Diario y Radio U Chile

Año XIII, 6 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

Trabajar pese a tener Covid: polémica circular del Gobierno genera críticas transversales

"En lugar de buscar la protección de los trabajadores, más bien busca el poder asegurar una continuidad de la actividad productiva", sostuvo el investigador de la Fundación Sol, Benjamín Sáez, ante la polémica por la circular firmada por Paula Daza. El ministro de la Segpres, Juan José Ossa, anunció que el Gobierno reculará la medida.

Camilo Villa J.

  Martes 23 de marzo 2021 17:38 hrs. 
La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, es quien lidera la estrategia nacional de testeo, trazabilidad y aislamiento del Ministerio de Salud. Foto: Minsal.


Fue el 19 de marzo que la subsecretaria de Salud, Paula Daza, firmó una circular que deja como opcional la posibilidad de tomar licencia médica a los pacientes contagiados con Covid-19, o a aquellos que figuren como sospechosos o que, simplemente, hayan tenido contacto estrecho con algún caso activo.

Sin embargo, no fue hasta un par de días después que tal medida causó polémica y hoy tiene a la subsecretaria de Estado en el centro de la polémica, pues, según los críticos, dicha circular viola los derechos laborales de los trabajadores ya que posibilita la opción de continuar trabajando pese a un deteriorado estado de salud.

Según el documento, los trabajadores “pueden de común acuerdo con su empleador, optar por continuar trabajando a distancia, sin la necesidad de requerir licencia médica, compatibilizando de esta forma la continuidad laboral y su aislamiento en periodo de cuarentena”.

Ante los cuestionamientos, fue el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, quien salió en defensa de la medida argumentando que es una política en favor de los empleados. “Es una circular pro trabajador, evidentemente. Lo que hace es poner la mayor precaución posible, porque nosotros sabemos que estamos viviendo un momento en donde la pandemia lamentablemente va a alza”, sostuvo.

Sin embargo, según los críticos, esta circular nada tiene de “pro trabajador”, sino todo lo contrario. En conversación con nuestro medio, el investigador de la Fundación Sol y experto en asuntos laborales, Benjamín Sáez, sostuvo que tal medida va en sentido contrario a la protección de los trabajadores, de hecho, va en directo favor de los empresarios.

“Es bastante problemático desde el punto de vista de la salud pública y, en ese contexto, parece más bien una medida empresarial más que una medida sanitaria, debido a que, en lugar de buscar la protección de los trabajadores, más bien busca el poder asegurar una continuidad de la actividad productiva, incluso, cuando la persona se encuentra contagiada con este virus, o también caso sospechoso”.

En la misma línea, el sociólogo de profesión explicó que la “opcionalidad” por parte del empleado de seguir trabajando es un arma de doble filo, porque, en la práctica, pocas opciones tiene el trabajador de ejercer su derecho a licencia tomando en cuenta la no obligatoriedad de esta y el poder el empleador por sobre el empleado.

“En este contexto hay que recordar que los trabajadores y el empleador no tienen el mismo poder, por lo tanto, en este espacio de mutuo acuerdo potencial, caben muchas alternativas para presionar, para que los trabajadores continúen con sus labores a pesar de encontrarse con síntomas o con sospecha de tener esta enfermedad”.

Además, Benjamín Sáez recordó que no todos los trabajadores tienen las condiciones de un contrato laboral, sino que hay muchos que se encuentran en condición de honorarios y, por tanto, carecen de muchos derechos laborales.

“Es muy importante recordar también que, actualmente, hay un porcentaje relevante de trabajadores trabajando a honorarios y ellos no tienen derecho a licencia médica”.

Por último, Sáez destacó que, al contrario de lo que quiere hacer pensar el Gobierno, la circular firmado no representa ningún favor a los trabajadores, sino que es un favor a los empresarios para “mantenerlos contentos” y no hacerlos sentir amenazados en el contexto de pandemia.

En el ámbito político, la oposición salió en bloque a criticar lo firmado por Daza. Por ejemplo, la diputada Camila Vallejo ironizó a través de su cuenta Twitter: “Se enfermó de Covid-19? El Gobierno le trae una solución: no pida licencia médica y siga siendo productivo…Trabaje a distancia!”.

Por su parte, la diputada de Convergencia Social, Gael Yeomans, calificó la situación de inaceptable y anunció que, junto a un grupo de parlamentarios, acudirá a la Contraloría por considerar que la circular firmada por Daza es “ilegal”.

Si bien era esperable que la oposición saliera a criticar la circular -como, efectivamente, lo hizo-, también lo hizo parte del oficialismo. De hecho, el diputado de Renovación Nacional, Andrés Celis, pidió que Paula Daza sea citada a la Comisión de Salud para que explique la medida.

“Me extraña el decreto que me ha tocado leer y espero que la subsecretaria de Salud, con el debido respeto, pueda ser citada a la Comisión de Salud para que pueda aclarar el contenido de este decreto que, para mí, y utilizando el sentido común, está absolutamente lejano a aquello, así que espero que ella pueda dar las explicaciones”.

Ante todo esto, el Gobierno quedó prácticamente entre la espada y la pared, y pese a la férrea defensa de Jaime Bellolio, su colega, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, confirmó que la circular de la polémica será enmendada.

Siguiendo esta línea, el secretario de Estado llamó a no hacer un conflicto donde ya no lo hay: “los problemas dejan de existir cuando ya no existen”, sostuvo la autoridad.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.