Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 16 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Las coordenadas de Yasna Provoste: la candidata más atípica para el momento más crucial de la Democracia Cristiana

Mujer, madre, diaguita, nortina y pedagoga. Un perfil de candidata presidencial que no había tenido la Democracia Cristiana en su historia y cuyas posibilidades de crecimiento y victoria están aún en incertidumbre.

Maria Luisa Cisternas

  Jueves 22 de julio 2021 21:40 hrs. 
Yasna Provoste.


Se inaugura la etapa en que el Senado de la República es presidida por una mujer de ascendencia diaguita, confío estar a la altura de la actual transición democrática. Asumo este deber como lo que soy: mujer, profesora, madre, esposa, humanista y cristiana, nacida en una comuna pequeña como Vallenar, con ascendencia indígena, e hija de una familia trabajadora de clase media”. Así articuló Yasna Provoste su discurso tras ser electa como presidenta del Senado en marzo de este 2021. Es el perfil con el que la demócrata cristiana se autodefine y las categorías sociales a las que suscribe. Muchas identidades simultáneas, más no en primera fila la de la Falange.

Es evidente que Yasna Provoste será este viernes candidata presidencial, en una semana marcada por los resultados de las Primarias Presidenciales de Apruebo Dignidad y Chile Vamos, y en la que los nombres de los candidatos Gabriel Boric y Sebastián Sichel, ya están sobre la mesa.

Los candidatos triunfadores de ambos pactos son considerados, por comparación, menos lejanos al centro político. Asimismo, desde la ex Concertación, rebautizada como Unidad Constituyente, hay dos cartas a disposición, Carlos Maldonado, del partido Radical y la socialista Paula Narváez, a la espera de una definición de una eventual tercera candidatura en la colectividad, para efectos de presionar por unas primarias ciudadanas, que evidentemente la Democracia Cristiana no quiere.

Al respecto, el académico de la Universidad de Chile y analista político, Ernesto Águila, entregó algunas luces, invirtiendo el sentido de las preguntas.”¿La senadora Yasna Provoste podrá revertir esta declinación que experimenta hoy la Democracia Cristiana Chilena?“, cuestionó.

“Es una candidatura que recoge lo que viene quedando de Unidad Constituyente o la ex Concertación, es una apuesta que descansa mucho en ella, porque efectivamente la marca de Democracia Cristiana se encuentra muy devaluada y muy debilitada. Basta tener presente para ello que en la Convención Constituyente, la DC obtiene finalmente un representante de 155, lo cual es una señal de extrema debilidad para uno de los partidos que ha sido de los más gravitante de los últimos 60 años de la vida política chilena”, señaló.

Asimismo, el académico agregó que las subjetividades que reúne Provoste, el perfil que la caracteriza, son elementos que generan las condiciones para sintonizar con las reivindicaciones surgidas en el último tiempo en el país.

“Puede ser también que el liderazgo de Yasna Provoste no se vea afectado, especialmente por su militancia en la DC, al tener ciertos rasgos que podrían conectar mejor con el Chile que hoy existe. O sea, se trata de una mujer, de pueblos originarios, de alguien que tiene o se identifica con una vocación social, pero también tiene como hándicap, una crisis muy profunda de la Concertación en general y en particular del descrédito de la DC”, afirmó.

Una apreciación similar es la que realizó el investigador del Centro de Estudios de Desarrollo (CED), Claudio Pérez, en la medida que la ciudadanía se ha mostrado mucho más receptiva a la identidad detrás de los y las candidatas, que a la vereda ideológica partidista a la que adscriban.

“Hoy día es evidente que las personas se identifican, más que con partidos, con las propuestas de cada candidato o lo que representan cada candidato y candidata. En ese sentido, la eventual candidatura de Yasna tiene un perfil donde ella es una mujer de región, diaguita, que tiene un foco importante en los temas de descentralización, de desarrollo territorial, que puede hacer algo importante en ese sentido. Entonces todo lo que ella representa como identidad, también puede resultar atractivo para los votantes”, observó.

Consultado por si Provoste podría obtener un respaldo importante de las personas identificadas con los pueblos originarios, Pérez señaló que la votación de este grupo social es bastante compleja de determinar.

“Los apoyos a los pueblos originarios en atención a las distintas características de cada uno de ellos, es muy difícil subsumirlos como ‘el apoyo de los pueblos originarios’ y probablemente va a haber algunos que estarán en distintas candidaturas, pero evidentemente ella, atendiendo a su origen, no hay duda de que podría resultar muy atractiva para que personas pertenecientes a estos pueblos originarios, pudieran eventualmente apoyarla. Representa parte del activo, en la medida que es cada día más relevante en nuestro contexto nacional. Le da un agregado a su candidatura”, afirmó.

Las nuevas representaciones de los convencionales constituyentes de escaños reservados y de otras listas, también auspician un contexto en el que la senadora pueda atraer a buena parte de ese electorado, señaló Ernesto Águila, pero así como el investigador de la CED, asegura que es difícil vaticinar una homogeneidad en esos votos.

“Creo que en el contexto que estamos viviendo hacia la idea de un Estado plurinacional, plurilingüe, con lo que ha significado la presidencia de la Convención Constitucional, con Elisa Loncón, son rasgos que hoy están presentes en la sociedad chilena y el hecho que ella provenga de los pueblos originarios del norte, creo que va a actuar a su favor, pero no creo que eso genere unanimidad en los pueblos que son muy diversos también en entre ellos mismos”.

Las coordenadas

En lo relativo al tipo de representación que Provoste ejercería como candidata de la Democracia Cristiana, Águila la interpreta como una figura más cercana a lo que fue Rodomiro Tomic, a las demandas populares y a lo que es la Democracia Cristiana en el Frente Amplio de Uruguay. No obstante, dice que los términos programáticos, las voluntades de transformación y la cercanía de su proyecto hacia el proceso histórico que se abrió el 18 de octubre, aún no están claros y lo más probable, es que se dilucidaría en su campaña.

“La candidatura de Yasna Provoste dentro de la DC se proyecta más en el progresismo de la izquierda, de alguna forma quienes más la apoyan lo demuestran y ella misma se reconoce en la tradición de lo que significó en la Democracia Cristiana Rodomiro Tomic, pero lo que uno se pregunta es si el momento para ese sector y el liderazgo de Yasna Provoste, llega todavía a tiempo en el marco de una crisis de los políticos tradicionales chilenos (…) Uno se preguntaría si este ‘Tomicismo’ de segunda generación llega en un momento político donde puede conectar en el país“, explicó Águila.

Hay consideraciones referidas a las capacidades de Provoste de adjudicarse el centro político, particularmente en lo que sucede con la consolidación de Sichel y Boric. Estas variantes podrían eclipsarla hacia el centro, aún cuando es una personalidad que viene ocupando ese domicilio hace varios años.

“Ese espacio político de centro, si además hay una candidatura más a la izquierda de Boric y otra más a la derecha de Sichel, se traduce en la reducción de ese espacio, o dicho de otra forma, va a haber tres candidaturas que estarán mirándolo“, observó Pérez.

Considerando a sus eventuales contendores, particularmente el que viene de Chile Vamos, para Águila, es imposible pensar que Provoste no esté en la papeleta de noviembre, en la medida que lo que se juega es también la hegemonía o la conducción del futuro de la DC. 

“Es impensable que Yasna Provoste no esté, porque sería entregar el espacio social cristiano a la derecha, pero por otro lado, si se corre a la izquierda, creo que tiene pocas opciones de competir con un candidato como Gabriel Boric que ya tiene alta votación obtenida en primarias, por lo tanto creo que no es tan simple ver cual va a ser el espacio político que va a intentar cubrir. Creo que está más bien atenazado y reducido“, señaló.

Por eso, agregó, perfectamente podríamos estar observando la división de la vertiente social cristiana chilena, en la medida que gran cantidad de dirigentes o ex dirigentes de la DC como Mariana Aylwin apoyan a Sichel en esta pasada, mientras que Yasna Provoste podría representar al social cristianismo más progresista e incluso de más de izquierda del partido.

Qué pasa en Unidad Constituyente

No es un contexto fácil para el conglomerado, aseguró la jefa programática de la campaña de Paula Narváez y militante del PPD, Verónica Pinilla, evaluando los cambios que ha tenido el electorado a partir del 18 de octubre del 2019.

“Unidad Constituyente ha intentado sentar las bases de un proyecto social demócrata progresista democrático para nuestro país y eso ha sido un esfuerzo que se ha levantado en un momento económico, político y social muy especial. Creo que no hay que dejar de considerar que el escenario en el que ha estado Unidad Constituyente tampoco ha sido fácil. En ese sentido, al igual que el partido Radical, con Carlos Maldonado, que la DC también tenga una pre candidata es legitimo”, señaló.

El contexto, sumado a la ausencia del conglomerado en las primarias presidenciales, ha significado una vitrina menos para hacer llegar a la ciudadanía, las propuestas y visiones de sociedad de Unidad Constituyente. No obstante, Pinilla asegura que aun hay tiempo para completar la fotografía del domingo 18 de julio.

“Sichel le ha robado votos al centro, pero cada candidato tiene sus tensiones internas, tiene sus propias amenazas y desafíos, y eso los va a llevar  a tener que instalarse en ciertas posiciones políticas donde ganan ciertos votos, pero también pierden otros, entonces la fotografía electoral va estar completa cuando Unidad Constituyente este en la papeleta”, afirmó.

En lo relativo a Yasna Provoste, Pinilla aseguró que es imposible realizar un análisis comparado entre Paula Narvaez, considerando que la presidenta del Senado no ha proclamado su candidatura ni tampoco posee programa. No obstante, sí analizó a ambas desde el punto de vista partidario.

“Yo tengo la impresión que la diferencia entre una candidata socialista es el capital histórico de transformaciones, pero igualmente Provoste viene de un partido con figuras como Frei Montalva que lideró la Reforma Agraria y en algún momento de la historia estuvo a la altura de las necesidades de nuestro país, pero tengo la impresión de, al igual que Salvador Allende, se impuso sobre candidaturas demócrata cristianas. Yo creo que el socialismo democrático que representa Paula es muy similar al de él”, señaló.

Respecto a las adhesiones que han mostrado un grupo de diputados y diputadas a la senadora, Pinilla aseguró que el PPD a través de sus bancadas y sus consejos nacionales, ha declarado el apoyo oficial a Paula Narváez, por lo que las declaraciones o reuniones particulares, corren por la responsabilidad personal de cada uno de los y las parlamentarias. Lo importante, señala, es que defina lo que se defina con Yasna Provoste para las presidencias, es urgente apremiar una modalidad de primarias para determinar un solo candidato/a de la coalición.

“Si Yasna va a levantar su candidatura, que me parece que está en todo su derecho de hacerlo, sería importante que rápidamente pudiéramos establecer cuál va a ser el calendario de consulta ciudadana de primarias, para que tanto la DC, como el PS y el PR pudieran sortear el resultado final de esa primaria”, puntualizó.

 

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.