Diario y Radio U Chile

Año XIII, 13 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

Recibió siete perdigones: Longko Alberto Curamil se encuentra estable tras ser detenido en Perquenco y preparan denuncia por apremios ilegítimos

El dirigente mapuche fue apresado por personal civil de Carabineros durante la tarde de este jueves en un confuso procedimiento en el que, además, habría sido asfixiado -junto a su hijo y su sobrino- con gases lacrimógenos al interior de su vehículo.

Tomás González F.

  Viernes 30 de abril 2021 9:07 hrs. 
DSC_0152-1200x803


Una noche de confusión, preocupación y desesperación fue la que vivió este jueves la familia del longko del lof Radalko de Curacautín y Premio Ambiental Goldman, Alberto Curamil, luego de un cuestionado operativo de Carabineros en la zona de Perquenco, en el que Curamil, su hijo de 16 años y su sobrino fueron detenidos.

Durante la tarde de este jueves el longko Alberto Curamil junto a su hijo llegaron a manifestar su apoyo a Elena Paine, werken del lof Koyam Montre que en los últimos días sufrió la quema de su casa. De la actividad participaron no sólo Curamil y su hijo, sino que también toda la comunidad: niños, niñas, hombres y mujeres de todas las edades. En medio de la protesta que, según cuentan los presentes, a esa altura se llevaba a cabo con una manifestación en la Ruta 5 Sur, un grupo de personas que identificaron como “civiles armados” llegó al lugar. Disparando y sin identificarse, comenzaron a detener a los presentes, hombres principalmente, mientras las mujeres corrían junto a sus hijos a buscar resguardo. En ese contexto, Curamil, su hijo y su sobrino fueron detenidos, pero el longko se llevó la peor parte: fue herido con siete perdigones que quedaron alojados en su cuerpo.

Con el pasar de las horas la desesperación se hizo presente y fueron diversos los llamados de preocupación que hicieron durante la tarde y noche distintas comunidades mapuche de la zona, que aún no entendían bien qué había sucedido.

“Mi padre, junto a la comunidad, fueron a apoyar a una lamngen, Elena Paina, a quien le quemaron su ruka. Cuando se iban a retirar llegaron estas fuerzas disparando con armas a los niños, sin cuidado y sin piedad. Fue en ese momento que una camioneta de civiles empezó a seguir a mi papá, que se encontraba con mi hermano y mi primo”, relató Belén Curamil, hija del longko. “Les lanzaron una bomba lacrimógena, quebrando los vidrios, y esa bomba quedó en la camioneta. Ellos tuvieron que bajarse de la camioneta y fue ahí cuando les empezaron a disparar a mi papá y mis primos”, añadió.

No obstante, a eso de las 22 horas, se supo que Alberto Curamil, junto a su hijo y sobrino, se encontraban detenidos en la 1ra Comisaría de Carabineros de Lautaro, a poco más de 16 kilómetros de donde fueron detenidos. Si bien el estado de salud de la autoridad mapuche no se conocía con exactitud hasta la madrugada de este viernes, durante la noche personal del Instituto de Nacional de Derechos Humanos llegó hasta el lugar y esta mañana la abogada Manuela Royo dio a conocer su situación, asegurando que Curamil se encuentra estable, internado en el Hospital de Lautaro y constatando lesiones tras recibir el impacto de siete perdigones en su cuerpo. Su hijo, de 16 años, fue dejado en libertad durante la madrugada.

Por su parte, la abogada Manuela Royo afirmó que durante esta mañana presentarán una denuncia por apremios ilegítimos en contra del personal que detuvo a Curamil y su familia.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.