Diario y Radio U Chile

Año XIII, 3 de agosto de 2021

Escritorio MENÚ

Especialista en migración cuestiona discurso del Mandatario sobre la materia: “Es una política que está matando a las personas”

Para la académica de la Universidad de Tarapacá y especialista en temas migratorios, Nanette Liberona, los anuncios del mandatario en su última cuenta anual apuntan a precarizar y restringir a los inmigrantes.

Raúl Martínez

  Martes 1 de junio 2021 18:38 hrs. 
chile-inmigrantes


“Poner en orden nuestra casa” se denominó uno de los apartados del discurso del Presidente Sebastián Piñera donde destacó la promulgación de la Ley Migratoria, la que sostuvo está “en plena vigencia”.

Además, el mandatario destacó el Plan Frontera Segura “que busca impedir, con la colaboración de nuestras Fuerzas Armadas, la inmigración ilegal, el narcotráfico, el tráfico de armas y el contrabando, especialmente en nuestras fronteras del norte”, precisó.

Al respecto, la especialista en migración y docente del Departamento de Antropología de la Universidad de Tarapacá, Nanette Liberona, indicó que lo planteado por el mandatario busca criminalizar la migración con el objeto de conseguir mano de obra barata a través de la irregularidad de su situación legal.

“Cuando se habla de migración ordenada, segura y regular lo único que se está queriendo hacer es criminalizar la migración irregularizada por las mismas políticas migratorias restrictivas que tiene nuestro país y que no solamente existen en nuestro país, sino que también están basadas en el régimen global migratorio que es una forma de gobernabilidad migratoria que jerarquiza a las personas y permite filtrar y de esta manera tener mano de obra barata, precarizada e irregularizada”, subrayó.

Liberona agregó que cuando el Presidente Piñera habla de “migración ilegal” y del control durante su administración, “lo que ha pasado realmente ha sido consecuencia de esa política restrictiva, de imposición de visas consulares principalmente. ¿A qué nos referimos? A la visa de responsabilidad democrática creada para la población venezolana que cambia sus condiciones a mediados de 2019 generando la primera crisis migratoria y también humanitaria de este grupo nacional, luego las diferentes visas consulares generada para la población dominicana, haitiana, cubana, que son requisitos mayores para estos grupos que se han convertido en los grupos rechazados por las autoridades en los controles fronterizos y a los cuales se les niega el ingreso como turistas”.

La académica comentó que a la precariedad se suman las dificultades que tienen los migrantes para llegar a Chile, considerando las condiciones climáticas y geográficas del paso desde Bolivia lo que incluso ha terminado en la muerte de al menos siete personas en los últimos seis meses.

“Es una política que está matando a las personas, que está generando una zona que hemos analizado como una zona de sacrificio. El ingreso a Chile se vuelve un sacrificio, escudados en estos discursos de orden”, indicó.

Nueva Ley Migratoria: Aún falta el reglamento

En la presentación del Presidente Piñera en el Salón de Honor del Congreso, subrayó que la Nueva Ley Migratoria está “en plena vigencia”, algo que la académica de la UTA se encargó de desmentir.

“El Presidente comete un grave error al decir que la Nueva Ley de Migraciones ya está en plena vigencia, porque la ley fue promulgada recientemente, pero no puede ser efectiva hasta que el reglamento esté vigente y para eso podemos esperar tal vez un año hasta que sea efectivo. Por ahora, estamos todavía bajo la ley de extranjería, el Decreto Ley 1.094 creado en dictadura y que sigue siendo el que rige la migración hacia Chile”, acotó.

Liberona dijo que desde la promulgación de la normativa a fines de abril recién pasado, lo que han hecho las autoridades es un proceso de regularización para quienes no tienen sus documentos al día. La ley recientemente aprobada en el Parlamento impide el cambio de la condición de una persona que ingresa al país, lo que a juicio de la docente impulsará los niveles de clandestinidad.

“Desde la perspectiva jurídica, sociológica y antropológica, la nueva ley no cumple con los estándares internacionales de derechos humanos. Es una ley que está posicionando a la población migrante en una condición de desigualdad respecto a la población nacional en varios aspectos, por ejemplo respecto a la seguridad social, entre otros. Además es una ley basada en criterios racistas, pues permite jerarquizar y filtrar a la población”, precisó.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.