Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de diciembre de 2022

Escritorio

Tenemos que hablar de Chile lanza plataforma junto a Whatsapp sobre proceso constituyente

A través de la plataforma de comunicaciones se entregarán contenidos, información y encuestas para generar propuestas que serán presentadas a los convencionales que trabajan para redactar la nueva constitución del país.

Raúl Martínez

  Miércoles 11 de agosto 2021 12:36 hrs. 
Tenemosquehablar

Compartir en

Como uno de los chatbot más sofisticados que se han desarrollado a nivel global calificó el director de políticas públicas para América Latina de Whatsapp, Pablo Bello, el sistema que impulsan con “Tenemos que hablar de Chile”, iniciativa conjunta de las universidades de Chile y Católica.

El sistema entregará en tiempo real información respecto del proceso constituyente, así como una interacción que permita a los usuarios compartir propuestas que luego van a ser compiladas y distribuidas a los convencionales que desde el 4 de julio último sesionan para redactar una nueva Constitución Política.

Bello sostuvo que “el proceso que vive Chile es un proceso de la mayor importancia para los chilenos, pero que tiene trascendencia en las fronteras. Esta es la primera vez que Whatsapp es utilizado para un proceso de esta complejidad y de esta importancia como es el diálogo, facilitar y favorecer el diálogo de los ciudadanos en un proceso constituyente”.

La plataforma entrega información en tiempo real y permite la interacción para generar propuestas e ideas a los convencionales.

La plataforma entrega información en tiempo real y permite la interacción para generar propuestas e ideas a los convencionales.

Además, destacó que la plataforma “es una herramienta simple y confiable y que la gran mayoría de los chilenos tienen en sus teléfonos y utilizan cotidianamente. Es una herramienta que cada uno de los usuarios siente propia y la utilizan con facilidad. Utilizarla en un proceso de diálogo como el que está viviendo Chile y que ‘Tenemos que hablar de Chile’ con particular importancia lo ha impulsado en diferentes plataformas presenciales y no presenciales, para nosotros es un motivo de orgullo”.

Por su parte, Valentina Rosas, subdirectora de “Tenemos que Hablar de Chile”, indicó que “en nuestra experiencia vimos que frente a múltiples barreras de conexión, acceso y alfabetización digital, ésta es una de las herramientas que mejor funcionó para comunicarnos con nuestros miles de participantes”.

La representante agregó que “para muchos, WhatsApp es la única herramienta digital a su alcance y entonces es ahí donde la participación ciudadana debe encontrar un espacio para abrir canales que permitan llegar a más personas”.

Pero no todo es información. En el chatbot se podrán encontrar otros servicios más interactivos: responder consultas temáticas mes a mes que estén ligadas a las discusiones que estén teniendo los y las convencionales, y también opinar sobre cómo se está desarrollando el diálogo al interior de la Convención. Las ideas y propuestas de la ciudadanía serán compartidas con los y las constituyentes, de manera que este mecanismo no solo pueda servir como insumo para el trabajo de quienes redactarán una nueva Constitución, sino que también pueda difundirse hacia la sociedad civil y el público en general.
Código QR“Nos propusimos crear un espacio en el que todos y todas pudieran ser parte de la discusión pública. Un espacio para informarse sobre el proceso constituyente y a la vez aportar con su visión a este inédito proceso. La ciudadanía no puede ser un mero espectador, tiene que tener un rol protagónico y como equipo tomamos el compromiso de contribuir a ello. La legitimidad del proceso constituyente se juega en la participación”, dice María José Lincovil, coordinadora de participación ciudadana de “Tenemos que Hablar de Chile”.

Por último, el usuario puede pedir información sobre Tenemos que Hablar de Chile: de qué se trata el proyecto, los objetivos y los diez hallazgos que surgieron de las conversaciones ciudadanas que se impulsaron durante 2020. A la fecha, más de 100 mil personas —provenientes de las 346 comunas del país— han sido parte del proyecto, cuya finalidad es recoger los anhelos e inquietudes de las personas y, a través de una serie de documentos, ponerlos a disposición de las autoridades y de la opinión pública para la creación de una nueva hoja de ruta para el país.

Síguenos en