Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de julio de 2022

Escritorio

Érika Montecinos: “Me parecería triste y paradójico que se promulgara el matrimonio igualitario bajo este gobierno”

Radio Universidad de Chile conversó con la fundadora y coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, quien comentó la serie de contradicciones que tiene el anuncio de la apertura del Ejecutivo a darle urgencia al matrimonio igualitario.

Diario y Radio

  Miércoles 2 de junio 2021 19:54 hrs. 
Supporting hands make heart sign and wave in front of a rainbow

Compartir en

No hay dudas del quiebre producido en el oficialismo luego de que el presidente Sebastián Piñera en su última Cuenta Publica, anunciara que le pondría urgencia al proyecto de matrimonio igualitario. Sin embargo, las reacciones negativas no solo estuvieron en los sectores conservadores, sino que también en los progresistas que acusan  “aprovechamiento político” por parte del Gobierno.

Para analizar  esta situación, Radio Universidad de Chile, conversó con Érika Montecinos, fundadora y coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, quien señaló las diversas contracciones que tiene este anuncio del Gobierno y lo importante que es seguir avanzando en otras materias en favor de los diferentes tipos de familias, como son la adopción y la filiación.

¿Qué le pareció el anuncio del Presidente Sebastián Piñera en su Cuenta Pública, donde manifestó que le pondría urgencia al proyecto de matrimonio igualitario?

Para nosotras esto es algo totalmente inesperado y como todo el mundo lo ha dicho, también nos parece una utilización e instrumentalización. Si bien puede ser positivo para todas las personas que van detrás de este proyecto, obviamente todavía sigue siendo insuficiente,  en el sentido que es verdad que se necesita regular la situación de las familias diversas, pero eso no puede ir separado de la conformación de toda la familia. O sea, hay que reconocer el vinculo tal como se hizo en el Acuerdo de Unión Civil, pero también que hay otros componentes en las familias como las hijas y los hijos, por lo que conviene legislar, aparte del proyecto de matrimonio , los derechos de filiación y el reconocimientos de hijos o hijas de parejas del mismo sexo.

Entonces sin eso, a nosotras nos parece un aviso vacío, un anuncio que tiene mucho impacto mediático pero que está muy alejado de la realidad que estamos viviendo y sobre todo las comunidades LGBTIQ +. Aquí tenemos una pandemia grave, donde se han aumentado los crímenes de odio en contra de las disidencias. Eso debería ser la tónica y el foco, es importante para quienes reivindican sus derechos a través del matrimonio, pero nosotras hacemos el foco  en que aquí hay realidades sumamente graves, en donde nuestra comunidad ha sido fuertemente afectada. 

¿Siente que hubo un tipo de aprovechamiento político por parte del Gobierno con este anuncio?

Evidentemente, para nosotras es una utilización. Él -Sebastián Piñera – está tratando de limpiar su imagen, de subir su réditos o de terminar en buen pie su alicaído gobierno con muy baja aprobación. Se utiliza entonces esta demanda tan  sentida de algunos sectores de las disidencias, que es muy  mediática  y controvertida. Su mismo gobierno dijo que no le iban a dar prioridad a estos proyectos  y hemos estado cuatro años sin que muevan un dedo, y cuando lo han movido, por ejemplo en el proyecto de adopción, ha sido para obstaculizar.

Entonces cómo esperan que nosotres creamos que ahora hay una buena intención, cuando esto es inesperado para su propio sector político. Obviamente que esto es una jugada política para incluirlo en su legado.

Érika Montecinos, fundadora y coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio

Érika Montecinos, fundadora y coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio

 

Sebastián Piñera siempre se mostró en contra del matrimonio igualitario, sin embargo, en su primera administración promovió el Acuerdo de Unión Civil ¿Cree que es posible un cambio de opinión de acuerdo a ese antecedente ?  

Estamos viendo algo totalmente impensado. Si hubiese habido un real compromiso esto lo hubiese hecho desde el inicio, incluso cuando fue el Acuerdo de Unión Civil. Tampoco se hubiese obstaculizado el reconocimiento de los hijos dentro del proyecto, pero simplemente lo sacaron, no solamente el sector de la derecha si no que también la centro izquierda. Entonces, tiene que haber un mea culpa de cómo diferentes sectores han obstaculizado nuestros derechos. 

Hoy día vemos como la derecha se está apropiando de nuestra demanda, que algunas disidencias exigen, porque no todos estamos de acuerdo. Nosotros abogamos por el reconocimiento de los hijos de las familias lesbomaternales, sin importar el estado civil, la filiación tal como pasa con las parejas heterosexuales debe ser independiente, esa es otra lucha, pero sin duda que estaremos haciendo seguimiento a este proyecto de matrimonio. 

¿Le gustaría que se iniciara pronto el trámite legislativo del proyecto o le gustaría esperar otro momento político ?

Yo tengo mi corazón más progresista. Yo prefiero que esto ocurra  bajo el alero de un  gobierno comprometido con los derechos humanos y con una perspectiva de género, no  solamente con las disidencias sino que con toda la población. Aquí hay un gobierno que ha violado los derechos humanos, en ese sentido, me parece absolutamente sorprendente que se utilice también este tema del matrimonio dejando de lado a todas las personas que la han pasado mal producto de la pandemia y todas las violaciones de derechos humanos desde el 18 de octubre. Me parecería triste y paradójico  que se promulgue  un proyecto así bajo este gobierno. 

¿De momento se trabajaría con la base del proyecto presentado en el segundo período de Michelle Bachelet en  2017? ¿cree que hay que realizarle cambios a ese texto?

Cuando se presentó ese proyecto de ley, nosotras estuvimos presentes y fuimos a La Moneda, incluso la Presidenta, agradeció nuestra participación, ya que se extrajo de nuestro proyecto de ley de filiación que presentamos en 2016, se sacaron algunas partes que se incluyen en el proyecto del Gobierno, para que dentro de esta eventual figura matrimonial se reconociera también el tema de la diversidad. El problema es que muchas familias lesbomaternales no quieren el matrimonio, no quieren esa figura, sino que quieren el reconocimiento de sus hijos que ya han nacido a través de diversas técnicas, es decir, familias que ya existen. 

Esperamos que este proyecto pueda tener algunas modificaciones y que no obligue a algunas disidencias  lesbomaternales o homoparentales a  firmar un contrato que no quieren, pero si esperan que se les reconozca a  sus hijos, tal como sucede en las familias heterosexuales, que no están obligadas a firmar ningún contrato. Esperamos que a nuestro proyecto de filiación se le ponga urgencia , ya que de momento avanza a paso de tortuga.

FOTO portada: Movilh

Síguenos en