Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

¿Cuánto pierde Yasna Provoste? Conservadurismo de la DC ante aborto instala cuestionamientos a candidatura de la senadora

El voto en contra del proyecto de despenalización por parte de la diputada DC Joanna Pérez dejó en evidencia las diferencias entre la abanderada y sus compañeros de partido, generándose dudas en torno al real ejercicio de liderazgo de la candidata presidencial.

Andrea Bustos C.

  Martes 10 de agosto 2021 19:27 hrs. 
yasna provoste


Una disputa clara y pública se generó en la Democracia Cristiana tras el debate por la despenalización del aborto en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara. El proyecto fue rechazado con el voto clave de la falangista Joana Pérez, tras lo que se abrió un cuestionamiento en torno al liderazgo de Yasna Provoste.

Mientras la candidata presidencial del partido ha manifestado claramente estar en favor del proyecto, que significaría un importante avance en el reconocimiento de derechos de las mujeres en Chile, en los parlamentarios y parlamentarias de la DC la postura dista de lo expresado por la abanderada.

Las críticas surgieron incluso de su grupo político, pues desde Unidad Constituyente llamaron a la candidata a “ordenar” a su partido.

Los candidatos Carlos Maldonado y Paula Narváez, sumado a la presidenta del PPD Natalia Piergentili, criticaron la votación de Pérez, y más la consistencia del liderazgo de Provoste.

Ante este revés, Yasna Provoste aseguró que su “compromiso está en que el proyecto sea aprobado”. “Me la jugaré para que diputados democratacristianos en la sala apoyen las iniciativas”.

Sin embargo, no existe todavía un pronunciamiento claro respecto de la bancada DC sobre cómo se comportarán ante la votación del proyecto en Sala, dejando así en incertidumbre cuánto realmente pesará la postura y liderazgo de la hoy senadora.

Tomando distancia del votante

La disputa al interior de la DC, que deja en evidencia una vez más el conservadurismo que sigue presente al interior de ese partido, se da a solo 11 días de la consulta ciudadana que realizará Unidad Constituyente, que apela a convocar los votos de la centro izquierda.

En opinión de expertos, el debate generado deja en un mal escenario a la candidata falangista para su primera prueba electoral.

Para el analista político y académico de la Universidad Central, Marco Moreno, “en el electorado más progresista, que se supone es el que está en disputa y que va a participar el 21 de agosto, ésta es una noticia que podría desalentar eventualmente para apoyar la candidatura de la senadora Provoste, pero habrá que ver el compromiso que la propia senadora señaló el día de ayer en el sentido que esto es un derecho humano y, por lo tanto, ella buscará alinear a sus parlamentarios en la votación que se haga en sala del proyecto”.

marco moreno

Marco Moreno, analista político y académico de la Universidad Central.

Una opinión similar expresa el cientista político Alejandro Olivares, quien señaló que esta votación legislativa llega en un mal momento para el proceso electoral de Yasna Provoste, pues no solo deja en evidencia las diferencias en el partido, sino también espanta votantes.

“No le viene bien la división porque los aleja de votantes más de izquierda y acerca a un votante más moderado, más de centro y no es ese necesariamente el votante o la votante que está en este momento siendo convocado para participar en esta consulta ciudadana”, explicó.

Mientras que Mireya Dávila, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, sostuvo que lo ocurrido este lunes “perjudica muchísimo” a Provoste.

“Pensemos que una de las cosas en que ella había destacado es en la capacidad de liderazgo en el Senado, entonces que no sepa disciplinar o unificar la votación de su partido en algo tan trascendental, que ella misma ha destacado estar a favor de los derechos de las mujeres, me parece que es muy negativo para ella. Esto al día de hoy, porque en política todo es muy dinámico”, señaló.

A la izquierda de la DC

La discrepancia entre las ideas de Yasna Provoste y las de la Democracia Cristiana no son un tema nuevo. Es conocido públicamente que la exministra se encuentra en el lado más progresista del partido, prueba de ello no solo es su postura actual en favor de la despenalización del aborto, sino también en otros temas en que los falangistas no tienen consenso como ocurre con el indulto a los presos de la revuelta, o el TPP-11.

En ese caso, Ignacio Walker, colaborador en la campaña de Provoste en el área internacional, ha sido uno de los defensores del Tratado, mientras que la senadora ha sido resistente a tratar el tema. “Si se llegase a poner en tabla el TPP-11, lo votaré en contra y confío en que sea rechazado”, aseguró en abril de este año.

“Dentro de la DC hay varias tendencias, hay un sector más conservador, especialmente en temas valóricos o de libertades individuales, y hay otro sector dentro del que se ubica la propia senadora Provoste que son más progresistas en esos temas, o más abiertos a ampliar la mirada de cómo se abordan estos temas, eso ha sido históricamente así dentro de la DC. De hecho, la propia senadora Provoste adscribe a lo que internamente se denominan los chascones, que es el sector más a la izquierda dentro de la DC”, explica sobre estas disputas Marco Moreno.

En tanto, Alejandro Olivares complementó que “la DC – como varios partidos – tienen varias líneas de división y una de las más importantes es el tema de los derechos sexuales y reproductivos, pero también otros que tienen que ver con el modelo extractivo, con el rol de las empresas y el mercado en la vida pública, con el modelo productivo en general, pueblos indígenas y algunos otros elementos, varios que los tensionan y hay diferencias”.

alejandro olivares

Alejandro Olivares, Magíster en Ciencia Política.

Sin embargo, destacó que los derechos reproductivos de las mujeres en particular son un tema más delicado para el partido, lo que en esta situación está debilitando a la candidata: “Este en particular es uno muy fuerte porque además lo tensionan mucho desde otros partidos y otras partes de la sociedad donde hay posturas claras. Escuchamos con bastante fuerza a la diputada Maya Fernández recordar que le sería difícil, y para muchos del mundo socialista, apoyar una candidatura presidencial que no esté a favor de estos temas (…) En particular este es un tema donde en la izquierda hay sectores que tienen una postura sumamente clara y, por lo tanto, al haber división  hacen ver muy débil la candidatura de Provoste”.

En opinión de la académica de la Universidad de Chile, Mireya Dávila, que estas diferencias sigan haciéndose notar depende de cómo la actual presidenta del Senado logre marcar su liderazgo.

“Me parece que a dos semanas o menos de las primarias ella debería tener la capacidad de liderazgo político para ordenar sus filas, y eso tiene que ver con conversaciones y con ejercer la autoridad que ella ha tenido en el Senado, entonces debería traspasarla al partido pensando en que se juegan la probabilidad tal vez de llegar al gobierno nuevamente, me parece que en esa lógica lo que ella ofrece es harto”, explicó.

Las pruebas del futuro

Si bien tras la votación en contra en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género, el proyecto de despenalización del aborto llegará con informe negativo a la Sala, este no es vinculante, por lo que el futuro del proyecto quedará sujeto a lo que determinen la totalidad de parlamentarios y parlamentarias.

Ahí los votos de la DC tendrán un rol decisivo. Si todo Chile Vamos le alinea en contra solo se requieren otros seis votos para que el proyecto se rechace, impidiendo así volver a legislar una iniciativa del mismo tipo en un año.

Hasta ahora el pronóstico indica que los diputados Pérez, Matta, Verdessi, Calisto y Sabag estarían en contra de la iniciativa, siendo entonces los legisladores a los que Provoste debe lograr convencer no solo en algo tan fundamental como el respeto de los derechos de las mujeres, sino también en favor de su campaña.

“La clave está en esa capacidad de alinear parlamentarios en la votación respecto de este proyecto u otro que toque temas relacionados. Ella recordemos que es la presidenta del Senado, tiene una experiencia parlamentaria que le va a permitir conseguir ese objetivo, el de alinear a los parlamentarios detrás de una aprobación de esta iniciativa porque como lo ha dicho ella, más allá de sus consideraciones personales, evidentemente aquí se legisla para todo el país, para toda la ciudadanía, no para un sector”, explicó el analista Marco Moreno.

En tanto, Mireya Dávila  manifestó algo de optimismo por el desarrollo del proceso, especialmente porque según comentó, podría darse una combinación entre convicciones y objetivos políticos.

Mireya

Mireya Dávila, cientista política y académica de la Universidad de Chile.

“Esto fue en comisión y quizás más adelante lo logra, hay una probabilidad que se haga pensando en la lógica de lo que viene que son las primarias, me parece que sería de todo sentido que lo hiciera”.

“En política son combinaciones que uno puede hacer en determinados momentos de la historia política, y puede ser que, mirado del punto de vista de sacrificar algún tipo de perspectiva personal en aras de un proyecto político más global, si yo fuera político de la DC tal vez lo pensaría desde esa perspectiva. Además tarde o temprano son esos procesos políticos que van a ocurrir, entonces me parece que también desde el punto de vista de la historia quedar como el partido que se opone o como que votó en contra es raro. Tal vez se podría proponer que sean en vez de 14, 12 semanas, algo intermedio para acordar algo”, señaló.

En opinión de Alejandro Olivares, convencer a los parlamentarios que están en contra del proyecto es difícil, por lo que la mejor alternativa para Provoste sería que se dilate el debate.

“Quizás una muy buena estrategia podría ser que esto no se discutiera, yo sé que no lo controla la senadora Provoste, pero para su campaña lo mejor sería que este tema no se discutiera o se viera más adelante después de la consulta, porque en realidad es muy difícil que logre unificar los criterios de los y las diputadas de otra manera”.

“En esta materia Paula Narváez, su mayor contendora en Unidad Constituyente, tiene una postura muy clara y en esta materia hay en el PS y en Nuevo Trato una postura unificada, por tanto puede realzar el liderazgo de Narváez y hacer ver mal a Yasna Provoste. Entonces la primera opción – que no la controla ella –  es no tener la discusión y para minimizar el impacto lo que tendría que hacer es ser clara y tajante al decir que ella es partidaria de aprobar el proyecto, pero respeta la autonomía de diputados y senadores, pero aun así esto le hará mella en su campaña”.

La votación de aborto podría realizarse la próxima semana en la Sala de la Cámara, en la recta final para la consulta ciudadana de Unidad Constituyente, pudiendo convertirse en el gran triunfo o derrota de Yasna Provoste en lo que refiere a liderazgo en su partido.