Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 17 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Benjamín Sáez, investigador de la Fundación Sol y renta básica: “Un país decide si esta crisis la terminan pagando los hogares”

En conversación con nuestro medio, el sociólogo dio detalles de la propuesta de la Fundación Sol, que contempla un monto promedio de aporte por hogar de 537 mil 323 pesos. Para su financiamiento, Saez explicó que no se pretende recargar todo al endeudamiento, "sino que un porcentaje de la recaudación venga de lo tributario y de los fondos soberanos".

Diario Uchile

  Martes 4 de mayo 2021 21:11 hrs. 
Benjamín Saez


Una propuesta para una renta básica universal que contempla un monto promedio de aporte por hogar de 537 mil 323 pesos es lo que plantea un estudio de la Fundación Sol, realizado por el economista, Marco Kremerman, y el sociólogo, Benjamín Saez.

En los últimos días es sabido que el tema de la universalidad de las medidas de apoyo económico para enfrentar la pandemia es un punto clave en la mesa de diálogo que mantiene el Gobierno con representantes del mundo legislativo, desde donde se ha criticado el poco alcance de las medidas puestas en marcha.

Muestra de esto es que, por ejemplo, según cifras oficiales, el Ingreso Familiar de Emergencia de marzo logró alcanzar a un 34 por ciento de la población con un aporte promedio de poco más de 143 mil pesos por hogar. Es decir, un monto hasta casi cuatro veces inferior a lo que en promedio sugiere Fundación Sol.

renta

Para la generación de esta propuesta, entrevistado por los periodistas Yasna Lewin y Felipe Pozo, de Política en Vivo, el sociólogo Benjamín Sáez explicó que, a diferencia de otras iniciativas gestadas por el Gobierno, esta consideró el gasto mediano de un hogar equivalente a 952 mil pesos aproximadamente al mes, según el INE. No obstante, el especialista criticó el hecho de que para ayudas estatales como el IFE, el Ejecutivo siga tomando como referencia factores como la línea de la pobreza.

“Acá es muy importante considerar que la línea de la pobreza es el estándar más básico que hoy día fija el Estado y que considera un consumo calórico muy mínimo, aproximado a las 2000 calorías diarias, y gastos en bienes de primera necesidad muy básicos. Por lo tanto, si se fijan estándares o se siguen haciendo aportes de 50 mil pesos, 74 mil pesos, que fue lo que vimos como promedio en el IFE, lamentablemente la movilidad se va a reducir muy poco”, señaló.

En concreto, la propuesta de Fundación Sol contempla un monto total del aporte que varía entre 360 mil y 1 millón de pesos, cuyo período inicial para el beneficiario será de 3 a 4 meses, prorrogables dependiendo de la la continuidad de la crisis. Esto mismo, según confirmó Sáez, si bien significará un coste similar al 8 por ciento del PIB nacional, va en la línea con factores como el nivel de endeudamiento que han mostrado otros países luego de la pandemia.

“La pregunta que se hacen los estados frente a este contexto de crisis sanitaria, de riesgo, de inestabilidad económica, es quién va a pagar el costo de esta crisis, y un país decide si esta crisis la terminan pagando los hogares, que los hogares se endeuden, que tengan que exponerse a un mayor riesgo de contagio, que no paren su actividad económica, que tengan que realizar emprendimientos, que saquen sus ahorros previsionales, que ha pasado en muy pocos países del mundo”, puntualizó.

dinero

Según Sáez, si uno observa a países que tienen un PIB per cápita similar al chileno, es decir, entre los 17 mil y los 34 mil de dólares, el nivel de endeudamiento es del orden de 69 por ciento. Incluso recordó que hay países que superan los 38 dólares per cápita y que llegan al promedio del 86 por ciento; mientras que, en el caso de Chile esta cifra se ha mantenido solo en un 32,5 por ciento.

“Esta presión de mantener esta deuda baja tiene que ver mucho más con intereses comerciales que con el interés que el costo que pueda tener para el Estado. Un país como Chile mantiene un bajo nivel de deuda —en los países con PIB per cápita similar Chile está entre los más bajos en nivel de deuda— y no es uno a uno que se vaya a producir este endeudamiento. Esta propuesta plantea que no se recargue todo en el endeudamiento, sino que un porcentaje de la recaudación venga de lo tributario y de los fondos soberanos”, agregó.

Para el sociólogo la experiencia de otros países para enfrentar la crisis ha terminado por demostrar que el Estado juega un rol trascendental para el impulso de la economía y la inyección de recursos. En tal sentido, según explicó, un Estado con las características de Chile no puede seguir “un libreto en línea con la austeridad en el contexto en el que estamos”.

“Se requiere un rol más activo por parte del Estado, un mayor nivel de involucramiento para poder generar esta recuperación no precaria, porque de lo contrario, lo que estamos viendo es que son los hogares los que tienen que cargar con este peso”, sentenció.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.