Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 25 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Con énfasis en la Educación Cívica, Cámara Baja despacha reforma constitucional que repone el voto obligatorio

Por 105 votos a favor, 33 en contra y 9 abstenciones se aprobó que la reforma constitucional y avanzó a su siguiente trámite en el Senado. Las sucesivas bajas participaciones en las últimas elecciones populares motivaron el retorno al sistema obligatorio que estuvo vigente hasta 2012.

Claudia Carvajal G.

  Martes 15 de junio 2021 15:26 hrs. 
voto obligatorio


Esta martes, la Sala de la Cámara de Diputados y Diputadas revisó en particular el proyecto de ley que modifica la Constitución para restablecer el voto obligatorio en las elecciones populares. La normativa ya había sido aprobada en general y esta vez se revisó en particular el cambio que dispone que la obligatoriedad será general, exceptuando a las personas mayores de 75 años o en situación de discapacidad o dependencia.

Respecto de los chilenos con residencia en el extranjero y los ciudadanos extranjeros avecindados en Chile tampoco estarán obligados a ejercer el sufragio, manteniendo en ellos la voluntariedad que es la regla general hasta ahora.

Al momento de las intervenciones, la mayoría de los parlamentarios se manifestaron en favor de reformar la Constitución, sin embargo los argumentos para ello fueron disímiles, siendo la mayor crítica la falta de sanciones ante el incumplimiento de esta obligatoriedad de la ciudadanía.

Fue la histórica baja participación en las elecciones de los gobernadores regionales lo que más se escuchó durante la sesión de este martes entre los argumentos de los diputados al anunciar sus votos favorables a este proyecto.

“Hay una tarea pendiente de modernización del sistema de votación para facilitar que la gente vote en el local más cercano de donde vive. Hay mucho trecho por hacer para que la gente no tenga que desplazarse kilómetros y kilómetros para votar en un lugar determinado teniendo otro que está al lado de su casa o lugar donde trabaja. Gobernar es  suficientemente complejo ya para agregarle tanto al Congreso como al Ejecutivo la debilidad de ser elegido por la mitad o incluso menos de la población”, señaló el independiente Pepe Auth, uno de los primeros en intervenir en el Hemiciclo.

Por su parte desde el Frente Amplio, la diputada de Comunes, Camila Rojas, aunque criticó el tenor que ha tomado la discusión de obligatoriedad como forma de resolver la falta de participación, manifestó su conformidad con que el proyecto avance al siguiente trámite constitucional particularmente para atacar el sesgo de clase que ha afectado al derecho ciudadano.

“Es evidente que la obligatoriedad no soluciona el problema de abstención electoral que tenemos ni tampoco la crisis de representación, sin embargo, también es cierto que la obligatoriedad es un factor que puede corregir el sesgo de clase. El voto voluntario disminuyó la participación y también generó que quienes viven en comunas más ricas voten más que quienes viven en comunas más pobres y eso se puede ver en todas las elecciones desde que el voto es voluntario”.

Johana Pérez (DC) autora del proyecto  y quien además estuvo encargada de entregar el informe a la Sala, también hizo una autocrítica a la labor del Congreso en materia de la deuda que se tiene con la Educación Cívica.

“Hoy, en la última elección, tenemos un promedio de menos del 20% de participación. Esto sin duda habla de un agotamiento, pero también es culpa, por ejemplo que nosotros no hemos tenido la fuerza de exigir al Ministerio de Educación que implemente la ley 20.911 que es de educación cívica desde la edad pre escolar, una ley aprobada. Lo que hoy queremos hacer es iniciar un trabajo para restablecer la democracia y dar un espacio importante a una mejor democracia, pero eso requiere de acompañamiento del Estado”, aseveró la legisladora aludiendo a la necesidad de hacer cambios en la distribución territorial de los centros de votación y en dar mayores garantías y facilidades a los votantes para que puedan sufragar, como por ejemplo, con feriados irrenunciables y transporte gratuito.

En votación particular se dio la frase relativa a las personas mayores de 75 años y aquellas en situación de discapacidad para que se mantuviera la voluntariedad. Ello a solicitud del diputado Francisco Undurraga (Evópoli), quien señaló que era necesario agregar que incluso a tales personas fuera posible hacer exigible la obligatoriedad del sufragio,  a menos que exista imposibilidad física.

Finalmente, se rechazó la exención de la obligatoriedad de sufragar para personas mayores de 75 años, ya que tuvo 56 votos a favor de los 92 requeridos. Lo mismo ocurrió con la eximición de las personas en situación de discapacidad o dependencia descartada al obtener 46 votos de favor de los 92 exigidos, por lo tanto, la única excepción a la obligatoriedad es la atingente a los ciudadanos chilenos con residencia en el extranjero.

El proyecto ahora deberá ser revisado por el Senado y de aprobarlo, la reforma regirá una vez que se modifique la ley orgánica constitucional respectiva. ¿Cómo? Se reemplazará la palabra “voluntario” por “obligatorio” y además se indicará que, en las elecciones primarias, el sufragio tendrá siempre el carácter de voluntario. Se espera que este cambio sea aplicable ya para las elecciones presidenciales y parlamentarias del próximo 21 de noviembre.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.