Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Facultad de Artes de la Universidad de Chile celebra la certificación de dos de sus programas

Las carreras de Teoría e Historia del Arte e Ingeniería en Sonido obtuvieron cinco años de certificación tras someterse a procesos de autoevaluación y proponer planes de mejora con el fin de certificar la calidad de la formación que entregan. Se trata de la primera experiencia de certificación de ambos programas, los que además debieron enfrentar parte del proceso de manera telemática debido a la pandemia.

Diario Uchile

  Viernes 30 de julio 2021 9:18 hrs. 
L Visita pares


Como un logro muy significativo para las carreras y para la Facultad de Artes es catalogada por la Unidad de Autoevaluación, Acreditación y Calidad de dicha facultad, UAAC Artes, la noticia de los cinco años de certificación que obtuvieron las carreras de Teoría e Historia del Artes e Ingeniería en Sonido. Ambos programas se presentaron por primera vez a procesos de certificación y visita de pares externos y, uno de ellos, la Licenciatura en Teoría e Historia del Arte, se transformó, además, en “la primera certificación y visita de pares externos en modalidad telemática a nivel de programas de pregrado en la Universidad de Chile”, señala Germán González, académico e integrante de UAAC Artes.

Como explica Cecilia Dooner, Coordinadora Ejecutiva de la Unidad de Autoevaluación, Acreditación y Calidad de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos UChile (VAA), pese al cambio de la modalidad presencial a la telemática que se ha debido adoptar producto de la pandemia, “el foco de evaluación no cambia, manteniéndose los mismos criterios de calidad que se han venido trabajando hace años. Así, por ejemplo, para evaluar infraestructura e instalaciones, se ha reemplazado el recorrido de los pares evaluadores por información documental y audiovisual. Con flexibilidad y creatividad, se buscan las formas de que se logre el objetivo de evaluar de manera completa a la carrera”. 

La experiencia de certificación de Teoría e Historia del Arte permitió que “las tareas que demandaba la visita de pares externos a la carrera de Sonido se resolvieran de manera más expedita”, comenta Germán González, destacando lo desafiante que fue como primera experiencia telemática coordinar al interior del programa, del departamento y de la Facultad, “todos los recursos, acciones, voluntades y participaciones necesarias para que se pudiera lograr una excelente experiencia de visita en esta nueva modalidad” en el caso de Teoría e Historia del Arte, así como “el esfuerzo, dedicación y eficacia de las acciones emprendidas por toda la comunidad de la carrera de Ingeniería en Sonido, del Departamento de Sonido y de UAAC Artes, en un contexto especialmente problemático”.

La experiencia de Teoría e Historia del Arte

La certificación por cinco años del programa de Licenciatura en Artes con mención en Teoría e Historia del Arte confirma su solidez, así como la importancia de estar siempre reflexionando y revisando de manera colectiva nuestros enfoques académicos, metodologías y vínculos”, señala Laura Lattanzi, académica del Depto. de Teoría de las Artes e integrante del Comité de Autoevaluación de la carrera, tras la certificación el programa académico por la agencia Qualitas. Este proceso, liderado por este Comité de Autoevaluación en conjunto con UAAC Artes, contó con la participación de académicos/as, estudiantes, funcionarios/as, egresados/as y actores vinculados al campo del arte, quienes fueron parte de diversos talleres de autoevaluación, encuestas y entrevistas. 

“La comunidad universitaria de nuestro programa ha propiciado continuamente la necesidad de revisar su propia práctica. En ese contexto, se han desarrollado distintos procesos y acciones de autoevaluación y/o mejoramiento continuo, incluido el proceso CIC (Comité de Innovación Curricular) que llevó a la transformación del plan de estudios. La autoevaluación propiciada por el actual proceso de acreditación es recibida como parte de dicho espíritu crítico y de reflexión continua sobre nuestros quehaceres”, explica María Elena Muñoz, directora del Departamento de Teoría de las Artes, destacando que este fue un proceso que comenzó en 2017 con la finalización de la Innovación Curricular del programa. 

Este continuo proceso de autoevaluación fue uno de los criterios más valorados por la agencia Qualitas, logrando así “adaptar el programa a los requerimientos de un campo cultural en transformación. También se reconoce al cuerpo académico tanto por su compromiso con el proyecto educativo, así como su trayectoria y rol como referentes en diferentes áreas en el campo cultural y artístico”, sostiene la académica añadiendo que, también se observaron aspectos de oportunidades como “generar mayores interacciones entre los departamentos de la Facultad de Artes, permitiendo una mayor interdisciplina entre estudiantes y la posibilidad de una mayor internacionalización del programa académico”.

“Haber conseguido la certificación por cinco años confirma la importancia de los procesos críticos y reflexivos que el programa desarrolla. Pero es también un desafío a seguir proyectando un plan de trabajo concreto, que considere mayores actividades para los procesos de graduación y actividades interdisciplinares, formalización de los vínculos con actores externos, entre otros. Queremos seguir cultivando un proceso de autoevaluación colectivo, reflexivo y comprometido con nuestra comunidad académica, pero también con nuestro espacio social y político como universidad pública”, concluye Laura Lattanzi. 

Visita de pares Teoria

La experiencia de Sonido

La certificación de cinco años para la carrera de Ingeniería en Sonido también deja gran satisfacción en su comunidad académica, tanto por los resultados obtenidos como por los aprendizajes y oportunidades de mejora que este proceso ha implicado. “Hemos podido confirmar que estamos trabajando adecuadamente para poder cumplir con el perfil de egreso que nos hemos propuesto. Nuestra carrera profesional es un proceso largo que requiere muchos ajustes en el tiempo y por ello trata de entender de la mejor manera lo que está pasando en el medio profesional externo”, expresa el jefe de carrera y académico Leonardo Cendoyya, respecto al proceso de revisión y autoevaluación constante del programa.

En esa línea, el académico reconoce algunos hitos que han aportado en este desafío de adaptación y mejora permanente. “Nuestra unidad ha tenido un avance significativo en poco tiempo, hemos creado el Departamento de Sonido, actualizado la carrera Licenciatura en Artes con mención en Sonido en una Ingeniería en Sonido y ha sido todo bastante rápido”, resume entre otros hitos como la conexión académica entre arte y ciencia; la influencia del Proyecto de Desarrollo Institucional del Depto. de Sonido que se desarrolla en un trabajo a largo plazo; y la participación y diálogo sostenido con las y los estudiantes, lo cual es uno de los puntos destacados dentro de este informe de certificación.

Otros elementos de relevancia que pudieron ser corroborados durante este proceso son la coherencia entre la misión institucional y los propósitos de la carrera de Ingeniería en Sonido; la formación integral en equidad, inclusión y calidad educativa; el perfil de egreso diseñado para alcanzar un alto dominio interdisciplinario; un cuerpo directivo calificado y personal administrativo, técnico y de apoyo competente; y el uso de infraestructura funcional a las necesidades del Plan de Estudios, entre otros puntos ya mencionados.

Para el director del Departamento de Sonido, profesor Sergio Floody, este resultado “es la culminación de un trabajo en equipo que viene desde agosto del 2009 cuando se inició el proceso de Innovación Curricular. El año 2014 se modificó la malla de la antigua carrera de Licenciatura en Artes con mención en Sonido y el 2015 se aprobó la nueva carrera de Ingeniería en Sonido, tanto por el Consejo de la Facultad de Artes, el Consejo Universitario, el Senado Universitario y finalmente por el Rector”. En ese sentido, transmite agradecimientos a las diversas autoridades, organismos y especialmente al cuerpo académico que formó equipos y que durante todos estos años ha trabajado en el proceso de autoevaluación de la carrera, cuyos frutos están a la vista.

Por su parte, el anterior jefe de carrera, profesor José Luis Cárdenas, se suma a este positivo balance agregando un factor preponderante, a su juicio, en la evolución de esta carrera que inició su proceso de certificación externa voluntariamente y por primera vez desde el año 2017. “Es importante recordar que, si bien el programa de estudios y el título de Ingeniero/a en Sonido se ofrecen desde el año 2016, la actividad académica y formativa en el área de sonido en nuestra Universidad se remonta al año 1969 con la carrera de sonidista, y que a través del tiempo condujo finalmente al perfil profesional actual”, indica. En ese sentido, el académico hace hincapié en la permanente actualización de los programas de estudios de esta carrera que describe como “la más antigua en Latinoamérica con este perfil profesional y que reúne una formación científica, artística y tecnológica, y hasta ahora la  única Ingeniería que es albergada por una Facultad de Artes en nuestro continente”.

Autoevaluación y mejora continua

La certificación de calidad de las carreras de la Facultad de Artes forma parte de un “objetivo estratégico propuesto por las últimas direcciones de nuestra Facultad, desde la decanatura de la Prof. Clara Cruz Cárdenas hasta la actual del Prof. Fernando Carrasco”, comenta Germán González. De allí que, para la Facultad de Artes, la noticia de la certificación de ambos programas “significa también seguir avanzando en el logro de una meta estratégica, en el sentido de dotar al conjunto de sus carreras y programas de pregrado de una capacidad y cultura de la autoevaluación y mejora continua vinculada a sus distintos proyectos formativos”, añade el integrante de UAAC Artes.

Dicha unidad, dependiente de la Dirección Académica de la Facultad de Artes y apoyada desde la VAA a través de la UAAC central, asesora y apoya metodológicamente a todos los programas de la Facultad en esta materia. “Además de impulsar la autoevaluación y colaborar con las comisiones de carreras, articula los distintos procesos manteniendo una mirada transversal de la calidad de la formación de pregrado de la Facultad y asumiendo un abordaje integral de los desafíos transversales que se van presentando”, destaca Cecilia Dooner. Y concluye: “Gracias a este trabajo conjunto, colaborativo y ‘multinivel’ es que hoy todas las carreras de la Facultad de Artes se encuentran realizando actividades de autoevaluación”.