Diario y Radio U Chile

Año XIII, 5 de agosto de 2021

Escritorio MENÚ

Informe ICOVID: sistema hospitalario sigue en estado crítico a pesar de un descenso en casos nuevos

A nivel nacional la ocupación UCI se mantiene en 95,1% y nueve regiones mantienen cifras sobre 90%. Asimismo, en el último mes se observa un aumento en las defunciones en todos los grupos de edad, situación que preocupa especialmente en el grupo de 70 años y más, en que la cobertura de la vacunación es mayor.

Diario Uchile

  Jueves 24 de junio 2021 14:24 hrs. 
miembros-los-servicios-rescate-muestran-forma-desinfectar-una-ambulancia-para-evitar-propagacion-del-coronavirus-este-jueves-ciudad-alemana-colonia-1584636152569


El equipo ICOVID Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su informe número 46 con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el sábado 19 de junio de 2021, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Según el nuevo reporte, en la última semana observada, la carga a nivel nacional es de 28,5 casos por 100 mil habitantes (en color rojo según el semáforo ICOVID Chile). Sin embargo, destacan los y las investigadoras, se observa una disminución de 10%, significativa respecto a la semana anterior, y una reducción de 22% respecto a dos semanas atrás (fines de mayo). No obstante, “la carga sigue siendo alta y casi tres veces el valor que permite salir del semáforo rojo”, se lee en el reporte.

A nivel local, en tanto, el nuevo reporte muestra que todas las regiones están en semáforo rojo, con diez regiones con carga superior a la nacional y ninguna bajo los 25 casos. Las regiones con mayores cargas en la última semana son Aysén (80,9), Los Ríos (62,2), Atacama (49,9) y Arica y Parinacota (49,3). “Se observa que la región con la carga más baja en esta semana es Magallanes (25,2), mientras su vecina Aysén (80,9) muestra la carga nacional más alta, que es 3,2 veces la de Magallanes”, se detalla en el nuevo informe.

El investigador del Instituto Milenio de Investigación en Fundamentos de los Datos y académico de la Universidad de Chile, Jorge Pérez, explicó que aunque es una noticia alentadora el descenso de nuevos casos, “los niveles de carga siguen siendo muy preocupantes; todas las regiones presentan sobre 20 casos por 100 mil habitantes. Además de la alta ocupación UCI (95%) lo más preocupante es el aumento sostenido que han tenido las muertes por COVID en las últimas semanas. De especial cuidado es el aumento de muertes en mayores de 70 años, que evidencia una tendencia al alza desde inicios de este 2021. Esto nos muestra que, además de procurar una alta cobertura de vacunación, debemos seguir tomando medidas para llevar el contagio a niveles tan bajos como sea posible”.

Covid-19-Chile-covid-coronavirus-camas-uci

En materia de transmisión, el R efectivo, que mide el número de personas que cada caso contagia en promedio, a nivel nacional se mantiene bajo 1, llegando a 0,93 (color naranja en el semáforo ICOVID), lo que representa una disminución de 10% en las últimas dos semanas y de 15% en las últimas cuatro semanas.

A nivel local, en tanto, el nuevo reporte muestra que ocho regiones están en color naranja, con un R significativamente bajo 1, todas ellas en la zona centro-sur del país: Valparaíso (0,99), Metropolitana (0,90), O’Higgins (0,93), Maule (0,99), Ñuble (0,97), Biobío (0,94), La Araucanía (0,99) y Los Lagos (0,91).

En lo que respecta al testeo, el nuevo informe detalla que el número de test PCR realizados a nivel nacional acumula un 2,6% de descenso desde inicios de junio, alcanzando un valor de 22,6 test PCR por mil habitantes en la última semana analizada. A nivel local, en tanto, solo las regiones de Arica y Parinacota, Atacama, Los Ríos y Aysén aumentaron su nivel de testeo comparado con la semana inmediatamente anterior.

“A pesar de la disminución en el testeo a nivel nacional, observamos una baja consistente en la positividad desde fines del mes de mayo llegando a un valor de 9% en la última semana”, se lee en el reporte. Mientras, a nivel regional hay cuatro regiones con positividad mayor al 10% durante la última semana, todas entre el 10% y el 12%: Metropolitana (10,6%), O’Higgins (10,7%), La Araucanía (11,3%), y Los Ríos (11,8%).

En materia de trazabilidad, el reporte reveló que el indicador de consulta temprana, que calcula la proporción de personas que tuvieron una consulta médica en dos días o menos desde que iniciaron síntomas, registró un valor de 55,2% a nivel nacional. Mientras, el indicador de tiempo de examen y laboratorio, que mide el porcentaje de pruebas PCR que fueron informadas al Ministerio de Salud en un día o menos desde la fecha de toma de muestra, alcanzó un 72,7% a nivel nacional en la última semana disponible, manteniendo una clara tendencia al alza desde fines de marzo, cuando su valor era cercano al 55%.

Asimismo, el indicador de confirmación temprana de casos, que suma los tiempos de consulta temprana y laboratorio, y se define como la proporción de personas sintomáticas sospechosas cuyo resultado de laboratorio de prueba PCR es informado a la autoridad sanitaria dentro de tres días desde la fecha de inicio de síntomas, alcanzó un 51% a nivel nacional. “El valor más alto se registra en Arica con un 70,8%, siendo la única región que muestra un valor superior al 60%”, explican los y las investigadoras de ICOVID Chile.

En la dimensión de capacidad hospitalaria se observa que la ocupación UCI alcanza un promedio semanal de 95,1% a nivel nacional (color rojo) y con poca variación respecto a la semana anterior (96,1%). A nivel local, nueve regiones presentan una ocupación sobre 90% (todas en color rojo). Destacan negativamente los números en Tarapacá, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, La Araucanía y Los Lagos, con ocupaciones sobre el 95%. Solo las regiones de Aysén y Magallanes tienen cifras que les permiten salir del color rojo (77,3% -color amarillo- y 80,1% -color naranja-, respectivamente). Estas cifras dan cuenta de un “sistema hospitalario que se mantiene en estado crítico”, se explica en el informe.

El uso de camas UCI por pacientes con COVID-19 alcanza 72,8% en la semana analizada, manteniéndose prácticamente sin variaciones en las últimas dos semanas. En regiones tampoco se observan mayores cambios, salvo por las regiones de Arica y Atacama, con alzas de 11,2% y 18,6%, respectivamente, mientras que Los Ríos muestra una baja de 16,2%.

Asimismo, al analizar según grupos etarios se observa que el uso de camas UCI por pacientes COVID-19 mantiene niveles de alta ocupación en todos los rangos y respecto a la semana anterior se observa un incremento para las personas de 70 años o más (de 444 a 479 casos promedios diarios) y para el grupo etario entre 50 y 69 años (de 1.388 a 1.448). “Sin embargo, se observa por primera vez en mucho tiempo una disminución de pacientes UCI en el grupo de menores de 50 años (de 1.363 a 1.271). Esperemos que esta baja se mantenga en el tiempo producto que este grupo etario es quien está siendo mayormente vacunado en estos momentos”, detallan las y los investigadores de ICOVID Chile.

Al respecto, Héctor Ramírez, académico e investigador principal del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile, enfatizó que “con 95% de ocupación promedio en la semana analizada y 9 regiones por sobre el 90% de ocupación, podemos sin duda decir que el sistema hospitalario se mantiene en estado crítico. Sin embargo, se observa por primera vez en mucho tiempo una disminución de pacientes UCI en el grupo de menores de 50 años. De la misma manera, la tasa de hospitalización COVID muestra un auspicioso decrecimiento en los últimos días. A la fecha, este indicador muestra un valor negativo, situación que no se daba desde hace un mes”.

Respecto a la cobertura de la vacunación contra el COVID-19 por edades se constata que se ha alcanzado 90% de cobertura con primera dosis y 87,3% con segunda dosis para población de 70 años y más (89% y 86% para primera y segunda dosis la semana anterior, respectivamente). Mientras que para el grupo entre 50 y 69 años se observa un comportamiento similar: 90% de cobertura de primera dosis y 83,7% para la segunda dosis, aumento marginal con respecto a las últimas semanas. 

Para la población objetivo más joven, entre 18 y 49 años, se observa un aumento de cobertura de la primera dosis, pasando de 57,5% a 70,6% en un periodo de tres semanas, y de 33,3% a 46,5% para la segunda dosis. Estas cifras, sin embargo, resultan insuficientes aún, dado que “este rango etario concentra la mayor fuerza laboral, presenta mayor movilidad y mayor número de casos. Es relevante destacar que las fechas para la primera dosis de este último grupo de edad ya pasaron, y el 30% restante aún sin primera dosis se convierte en población rezagada. Por lo que es prioritario buscar estrategias que permitan lograr una pronta vacunación de dicho grupo etario”, se detalla en el informe.

Finalmente, al analizar las cifras de mortalidad según grupos etarios, indicador que agrupa personas fallecidas confirmadas y sospechosas a partir de los datos oficiales del DEIS, se constata que en la última semana con datos disponibles (6 al 12 de junio) se registraron 620 muertes en el grupo de 70 años y más, 328 muertes para el grupo entre 50 y 69 años, y 115 muertes de personas menores de 50 años. 

Desde principios de mayo estos valores registran un aumento de 26,5% en el grupo de 70 años y más, de 12,8% para el grupo entre 50 y 69 años, y de 18,3% para menores de 50 años. “En todos los grupos de edad se observa un aumento importante en el número de defunciones en comparación con inicios del mes pasado. Resulta especialmente preocupante el aumento sostenido de defunciones en los mayores de 70 años, aún cuando este grupo cuenta con una alta cobertura de vacunación”, agregan expertos y expertas.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.