Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 18 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Andras Uthoff y reforma previsional: “Un sistema de pensiones tiene que tener un componente solidario importante, y este no lo tiene”

El economista de la Universidad de Chile y parte del Consejo Consultivo Previsional aseguró que, pese a la demora, el debate que se está dando en el Senado es necesario y que lo que está defendiendo la oposición son principios importantes.

Diario UChile

  Lunes 5 de abril 2021 10:22 hrs. 
FOTO: ALESSANDRO DANTAS/PT NO SENADO.


Una lenta tramitación ha tenido en el Senado la reforma a las pensiones impulsada por el Ejecutivo, la hoy en día se debate en la Comisión del Trabajo de la Cámara Alta sin acuerdos entre oficialismo y oposición que puedan destrabar el emblemático proyecto.

La votación en particular de la iniciativa comenzó la semana pasada y giró en torno a las pensiones solidarias. En ese sentido, de forma unánime, la comisión aprobó la indicación ingresada por el Gobierno que busca subir la cobertura del Pilar Solidario desde el actual 60% de los hogares más vulnerables, a un 80%.

No obstante, aún queda mucho texto por discutir y el tiempo es poco, considerando que el actual gobierno está a menos de un año de completar su mandato y este ha sido uno de sus proyectos principales.

Sobre esta discusión, en conversación con Radioanálisis, el economista de la Universidad de Chile y parte del Consejo Consultivo Previsional, Andras Uthoff, lamentó la demora en la tramitación de la reforma de pensiones, pero aseguró que el debate que se está dando es necesario y que lo que se está defendiendo son principios importantes desde el punto de vista técnico.

¿Qué significa este aumento del Pilar Solidario?

Es un aumento de lo que existía anteriormente, que era un Pilar Solidario que solo cubría el 60% de las familias más vulnerables y ahora va a pasar al 80% de las familias más vulnerables.

Es decir, nuevamente hay un instrumento de focalización de por medio. Alguien que piense que puede estar en el 80% tiene que presentar una solicitud y de acuerdo al criterio de focalización se le va a dar. Pero no es para toda la población, o sea, el 80% de los jubilados, sino que es para el 80% más vulnerable. Eso se mide a través de instrumentos de focalización y analizando el grupo familiar, no el hogar, sino el grupo familiar.

Había intenciones de elevar al 90% y también establecer una Pensión Básica Garantizada. ¿Cree que vale la pena instalar esa idea en este debate?

Es que ocurre lo siguiente, hay dos propósitos que tiene el sistema de pensiones. Uno es el alivio de la pobreza en la vejez y, efectivamente, el Pilar Solidario ha ayudado en ese sentido bien desde el año 2008 en adelante, en el sentido de incorporar gente que antes no tenía pensión y mejorarle la pensión a los que habían autofinanciado muy poco.

Pero esa medida deja afuera a todo lo que es la clase media, que para ellos es más importante la tasa de remplazo que la línea de la pobreza. Ellos puede ser que tengan una pensión autofinanciada por sobre $177.000, que no es mucho pero es la línea de la pobreza, pero muy por debajo de alguna cifra relacionada con lo que ellos ganaban en la vida activa. Generalmente uno piensa que una buena tasa de remplazo está en el 70% del ingreso de la vida activa y nosotros estamos muy por debajo de eso.

Si uno, en vez del Pilar Solidario, establece una Pensión Básica Solidaria, o pensión universal, le sube el nivel en ese monto a toda la gente y alcanza también a la clase media. Pero lo que tiene que hacerse es que sea complementaria y no sustitutiva del Pilar Solidario, sino por un lado estamos dando y por el otro quitando. Pero como eso implica gasto fiscal lo han considerado inadmisible, pero va a pasar a la comisión mixta.

El proyecto de reforma a las pensiones fue una de las promesas de campaña del presidente Sebastián Piñera y ha tenido una debatida tramitación en el Senado, sin lograr hasta ahora destrabarse. Foto: Presidencia.

El proyecto de reforma a las pensiones fue una de las promesas de campaña del presidente Sebastián Piñera y ha tenido una debatida tramitación en el Senado, sin lograr hasta ahora destrabarse. Foto: Presidencia.

En esta propuesta del Gobierno, ¿hay alguna alternativa para esa clase media?

Las hay pero son muy limitadas, en el sentido de que van a beneficiar o buscan beneficiar a las personas que han cotizado más de un número de años, y lo que vemos en general es que cada vez, las mujeres y también los hombres, tienen dificultades para lograr cotizar el número de años determinado. Entonces ellos, con el criterio de incentivos, en un momento van a beneficiar con bonos, un bono fijo, a las personas que, en el caso de las mujeres, superan ocho años y después será 10 o 12 años. En el caso de los hombres, empiezan con 15 años y después serán 20 años, algo así.

Pero eso beneficiaría con un bono adicional fijo para todos y después con una proporcionalidad en relación al número de años cotizado pero muy poco, de 0,4 UF, o sea es un valor muy chico. En consecuencia, sí lo están pensando, pero nuevamente condicionado a que hagan esfuerzos contributivos que es lo que nosotros vemos que la mayoría de la gente no tiene condiciones de hacerlo.

Las conversaciones se retoman este lunes en la comisión y todavía falta mucho por debatir, con temas en que no han habido acuerdos como, por ejemplo, qué pasará con el 6% adicional. ¿Cómo ve estas diferencias, considerando el tiempo que le queda a este Parlamento y ad portas del inicio de un debate constitucional que tendrá el tema previsional en su eje?

Respecto del proceso constitucional, efectivamente, de lo que uno escucha en la franja electoral todos los días, todos hablan de cambiar la sociedad a una sociedad más solidaria y ese es el punto que hay en el debate en la comisión sobre lo que debiera ser el sistema de pensiones. Un sistema de pensiones tiene que tener un componente solidario importante, y este no lo tiene, solo tiene un pilar de alivio a la pobreza en la vejez, pero no es solidario entre los que ganan más y ganan menos, entre hombres y mujeres, entre quienes tienen lagunas y quienes no. Es decir, no tiene ese tipo de solidaridad que un sistema de pensiones habitualmente trata de hacer. Entonces el debate se ha basado en esos aspectos, además de aquellos desarrollos de instituciones que puedan legitimar el sistema.

La demanda por pensiones dignas ha sido una de las principales del movimiento social chileno, con grandes movilizaciones bajo la consigna "No Más AFP" y siendo uno de los principales temas que puso sobre la mesa el estallido social de octubre de 2019. Foto: Archivo.

La demanda por pensiones dignas ha sido una de las principales del movimiento social chileno, con grandes movilizaciones bajo la consigna “No Más AFP” y siendo uno de los principales temas que puso sobre la mesa el estallido social de octubre de 2019. Foto: Archivo.

“Yo he tenido la suerte de pertenecer al equipo que ha liderado Paula Benavides, que ha sido el que ha asesorado a la Comisión de Trabajo por parte de la oposición, y el debate lo zanjamos muy bien planteando una alternativa a la del Gobierno; diciendo que el 6% debiera ir a un fondo solidario y que eso entregaba mejores pensiones, y lo demostramos a través de una simulación que hace el Ministerio de Hacienda con el único modelo actuarial que hay acá, concretamente la Dipres. Ahora, eso inmovilizó al Gobierno desde más o menos mayo del año pasado hasta hoy día. Y hoy día, en enero o febrero, el Presidente dice que no, volvemos atrás, y no nos escucharon esta propuesta.

Entonces gran parte de lo que hay es un debate bastante sustantivo sobre los principios del sistema de seguridad social, claramente el Gobierno quiere más cuentas individuales y nosotros pensamos que debiera haber más fondos solidarios, sin que ello no deje de privilegiar a quien cotiza más, a premiarlo por cotizar más. En consecuencia, creo que efectivamente sí, hay un proceso constitucional que uno debiera esperar cuáles son los principios, pero ese debate lo hemos tenido dentro de la comisión, es un debate sustantivo. Claramente el Gobierno prefiere más individualismo, cuentas individuales, nosotros preferimos más un sistema de seguridad social. Eso es lo que está en debate ahora. Lo que ocurre frente a la premura de tratar de sacar una reforma previsional es que las pensiones son muy malas. Entonces, cualquier cosa que se haga en torno al Pilar Solidario o a una Pensión Básica Universal son cosas importantes. Pero no pueden ir amarradas a que uno tenga que aceptar el resto, que es lo que no le gusta. Y ese es el debate que ha habido”.

Eso se planteó dividirlo en un momento…

Sí, se planteó dividirlo que era lo más sensato. Pero como el Gobierno quiere sacar su 3% como mínimo para más cuentas individuales, eso ha hecho que amarren. O sea, nosotros damos por un lado, pero ustedes nos aceptan esto otro. Entonces es una negociación política.

Y pareciera una negociación en fojas cero, porque la oposición tampoco está dispuesta a ceder ese 3%, ¿o sí?

Nosotros creemos, y lo hemos probado, que es superior el tener el fondo solidario frente a las cuentas con 3%. Lo hemos probado, inmovilizó al Gobierno y ahora volvieron a insistir en lo mismo de nuevo. Eso es lo que ha surgido desde el punto de vista técnico, ahora la negociación política la están llevando los senadores en la comisión. Pero no es de ceder o no ceder, es una cuestión de principios y de lo que va a quedar después como sistema. O usted queda en la parte contributiva, con 10% en cuentas individuales y 6% para solidaridad, o queda con 13% para cuentas individuales y solo 3% para solidaridad. Son diferencias a largo plazo.

Foto en portada: Alessandro Dantas / PT NO SENADO.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.