Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

“De la cordillera al mar”: el documental que le debemos a Patricio Manns

El nombre del largometraje representa el camino recorrido por el artista; desde el lugar donde nació en la cordillera del Biobío, hasta la costa de la Región de Valparaíso, zona en la que actualmente habita.

Berenice Ojeda

  Miércoles 5 de mayo 2021 13:23 hrs. 
Manns yo

Hace 5 años Marcel Dupin comenzó a trabajar en la dirección del largometraje que narrará la vida y obra de Patricio Manns, uno de los fundadores del movimiento de la Nueva Canción Chilena y figura gravitante de la escena cultural latinoamericana. Para Dupin, “el objetivo principal de este trabajo es relevar y documentar el contundente acervo creativo y las experiencias más relevantes de su intensa vida, como legado para las nuevas generaciones”.

Dupin ha trabajado como productor y director en diversas piezas audiovisuales, entre ellas “La vida privada de Emile Dubois” y el cortometraje “Tristeza”, exhibido en el Palacio de las Américas de Madrid durante el homenaje al poeta Sergio Macías. Actualmente se desempeña como productor de la compañía “La Comarca” dirigida por el actor Alejandro Trejo y además, “trabajo casi tiempo completo en el largometraje dedicado a Patricio”, señala.

Consultado Manns sobre su vínculo con Marcel Dupin, expresó: “A Marcel lo conozco hace un buen tiempo, reconozco su compromiso, seriedad e integridad, por lo que no he dudado en trabajar con él como mi agente literario y musical, y dada su experiencia como director, lo apoyo en la realización del documental ‘De la cordillera al mar’, del que no tengo dudas será un éxito”.

La envergadura y trascendencia de la obra de Manns, ha sido ampliamente reconocida por sus compañeros de oficio y por representantes de la cultura, en general. En esta línea, el trovador argentino Víctor Heredia, se pregunta: “¿Quién no ha escuchado, no ha leído, no ha disfrutado con la obra musical, poética y literaria de este hombre extraordinario?” Por su parte, el trovador Eduardo Peralta se refiere a él como “una de las cumbres, (hablando metafóricamente) de la canción no sólo de Chile, si no de Latinoamérica y del mundo”.

Portada de la cordillera al mar

Cabe recordar que el extenso e integral recorrido de este dramaturgo, novelista, poeta y músico, parte a sus 14 años con la publicación de sus primeros poemas en el diario “El Colono” de Traiguén. Posteriormente, durante el año 1963, escribe su primera novela, “Parias en el Vedado,” reeditada en 1967 bajo el nombre “De noche sobre el rastro” con la que obtiene el premio Alerce de la Sociedad de Escritores de Chile. Paralelamente, en el ámbito musical, compone en 1965 uno de sus temas más reconocidos y arraigados en la memoria musical de nuestro país, “Arriba en la Cordillera”, que posteriormente se incorporó al disco “Entre mar y cordillera”. En 1966 escribe “El Cautivo de Til-Til”, inspirado en el prócer independentista, Manuel Rodríguez, y escrito desde una perspectiva femenina. En él, Manns actúa como relator de lo que una mujer observa durante el tránsito del guerrillero hacia su asesinato. De hecho, fue Silvia Urbina, una de las fundadoras del conjunto musical Cuncumén, quien grabó por primera vez esta canción junto a Patricio.

Durante los últimos años la vida de Patricio Manns ha sorteado situaciones vertiginosas y dolorosas, como la muerte de su compañera de vida, Alejandra Lastra. Esta nueva etapa la comparte con su hija, Liselotte Manns, quien lo asiste en sus cuidados y en la coordinación de sus actividades de creación. Al respecto ella señala, “ha sido una experiencia mágica, ya que al llegar a su vida a través del dolor, significó encontrarnos en el amor. Me ha contado historias de su vida, de su niñez, de su juventud, de sus amores. Me ha hecho caminar por su literatura y por su música, pero lo más mágico de todo fue reencontrarme con un hombre dulce, amable, cariñoso, que cuando toma mi mano y me mira con sus ojos celestes, me dice: “ ‘Chicoca’, ¿sabes? te quiero mucho, no sabes lo bien que me hace tenerte aquí… Entonces vuelvo a sentirme pequeña y disfruto de sus arrumacos, y de su risa bondadosa. Al terminar el día me siento intensamente plena y feliz”.

Actualmente, nos cuenta Dupin, “Patricio Manns participa regular y entusiastamente, en la producción y selección del material necesario para el documental. Además, avanza sin pausa en las memorias que pretende publicar durante este año”.

Parte de este intenso recorrido estará presente en el largometraje documental que de algún modo viene a saldar la deuda que el Estado y las instituciones ligadas a la cultura mantienen con Manns, a quien le han negado, más de una vez, el Premio Nacional de Artes. Como se trata de un proyecto auto-financiado, la obtención de recursos es uno de los factores que ha impedido su conclusión. Frente al nulo apoyo institucional, se levantó una campaña para recaudar fondos de forma colectiva (Crowdfunding). Este formato de captación, “lleva varios años, no es tan popular pero se utiliza bastante. En Estados Unidos y Europa ha logrado que artistas de renombre logren sus objetivos. Lo considero un tipo de financiación democrática, ya que la gente en la medida de sus posibilidades, aporta un monto de dinero que no necesariamente es alto”, aclara Dupin, quien agrega: “Tenemos la posibilidad única de significar la obra de Patricio y concluir este trabajo que, sin duda, le debemos”.