Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Agenda Constituyente, semanas 3 y 4: Las comisiones (por Claudio Nash)

"No hay duda de que estamos ante un proceso político inédito en Chile, pero debemos tener muy claro que este es un proceso que debemos respetar y cuidar de quienes que pretenden socavar su legitimidad porque este es un logro del pueblo movilizado".

Claudio Nash

  Lunes 2 de agosto 2021 20:42 hrs. 
convencion-constituyente-678x330-1


Previamente en Agenda Constituyente

“Agenda Constituyente” es un espacio para dar seguimiento al trabajo de la Convención Constitucional (CC). Este proyecto irá alternando sesiones a través de la radio (lunes 07:40 hrs) y columnas de opinión como las que usted tiene a la vista en estos momentos.

En nuestra columna anterior hablamos sobre el proceso de instalación de la convención, la elección de la presidenta Elisa Loncón y el vicepresidente Jaime Bassa y la creación de las primeras comisiones que permitirían organizar el trabajo constituyente.

A continuación, vamos a comentar los sucesos más importantes de las últimas dos semanas (19 al 30 de julio).

El académico y doctor en Derecho, Claudio Nash, es coordinador de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile. Foto: UPLA.

El académico y doctor en Derecho, Claudio Nash, es coordinador de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile. Foto: UPLA.

Las vicepresidencias

Una de las primeras decisiones que tomó la CC fue ampliar la mesa directiva (el texto constitucional contempla Presidencia y un Vicepresidente). La decisión adoptada por amplia mayoría (127 votos a favor) fue crear 7 nuevas vicepresidencias y dos de estas para los escaños reservados a las primeras naciones.

Lo interesante fue que la mesa hizo una propuesta para que la elección de las nuevas vicepresidencias no fuera con el sistema de elección de votación sucesiva por mayorías individuales por cada cargo, sino un sistema de patrocinios. De esta forma, cada constituyente patrocinaría solo una candidatura, lo que obligaba a acuerdos dentro de los distintos grupos representados en la Convención.

El argumento de fondo en la propuesta hecha por la mesa, era que este sistema permite una representación plural de los distintos sectores que integran la Convención y, con ello, se garantizaba la presencia de la derecha en la dirección de la CC. De adoptarse un sistema de votaciones sucesivas, lo que proponían algunos sectores dentro de la Convención (Partido Comunista, Pueblos Originarios y Lista del Pueblo), implicaba un riesgo cierto de que la derecha quedará fuera de la mesa.

El 27 de julio se aprobó la propuesta de la mesa (la propuesta alternativa solo obtuvo el apoyo de 62 de los 155 convencionales). Así, el día miércoles 28 de julio quedó conformada una mesa directiva ampliada, con 2 representantes de los escaños reservados a las primeras naciones (Tiare Aguilera, pueblo Rapa Nui e Isabel Godoy, pueblo Colla), Elisa Giustinianovich representante de los movimientos sociales constituyentes, Lorena Céspedes representantes de independientes no Neutrales, Pedro Muñoz representante del colectivo socialista, Rodrigo Rojas de la lista del pueblo y Rodrigo Álvarez de Vamos por Chile.

El debate político que surgió de esta elección es evidente, quedó excluido el Partido Comunista, que postulaba a Bárbara Sepúlveda a una de las vicepresidencias y se incorporó a la mesa el representante de Vamos por Chile, el UDI, Rodrigo Álvarez.

En síntesis, estamos ante un proceso de distribución del poder bajo criterios de representación plural (paridad de género, presencia de regiones, pueblos originarios) y no necesariamente de mayorías electorales, pero implementado de forma tal que generó una discusión con impacto político evidente, ya que esta elección implicó un quiebre de facto de Apruebo Dignidad, la alianza política entre el Frente Amplio y el Partido Comunista al interior de la Convención.

Las comisiones

Estas semanas entraron en funcionamiento las comisiones de la CC. Así, las comisiones de Reglamento, Ética y Presupuestos y Administración comenzaron a trabajar y se dieron su propia organización, eligieron coordinaciones paritarias y comenzaron a definir los temas de sus agendas. Algunas comisiones incluso ya comenzaron a recibir en audiencia a instituciones que quieran aportar al proceso.

Estas comisiones deberán resolver algunas cuestiones fundamentales para el trabajo de la Convención. Así, la comisión de Reglamento deberá definir cuestiones tan vitales como la toma de decisiones por parte de la convención, los quórum requeridos donde se abrirá el debate seguramente sobre los 2/3 y la forma en la que la sociedad civil podrá participar de la deliberación constitucional. La comisión de Ética debe resolver un tema muy discutido y discutible, cuál es, los conflictos de interés, tanto de los propios convencionales en los temas sobre los cuales deben decidir. así como de las organizaciones que podrán ser parte del debate constituyente. Finalmente, la comisión de Presupuestos y Administración, debe verificar la corrección de los contratos suscritos por el gobierno para el funcionamiento de la Convención, y ver cómo se va a administrar el exiguo presupuesto de la CC, lo que implica un diálogo bastante difícil con la Segpres a cargo de suministrar los recursos para el funcionamiento de la Convención.

Asimismo, comenzaron sus labores las 6 nuevas comisiones provisorias que trabajarán durante 30 días, hasta que se defina la forma definitiva de funcionamiento de la CC: a) Derechos Humanos, Comunicación, b) Información y Transparencia, c) Participación Ciudadana, d) Participación y Consulta con los Pueblos Originarios, e) Participación Plurinacional y Educación Popular, Social y Territorial, y f) Descentralización. Durante esta semana, estas comisiones ya pudieron definir su propio reglamento de funcionamiento y eligieron a sus coordinadores en forma paritaria.

Esto da cuenta de un proceso muy rápido para tomar decisiones básicas de funcionamiento que les permitirá trabajar contra el tiempo ya que en sólo 30 días deben entregar un informe al plenario que permita el funcionamiento de la Convención durante los próximos meses.

La Comisión de DDHH

A estas alturas del proceso, la comisión más interesante de analizar, porque tiene no sólo aspectos funcionales sino que sustantivos involucrados, es la de Derechos Humanos. La creación de esta comisión fue ampliamente discutida y, si bien había consenso en su creación, los alcances que esta tendría sí estaban abiertos al debate. Durante la tercera semana de trabajo (19 al 23 de julio), discutió sobre su funcionamiento y objetivos.

Se presentaron cuatro propuestas al pleno, que daban cuenta de distintas visiones sobre los alcances de la comisión. Sin duda, las distintas propuestas daban cuenta de distintas visiones sobre la situación de derechos humanos en Chile. Así, la propuesta presentada por sectores vinculados a Vamos por Chile, buscaba poner el énfasis en una ampliación de la idea de derechos humanos que abarcara actos de privados y, con ello, replantear el tema del supuesto terrorismo que se vive en la zona sur de Chile que ya había sido descartado por el pleno. Por otra parte, la propuesta de la Lista del Pueblo, Movimientos Sociales Constituyentes y Escaños Reservados, ponía el énfasis en las violaciones históricas de derechos humanos contra los pueblos indígenas, las deudas de Chile en materia de verdad justicia y reparación y, particularmente, en las graves violaciones de derechos humanos ocurridas a partir de octubre de 2019.

Sin duda, esta es una tensión que vamos a ver permanentemente, cual es, la búsqueda de un difícil equilibrio entre las labores propias de la CC que debe redactar un nuevo texto constitucional y el innegable rol político que tiene el poder constituyente expresado a través de la Convención Constitucional.

El criterio que puede ayudar es el de la eficacia. Así, se puede dar prioridad al trabajo técnico, que permita avanzar en el debate constituyente, pero que éste esté debidamente conectado con el contexto nacional para que la futura Constitución sea efectivamente una respuesta a la realidad del país.

De esta forma, el resultado que se dio en la Convención sobre la Comisión de DDHH, es razonable. Se adoptó una nomenclatura amplia “Comisión de derechos humanos, verdad histórica y bases para la justicia, reparación y garantías de no repetición”, pero en sus funciones estas quedaron más delimitadas. Así, se establecieron como objetivos específicos de la comisión, entregar al pleno una propuesta de trabajo para la CC en materia de derechos humanos (objetivo Nº 1), junto con otros objetivos más amplios, como son:

  1. Promover una pedagogía de los Derechos Humanos, con énfasis en su naturaleza y su ámbito.
  2. Promover una campaña comunicacional institucional que informe sobre la importancia de una cultura de respeto a los derechos humanos, con apoyo en la sociedad civil y en las organizaciones sociales.
  3. Facilitar a las y los convencionales constituyentes y sus equipos asesores de un set de tratados y convenios internacionales en materia de derechos humanos ya suscritos y ratificados por Chile, y que se encuentran vigentes, de manera de incorporar en la nueva Constitución aquello a lo que ya se encuentra comprometido el Estado, en cumplimiento de lo dispuesto en el inciso final del artículo 135 de la Constitución actual.
  4. Generar herramientas que se encuentren disponibles en la plataforma web de la Convención, para la realización de iniciativas constituyentes e indicaciones con un enfoque de derechos humanos, proporcionando a las y los convencionales constituyentes y sus equipos asesores un glosario y recomendaciones para redacciones que incorporen visiones de género, inclusividad y diversidad sexual, entre otros.
  5. Proponer medidas genéricas de reparación a los distintos órganos del Estado.
  6. Documentar los antecedentes recabados por la Comisión sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado, para ser puesto a disposición de la ciudadanía.
  7. Proponer la celebración de acuerdos de colaboración con institutos, universidades, centros de estudios y organizaciones de la sociedad civil para prestar apoyo en materias técnicas relacionadas con derechos humanos.
  8. Generar un material artístico (libros, películas, series, teatro y danza digitalizados, etc.) a disposición de los y las constituyentes, que permitan reflexionar y conocer el estado actual de los Derechos Humanos en Chile, así como profundizar en este tema.

La Comisión eligió en su sesión del miércoles 28 de julio como sus coordinadores a Manuela Royo y Roberto Celedón.

A qué debemos prestar atención

A partir de la elección de las vicepresidencias, queda muy claro que no será fácil el tema político al interior de la Convención en un año electoral. Pensar que es posible desvincular el debate constituyente de las diversas elecciones que se producirán en Chile en noviembre (presidencial, senadores y diputados) es ingenuo. La cuestión es cuánto se incidirán mutuamente ambos procesos. La captura del debate constitucional por la discusión política electoral sin duda entramparía el trabajo de la CC; por otra parte, sería sano que el debate electoral sí esté atento a los avances de la constituyente. Debemos estar muy pendientes de este proceso.

Una cuestión que también debe preocuparnos es la forma en la que la derecha está enfrentando el proceso constituyente. Vemos como esta sector político ha ido atrincherando es el interior de la Convención, sin pretensiones de establecer alianzas y, por lo tanto, sin posibilidades efectivas de incidir en el debate constitucional. Esto abre dos escenarios. Por una parte, un sector que parece buscar utilizar el espacio de la CC para ganar legitimidad política al interior de la derecha, y por otro, un sector más amplio que parece estar apostando a deslegitimar el trabajo constitucional a fin de poder rechazar el texto propuesto en el plebiscito de salida del debate constituyente. Ambas posturas peligrosas y es de esperar que su incorporación a la mesa directiva cambie esta postura obstruccionista.

No hay duda de que estamos ante un proceso político inédito en Chile, pero debemos tener muy claro que este es un proceso que debemos respetar y cuidar de quienes que pretenden socavar su legitimidad porque este es un logro del pueblo movilizado.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.