Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Asesinan a balazos a presidente de Haití, Jovenel Moïse

Desconocidos ingresaron a su residencia la madrugada de este miércoles. El mandatario fue ultimado mientras que la primera dama, Martine Moïse, resultó herida y debió ser hospitalizada.

Diario Universidad de Chile

  Miércoles 7 de julio 2021 9:36 hrs. 
moise


En horas de la madrugada, un grupo indeterminado de individuos disparó contra la residencia del presidente de Haití, Jovenel Moïse, quien resultó muerto. El hecho se produjo alrededor de la 1 de la madrugada, hora local, cuando el grupo atacó el edificio del mandatario, resultando herida su cónyuge, Martine Moïse, quien debió ser hospitalizada.

La información de la muerte de Moïse fue dada a conocer por el primer ministro interino Claude Joseph en un comunicado donde señaló que “se han adoptado todas las medidas para la continuidad del Estado”.

Jovenel Moïse sucedió en el cargo a Michelle Martelly el 7 de febrero de 2017 y encabezó una turbulenta administración, con acusaciones de corrupción y varias manifestaciones a lo largo de estos cuatro años que generalmente se tornaban violentas, incluyendo las de comienzos de este 2021 cuando centenares de personas exigían su renuncia.

La muerte del mandatario se produce a sólo dos meses de las elecciones convocadas para el próximo mes de septiembre, comicios a los que no podía presentarse como candidato y donde se votaría una nueva constitución política la que no era respaldada por la oposición a su gobierno ni la comunidad internacional.

Haití vive una fuerte inestabilidad política con más de 20 gobiernos hace 35 años luego de la sangrienta y brutal dictadura que vivió bajo el régimen de Francois Duvalier conocido como Papa Doc y luego de su hijo, Jean Claude Duvalier, quien fue derrocado en 1986 luego de 15 años en el poder.

A estos se suma la intervención militar en la nación antillana en 2004 cuando fue derrocado el presidente Jean Bertrand Aristide, presencia armada que luego fue reforzada años después luego del terremoto de enero de 2010 y que ha dejado una largo historial de abusos entre los que se cuentan violaciones de menores que involucran a cascos azules de la ONU, entre ellos a militares chilenos.