Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

Cristóbal Cuadrado sobre medidas de apertura: “Hay una suspicacia, un ostracismo o una suerte de atrincheramiento del gobierno en su posición”

El experto sanitario criticó las medidas apertura que ha establecido el Minsal, en esta política sanitaria que ha adoptado el gobierno que busca solo la mitigación del virus, más que su eliminación del territorio nacional

Maria Luisa Cisternas

  Lunes 19 de julio 2021 11:22 hrs. 
cuadrado-uchile


El doctor y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado, conversó con los periodistas Juanita Rojas y Raúl Martínez, en la primera edición de Radioanálisis, a propósito de la transición a Fase 3 que a partir de este lunes se implementa en muchas comunas en el país, incluida la totalidad de la Región Metropolitana.

La decisión fue anunciada por el Gobierno el pasado jueves 15 de julio, en circunstancias que la autoridad sanitaria, lleva a cabo un proceso de apertura de la actividad económica y el establecimiento de nuevos protocolos relativos a la libertad de transito de la población.

Respecto a esto, el experto criticó la disposición del Ejecutivo, en la medida que genera un proceso de apertura, considerando que, dada la baja de los casos de contagios y el avance del proceso de vacunación, Chile podría aplicar políticas orientadas a la erradicación del virus, estableciendo cierres absolutos de las fronteras o burbujas territoriales, que son las ideas que ha propuesto el Colegio Médico permanentemente.

“La decisión del Gobierno va en la línea de lo que ha sido la estrategia adoptada durante ya el último año y medio, que apunta básicamente a tener y mantener la circulación comunitaria del virus, sin pretender una eliminación del virus dentro del territorio. Esto es un poco el debate que se ha establecido últimamente, de la posibilidad que tiene Chile de avanzar, como Nueva Zelanda y Australia, entre otros países, a una eliminación dentro de las fronteras del virus y eso es una alternativa, la cual permite retomar de manera segura y sustentable en el tiempo, todas las actividades sociales, las libertades civiles, la economía”, explicó Cuadrado.

En ese sentido, señaló que esta nueva fase de medidas de relajamiento del Gobierno solo indica que en un aproximado de 6 a 8 semanas, habrá un nuevo incremento de los casos en el país. Al respecto, Cuadrado afirmó que esta dinámica se ha establecido como la política sanitaria del Minsal, una suerte de “apretar y soltar”, que se oriente más a una mitigación del virus, que con la eliminación propiamente tal.

“La frase que simplifica esto es la idea de aprender a convivir con el virus. El gobierno y las personas que están proponiendo esto, que se llama estrategia de mitigación, versus una estrategia de eliminación, pretenden que tratemos de convivir de la mejor forma posible con el virus. Eso implica que se va a enfermar gente, que se va a morir gente, pero tratando que sea lo menos posible. Es la idea de lo que hablaba el ministro Mañalich sobre el contagio controlado, es decir, el libreto, independientemente de los actores de reparto, sigue siendo el mismo”, lamentó.

En esa línea el académico de la Universidad de Chile, criticó que el Minsal genere esta laxitud, considerando una nueva ola de diseminación del virus y un tambaleo de la capacidad hospitalaria, invirtiendo en ella solo para cuando se requiera y sin inyectar recursos a las estrategias de trazabilidad y aislamiento. Al respecto, señaló que el Minsal, entre otras figuras de gobierno, han adoptado estas medidas de mitigación, también por la incredulidad que han manifestado frente a las iniciativas del eliminación del virus que impulsan otros gremios y expertos en la materia, en la medida que consideran que la estrategia de eliminación es un caso perdido, que no es posible implementar en el país.

“Para ellos es una batalla perdida, lo que queda es hacer lo que podamos, que los casos no sean demasiados, que el sistema hospitalario se tambalee, pero no se quiebre y que se muera la gente que tenga que morirse, lo que es muy terrible, pero eso es lo que está detrás (…) Se niegan muy recalcitrantemente a cualquier tipo de evidencia u opinión que diga, ‘mira esto se podría hacer distinto’ y lo que me ha tocado ver, de ciertas personas del gobierno, es que hay una suspicacia y un ostracismo, una suerte de atrincheramiento del gobierno en su posición, no solo en esta materia, sino en muchas otras, que probablemente es frecuente en gobiernos de minoría, que tienen muy poca legitimidad, y hacen que cualquier propuesta como la que hace el Colegio Médico se vea como una amenaza, de intento de desestabilización del gobierno, lo que hace imposible cualquier forma de diálogo con la comunidad científica, para mejorar las condiciones de la pandemia”, explicó.

Asimismo, Cuadrado, responsabilizó a los grupos empresariales que han tensionado el debate para generar estas medidas de apertura y con eso además, a la disposición del gobierno a ceder a presiones de este sector. En ese sentido, señaló que abrir la actividad por algunas semanas, lejos de reactivar la economía, conlleva a un impacto mucho más grande, en cuanto vuelven a aplicarse medidas de cierre. 

“Hay una visión muy miope de muchos sectores empresariales. El modelo y la lógica neoliberal la aplican desde un punto de vista muy parcial, lo que ellos quieren es que sus intereses particulares no sean afectados en el corto plazo, pero el largo plazo pareciera no existir y la evidencia empírica económica, no solo de salud pública, demuestran que en aquellos países que han respondido de manera más activa y más temprana para generar la supresión de los brotes epidémicos, son los que tienen mejores resultados desde el punto de vista social, económico y sanitario”, arguyó.

Cuadrado lamentó la indolencia detrás de estos argumentos que erigen esta política sanitaria, en la medida que repercuten inminentemente en la vida del sector más vulnerable de la población.

“Quienes se están muriendo en Chile sigue a un patrón de estratificación social claro, entonces cuando ciertos sectores acomodados de la elite económica de este país dicen que hay que abrir y tendremos que aprender a convivir con esto, bueno, hay otros que tendrán que morirse, porque ellos no se van a morir y eso me parece particularmente indignante en cuanto a la forma que el Gobierno ha ido escuchando a ciertas voces que lamentablemente no le han hecho nada bien al manejo de la pandemia”, declaró.

Finalmente el doctor de la Escuela de Salud Pública llamó a la población a mantener las medidas precautorias, en circunstancias que el brote se mantiene en circulación y que la taza de mortalidad permanece en el orden de 100 personas diarias, pese a que los casos siguen bajando.

“El riesgo disminuye notablemente en las personas que se han vacunado, pero no desaparece. El riesgo de morir por ejemplo, puede bajar en torno a 5 a 6 veces en relación a alguien que no este vacunado, lo que no significa que las personas vacunadas no tengan posibilidades de fallecer por Covid, si es que se ha completado el esquema de vacunación. Por eso es muy importante que las medidas de cuidado general,  como distanciamiento físico, el uso de mascarilla, el lavado de manos y la ventilación de espacios se siga aplicando de una forma muy estricta de parte de la ciudadanía, porque va a ser la única manera de seguir manteniendo un nivel de contagios relativamente bajo”.

En términos generales, recomendó mantener las medidas de distanciamiento en todas las plazas laborales que sean posibles y evitar el desplazamiento a nivel nacional e internacional, en consideración de la presencia de la variante Delta en el país.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.