Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 17 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Jorge Atria: “La élite económica constituye un conjunto cerrado y desconectado de la sociedad chilena”

El académico de la Universidad Diego Portales e investigador del Centro de Conflicto y Cohesión Social (COES) se refirió a las conclusiones del estudio "Élite cultural, política y económica en Chile" publicado por la entidad.

Diario Uchile

  Viernes 26 de marzo 2021 12:50 hrs. 
sanhattan


En conversación con la primera edición de Radioanálisis, El académico de la Universidad Diego Portales e investigador del Centro de Conflicto y Cohesión Social (COES), Jorge Atria, se refirió al estudio “Élite cultural, política y económica en Chile” publicado por la entidad.

Respecto de las razones que motivaron este estudio, el académico sostuvo que “lo que quisimos fue tratar de hacer un esfuerzo, ojalá lo más meticuloso posible, de alcanzar un grupo importante de élites entendidas desde una aproximación posicional, vale decir, quienes tienen posiciones de alta relevancia en distintos ámbitos de la sociedad chilena y poder preguntarles sobre esta variedad de temas que creemos son sensibles y contingentes a la realidad chilena”.

Acerca de cómo se podría definir a las élites chilenas, el investigador sostuvo que “la élite chilena es un grupo que tiene, en primer lugar en términos económicos, una larga continuidad en la distribución de ingresos en Chile y los grupos superiores han mantenido una distancia en términos de ingresos que, al menos, se puede documentar por 60 años (…) Segundo, descontando lo económico, estamos hablando de una élite que ha sido descrita y caracterizada por su alta homogeneidad y cohesión ideológica y tercero, en un elemento que es común en varias élites del mundo, es un grupo que tiende a estar más segregado porque sus opciones residenciales y educacionales suelen diferir del resto de la sociedad“.

El académico de la Universidad Diego Portales, Jorge Atria.

El académico de la Universidad Diego Portales, Jorge Atria.

El académico agregó que “en conjunto, constituye un grupo bastante cerrado y quizás bastante desconectado de la sociedad chilena. De todas formas quisiera resaltar que este no es un aspecto único de la sociedad chilena. Las élites son discutidos como un elemento problemático en todas las sociedad, pero acá nos parece que la suma de estos elementos convierten a la élite chilena en un grupo más cerrado y más desconectado que otros”.

Respecto de las diferencias que existen entre las diferentes élites de nuestro país, Jorge Atria sostuvo que “existen grandes diferencias. Si uno mira las tendencias en temas valóricos y morales hay una distancia entre la élite económica y la élite político o cultural y por supuesto también con la ciudadanía. Pero esa distancia es menor si se compara con la distancia que existe cuando uno mira las apreciaciones que hay sobre el rol del Estado“.

En ese sentido, el académico recalcó que “nosotros con este estudio demostramos que la élite no es monolítica, muchas veces suele creerse que la élite es un grupo totalmente homogéneo y distinguible en todo orden de decisiones y eso no es así, nosotros mostramos diferencias tremendas en posicionamiento político, en actitudes generales hacia las instituciones entre la élite cultural y la élite económica (…) Al final, la consecuencia de esto es que el diálogo puede terminar convirtiéndose en un diálogo de sordos (…) si es que hay una incapacidad de mirar, de empatizar realmente y de entender cómo vive la gran mayoría de los chilenos, será muy difícil poder lograr acuerdos y estamos en un contexto de fragilidad democrática y de descrédito institucional que necesita acuerdos”.

Respecto de las causas que profundizaron esta distancia, el estudio identifica como factor “el declive de la educación pública. Yo no diría que la élite de otras épocas era mucho más integrada a la sociedad chilena, pero si algo uno podría añadir a esa explicación ocurrido en las últimas décadas es el declive de la educación pública“, señaló Atria.

En esa línea agregó que “preguntamos por las trayectorias de la educación de padres y madres de la actual élite y en general tenían trayectorias educativas donde se identifican pasos por establecimientos públicos y privados con mayor diversidad. Resulta que si miramos a los hijos de la actual élite, un 87% estudia en establecimientos privados, eso sugiere que se va concentrando cada vez más y que la educación privada termina siendo la única opción”.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.