Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Ricardo Díaz: “El delegado presidencial es una figura burocrática que entorpece los procesos”

El gobernador de Antofagasta se refirió a la polémica que se ha dado por la disputa entre la nueva y la antigua institucionalidad regional. "Hay un discurso del Presidente respecto de que está comprometido con el proceso descentralizador, pero sus subalternos muestran lo contrario", afirmó.

Diario Uchile

  Miércoles 11 de agosto 2021 10:35 hrs. 
diaz


En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el gobernador regional de Antofagasta, Ricardo Díaz, se refirió a la polémica por la instalación de esta nueva figura y los choques que han tenido con los delegados presidenciales, luego de las declaraciones del encargado regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, quien acusó problemas para ejecutar su mandato debido al rol que han adoptado los representantes del gobierno central.

Consultado por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto del rol de los delegados presidenciales, Ricardo Díaz sostuvo que “es el afán del centralismo de no querer ceder poder. Cuando estamos en un Estado que se declara unitario y que es profundamente centralista, en donde hay una cultura del creer que las capacidades, la inteligencia está asociado con la cercanía del nivel central, eso impide ir generando procesos de descentralización, desconcentración del poder y de cierta autonomía de las regiones”.

En esa línea agregó que “hoy en día el delegado presidencial es una figura burocrática que entorpece los procesos, nosotros hemos visto cómo continuamente los ministerios, entendemos por una orden que proviene desde el ministerio del Interior, se ha planteado que los gobernadores no podemos reunirnos con los ministros si es que no está presente la figura del delegado. En otras regiones se ha dado el caso que los delegados presidenciales se han auto erigido una autoridad que no tienen y le han exigido a los jefes de servicio que para poder reunirse con los gobiernos regionales tienen que pedir permiso”.

Para el Gobernador Regional de Antofagasta, “esto de que tengamos que estar siempre mediando a través del delegado cosas que podemos tratar como se hacía habitualmente en los gobierno regionales. Tenemos mecanismos para poder trabajar con los distintos ministerios, por tanto no necesitamos esta figura que viene a redundar y sobre todo cuando algunos delegados quieren ganar un protagonismo que no les compete”.

Respecto del escenario futuro para la figura del delegado presidencial, Ricardo Díaz afirmó que “efectivamente la figura del delegado debería desaparecer y lograr dotar de mayor autonomía y fuerza a los gobiernos regionales. Hoy en día la ley está confiriendo al delegado atribuciones que no son correctas en términos de representación del territorio, por ejemplo, lo que está pasando con Krist Naranjo en Coquimbo. Quien preside el comité de evaluación ambiental es el delegado presidencial y su agenda es centralista, a él le interesa ese proyecto porque le interesa manejar los aspectos de la economía macro sistémica, pero no le importan los intereses del territorio”.

El gobernador agregó que “hoy en día se está discutiendo en el parlamento una discusión de proyectos de ley que nacen antes de que estuviéramos como gobernadores electos, hemos pedido como asociación que esos proyectos se frenen porque hemos visto que las disposiciones de esos proyectos frenan las atribuciones de los gobernadores”.

Ricardo Díaz comentó también que “hay una mirada cultural que impide tener mayores avances y esta mirada es bastante transversal. Hay un discurso del Presidente respecto de que está comprometido con el proceso descentralizador, pero sus subalternos no muestran ninguna posibilidad de mejorar los proyectos de ley que están. Hemos planteado mejoras a las iniciativas y ahí hemos visto como el subsecretario o el ministro del Interior van contradiciendo la supuesta voluntad del Presidente y por lo mismo que él aclare su postura y saber que desea”.

Sobre la demanda de descentralización que existe respecto de las capitales regionales, Díaz afirmó que “acá en Antofagasta cuando uno mira las inversiones, gran parte de esas inversiones se quedan en la capital regional. Incluso el que la región se llame Antofagasta ya genera mucho resquemor en las otras comunas y ahí la figura del gobernador cobra un sentido muy relevante. Yo saqué una muy alta votación en las otras comunas y eso hace que mi compromiso con sus habitantes tiene que estar”.

Finalmente, respecto de la soberanía regional, el gobernador regional de Antofagasta afirmó que “cuando uno mira la realidad de la región, mi mirada es mucho más crítica. Yo no veo un proceso de centralización, yo veo derechamente un proceso de colonización. Aquí nuestro territorio es un territorio ocupado y que el poder central solo lo utiliza par extraer riquezas y esas riquezas no son reinvertidas en las necesidades de la región”.

“Cuando uno ve la posibilidad de inversión o las casas matrices de las grandes mineras no están acá. Esta no es una batalla en contra de Santiago, porque si esto se repartiera para La Pintana o las comunas más pobres uno estaría satisfecho, pero gran parte de la riqueza se queda en Vitacura, Lo Barnechea y Las Condes. Entonces aquí hay efectivamente un proceso colonizador que nos ve como un botín de guerra y nos está estrujando al máximo posible”, recalcó.