Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Branislav Marelic: Presentación de La Red ante la CIDH “es una advertencia de que el poder público no puede inhibir a los medios de comunicación”

En entrevista con nuestro medio, el abogado y representante del canal de TV ante el organismo internacional recalcó que con esta acción pretenden proteger la libertad de expresión y "avanzar en una conciencia de que este derecho tiene que respetarse todos los días".

Tomás González F.

  Miércoles 14 de abril 2021 19:52 hrs. 
piñera-teléfono-a1-1200x750


Porque el ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de prensa no pueden estar en juego en una democracia”. Así justificó el canal de televisión La Red su decisión de llevar ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) los antecedentes que darían cuenta de presiones indebidas por parte de Presidencia de la República a distintos medios de comunicación.

Esto, frente a los hechos dados a conocer en las última semanas, con las denuncias de amedrentamientos tanto de la jefa de gabinete del Presidente Piñera como del propio mandatario, quienes habrían llamado a altos ejecutivos de La Red y Chilevisión para manifestar su descontento con sus líneas editoriales y las críticas que se han hecho desde aquellos espacios al actual gobierno.

Así, en medio de su programa Mentiras Verdaderas, la señal de TV anunció que acudirá a la CIDH bajo la representación del abogado especialista en derechos humanos y exdirector del INDH, Branislav Marelic. En entrevista con nuestro medio, Marelic explicó por qué creen necesario poner en conocimiento de la instancia estos y otros hechos que, para los requirientes, ponen en riesgo la libertad de expresión.

¿Cómo surge esta idea de llevar los antecedentes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos?

“Esto fue una iniciativa de La Red ante la situación que involucró a la Presidencia de la República llamando al holding para cambiar la línea editorial. Dentro de las posibilidades que tiene el poder público en un Estado democrático no está la posibilidad de interferir en los medios de comunicación. Ese límite no se está dispuesto a que sea transgredido y por eso se articula una comunicación a la Comisión Interamericana, sin perjuicio de todo el revuelo público que está causando esto a nivel nacional y que es muy positivo”.

Se ha visto cierta confusión, sobre todo en redes sociales, respecto de lo que implica esta acción y las diferencias entre acudir a la Comisión Interamericana de DD.HH. o la Corte Interamericana de DD.HH. ¿Podría explicar brevemente cómo funciona este mecanismo?

“Exactamente, esto no involucra a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque éste es un procedimiento que gestiona la Comisión Interamericana. La Comisión, para promover los derechos humanos y para protegerlos, no necesita necesariamente llevar casos, sino que puede ejercer labores preventivas y también llamar la atención a los Estados en situaciones de riesgo.

Y esta situación es una situación de riesgo, porque no es solamente lo que ocurrió una vez con La Red, sino que al parecer es una práctica que se ha extendido en otros medios de comunicación. Que el Poder Ejecutivo intente o presione de alguna forma la línea editorial de los medios de comunicación, es una situación que la Comisión Interamericana tiene que conocer y, por supuesto, ya se ha referido a esos mismos temas en otros países. No estamos siendo muy diferentes a otros países, al parecer”.

Durante la edición de este martes del programa Mentiras Verdaderas de La Red, el canal anunció que llevará ante la CIDH sus denuncias por presiones indebidas del Gobierno. Foto: Captura La Red.

Durante la edición de este martes del programa Mentiras Verdaderas de La Red, el canal anunció que llevará ante la CIDH sus denuncias por presiones indebidas del Gobierno. Foto: Captura La Red.

¿Qué se ha dicho desde la CIDH respecto de casos similares en otros países?

“Bueno, con diferentes perspectivas y con las diferencias que tienen los otros países, la Comisión ha representado el etiquetado que hacen los poderes públicos, en este caso los mandatarios y autoridades, de los medios de comunicación. La etiqueta de decir ‘este medio es de izquierda’, ‘este medio es sedicioso’, ‘este medio es golpista’, etcétera, eso estigmatiza al medio de comunicación e inhibe que los mismos funcionarios puedan seguir trabajando, y también le da un descrédito al medio para que los ciudadanos puedan informarse. Eso la Comisión Interamericana lo ha dicho en reiterados casos, a propósito de varios otros países.

El hecho de no tolerar la crítica es algo que la Comisión también ha puesto sobre la mesa. Los Estados y los funcionarios públicos tienen que tener un nivel de resistencia a la crítica mayor, porque estamos cumpliendo funciones públicas. Todo eso está asentado hace décadas en la Comisión Interamericana”.

En los últimos días hemos conocido otros casos, como el seguimiento que hacía la Dirección de Inteligencia del Ejército a periodistas que los investigaban, y desde hace un tiempo, sobre todo después del estallido social, se vienen denunciando hostigamientos a la prensa. Desde la perspectiva de los derechos humanos, ¿cómo ve usted la situación actual de la libertad de expresión y prensa en Chile?

“En nuestro país no existe un debate tan acabado sobre el ejercicio de la libertad de expresión. Creo que muchas veces los ciudadanos y también las autoridades públicas dan por sentado que la libertad de expresión es un valor que Chile nunca va a transgredir, a diferencia también de otros países. Pero lo cierto es que, en una democracia, la libertad siempre puede ser afectada cuando no se tiene conciencia del valor que tiene. Entonces, cuando empezamos a hablar de libertad de expresión, comenzamos a hacer todas estas asociaciones que me dijiste. O sea, si nosotros vemos que el caso de las interceptaciones telefónicas se encadena también con cierta violencia y agresión hacia medios de comunicación, y eso además se relaciona con ciertas actitudes del poder público; vamos relacionando que la libertad de expresión sí está en riesgo y sí tiene que tener un debate sobre la mesa”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos, creado para promover la observancia y defensa de los derechos humanos. Foto: CIDH.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos, creado para promover la observancia y defensa de los derechos humanos. Foto: CIDH.

“Si cada tema se analiza aisladamente, probablemente cada tema es grave en sí mismo; pero cuando le ponemos el vínculo que está relacionado con la libertad de expresión, nos damos cuenta que es un valor bastante importante. Ninguna democracia tiene comprado el respeto a los derechos humanos, y especialmente a la libertad de expresión, entonces, cuando existen desviaciones del poder estatal, se tiene que encauzar el rumbo”.

¿Es algo inédito en nuestro país el que se lleven este tipo de antecedentes ante una instancia internacional?

En materia de derechos humanos la Comisión es muy activa. Por ejemplo, a propósito del estallido social realizó una visita in loco a Chile, vino a entrevistarse con víctimas y autoridades públicas, y hacer visitas en terreno. Entones la Comisión Interamericana es un órgano que siempre ha estado recibiendo información.

Ahora, en materia de libertad de expresión, probablemente Chile no es uno de los países que más denuncias tiene. Entonces, en ese sentido, es noticia que exista más preocupación por la libertad de expresión en Chile y eso, más que ser algo inédito en el sentido de que es sorpresivo, creo que es positivo. Desde el momento en que nosotros tenemos conciencia de este derecho podemos ejercerlo mejor, y una de las formas de protegerlo es con las denuncias.

Finalmente, ¿qué señal se busca dar con esta presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos?

Esta presentación podríamos decir que es una advertencia, es una primera luz de alerta, de que el poder público no puede ejercerse para censurar o para inhibir los medios de comunicación. Uno no puede esperar que existan riesgos mayores para poner la voz de alerta, y esta comunicación es justamente eso. Y probablemente, a raíz de esta comunicación y muchas otras denuncias que han hecho periodistas, se pueda avanzar en una conciencia de que este derecho tiene que respetarse todos los días.

Foto en portada: Agencia UNO.

Dos canales nacionales de televisión han denunciado presiones a través de llamadas telefónicas desde La Moneda en las últimas semanas: La Red y Chilevisión. Foto: Presidencia.

Dos canales nacionales de televisión han denunciado presiones a través de llamadas telefónicas desde La Moneda en las últimas semanas: La Red y Chilevisión. Foto: Presidencia.