Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

Jaime Bassa, vicepresidente de la Convención Constituyente: “No confiábamos en la palabra del Gobierno”

El representante destacó el respaldo de un equipo de especialistas en informática de la Universidad de Chile y el trabajo de funcionarios de carrera de la Cámara de Diputados y el Senado. “Ese trabajo nos permitió estar hoy aquí”, reconoció durante la primera sesión de la instancia.

Raúl Martínez

  Miércoles 7 de julio 2021 14:50 hrs. 
salon de honor


Este miércoles se desarrolló finalmente la primera sesión de la Convención Constituyente en el Salón de Honor del edificio del Congreso en Santiago, dos días después de lo convenido inicialmente el domingo cuando se instaló la mesa de la instancia con Elisa Loncón como presidenta y Jaime Bassa como vicepresidente.

Durante el encuentro de hoy, el abogado indicó que todo lo ocurrido el día lunes se trató de un “bochorno” que provocó “malestar y pesar” y que dejó en una virtual “caída libre” el funcionamiento de la convención.

Bassa recordó que el mismo lunes en la mañana se reunieron con el subsecretario general de la Presidencia, Máximo Pavez, y el secretario ejecutivo de la Comisión Técnica, Francisco Encina, donde fijaron los criterios para la primera sesión convocada para ese mismo día a las 15 horas. Sin embargo, nada de lo conversado se concretó por la falta de insumos básicos y de medidas de seguridad sanitaria en el marco de la pandemia de Covid 19 en nuestro país.

El profesional destacó que durante la tarde del lunes y de manera espontánea se activó un dispositivo de funcionarios públicos y del Congreso que comenzaron a buscar soluciones a los problemas que estaban a la vista luego que la Comisión Técnica no dispusiera de las medidas básicas para el trabajo de la entidad que encabeza Elisa Loncón.

“Permitió contener lo que de alguna manera nosotros sentíamos que era una caída libre de la constituyente. Eso permitió que durante el día martes pudiéramos tener algo así como un espejo propio respecto de lo que hacía el Ejecutivo. El martes muy temprano, también gracias a la iniciativa de algunos constituyentes que empezaron esas comunicaciones prontamente, la mesa de constituyente se reunió con el rector de la Universidad de Chile en representación de la universidad, pero también del Consejo de Universidades Estatales de Chile, para poner a disposición de la constituyente primero las instalaciones del salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile y en segundo lugar todo el equipamiento tecnológico para que estas sesiones puedan ocurrir en condiciones transparentes y de mayor participación democrática”, comentó Bassa ante los demás constituyentes en la sesión de este miércoles en la mañana.

Además, se coordinó un equipo de especialistas en informática de la Universidad de Chile que acudieron al edificio del Congreso Nacional en el centro de Santiago donde levantaron información y prepararon un informe a la mesa de la constituyente para evaluar si estaban las condiciones para que sesionaran en ese espacio.

“No confiábamos en la palabra del Gobierno. No porque las personas que nos daban su palabra fueran malas personas, sino porque había un problema de comunicación política que impedía que pudiésemos tener certeza como mesa de la constituyente respecto de la veracidad y de la confiabilidad de la información que recibíamos. Entonces, se generó el martes en la mañana un equipo informático de la Universidad de Chile que vino a este edificio, observó todo lo que estaba ocurriendo, levantó información, preparó un informe, nos presentó un informe a las tres de la tarde en una reunión presencial de manera espontánea, gratuita, desinteresada y con un firme compromiso con la República, con los valores republicanos que este espacio representa”, agregó Bassa.

Además, constituyentes vinculados al área de la salud junto al Colegio Médico realizaron un informe paralelo al evacuado por el Ejecutivo respecto de las medidas sanitarias para sesionar en el edificio y que cuenta con un protocolo que deberá ser aprobado por los integrantes de la convención para el trabajo en las dependencias del Congreso Nacional. Sólo con esa información “autónoma confiable”, como describió Bassa, se decidió convocar a la sesión de este miércoles.

Por otra parte, el vicepresidente señaló que se deberán conformar a la brevedad tres comisiones para iniciar el trabajo de la constituyente, entre ellas la de presupuesto y administración interior que permita revisar las licitaciones realizadas por la Comisión Técnica que dirige Encina y que reactive las adquisiciones en el futuro.

Esto porque en su informe de este miércoles, Bassa dio a conocer que “con la presidenta ayer nos tomamos la libertad de ordenar la suspensión de todo proceso de licitación nuevo, de modo tal que no se inicie ninguna compra, ninguna licitación pública sin nuestra autorización expresa de la mesa”, decisión que provocó los aplausos de la mayoría de los constituyentes.

Las otras instancias que se espera organizar próximamente son las de Reglamento y de Ética, al tiempo que propusieron ampliar la mesa de la convención de dos a siete integrantes.

(Imagen de Cristina Dorador, constituyente por Antofagasta @criordor)

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.