles paralizaciones que pueden darse si las autoridades no escuchan.

“No descartamos para el futuro próximo ninguna medida de presión hasta que este Gobierno entienda y escuche lo que está ocurriendo hoy con la vida y salud de las comunidades educativas”, dijo.

Carlos Díaz.

En tanto, sobre las actividades escolares en las comunas con cuarentena, el docente dijo que es un despropósito que se insista en que los y las profesoras hagan sus labores desde los establecimientos cuando podrían tener teletrabajo.

“Obligan a los trabajadores, entre ellos los profesores, a asistir a los lugares de trabajo, aunque no hay ningún estudiante. ¿Y a qué van los profesores a las escuelas, a qué los obligan a ir en fase 1? A dar clases telemáticas siendo que eso lo podrían hacer desde su casa, sin inconvenientes (…) Nosotros consideramos que no corresponde, que es un despropósito, que es arriesgar innecesariamente a profesores o asistentes de la educación”, aseveró

El presidente del Magisterio dijo desconocer por qué el Ejecutivo insiste en ese método de acción y expresó que mantenerse en esta postura es una decisión que no tiene racionalidad.

“Uno esperaría de parte del Gobierno una actitud de mayor protección y cuidado hacia la población, y no de dejar a libre albedrio de sostenedores, que muchas veces no tienen los elementos mínimos de empatía para darse cuenta que lo que están haciendo es solo arriesgar a sus trabajadores”, concluyó.