Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Ejército indonesio anuncia que pondrá fin a las pruebas de virginidad para mujeres reclutas

Después de una larga lucha, abandonar la práctica fue un gran alivio, pero queda camino por recorrer. Ni la fuerza aérea y ni la marina la han condenado.

RFI

  Viernes 13 de agosto 2021 14:09 hrs. 
indonesia_termina_con_pruebas_de_virginidad_a_las_reclutas_del_ejercito

Oficialmente, se trataba de “exámenes ginecológicos” y a ellos debían someterse las nuevas reclutas del ejército indonesio, como se someterían a un examen de la vista.

Pero detrás de esa expresión se intentaba controlar la virginidad de las mujeres. La sociedad indonesia ha criticado de manera cada vez más frecuente este trato.

Intentar de averiguar si una mujer es virgen mediante lo que se llamaron vulgarmente la “prueba de los dos dedos” es pura superstición, apunta a nuestro medio asociado RFI, Andreas Harsono, director de la ONG Human Rights Watch en Indonesia.

Sin embargo, vincular el himen de la mujer con su falta de vida sexual sigue siendo muy frecuente, por ejemplo, en el lenguaje. “En Indonesia, el himen se llama ‘selaput dara’, que significa literalmente membrana virginal”, explica Harsono, quien lleva siete años trabajando en el asunto.

La “teoría del reloj” 

También comenzaron a difundirse otros mitos médicos como la “teoría del reloj”, que fue mencionada incluso por el jefe de las fuerzas armadas y por medios de comunicación.

Según él, si se constata que un himen está desgarrado justo en el punto preciso donde la manecilla de un reloj imaginario indicaría las siete, significa que la mujer es sexualmente activa.

Si, por el contrario, el himen se rompe entre las 11 y las 1, quiere decir que el desgarro fue accidental.

En los últimos años, los esfuerzos de ONGs y de la Comisión Nacional contra la Violencia hacia las Mujeres han llevado a un cambio en las mentalidades. En 2015, por ejemplo, fue el cuerpo de policía el primero en anunciar el fin de las “pruebas de virginidad”.

Hijas y esposas de soldados 

En esta larga batalla, hijas de militares criticaron la práctica en Instagram. Hubo incluso una petición al presidente Joko Widodo para que pusiera acabar con ella. Algunos médicos militares se rehusaban a realizar las pruebas.

Después de una larga lucha, abandonar la práctica fue un gran alivio, pero queda camino por recorrer. Ni la fuerza aérea y ni la marina la han condenado.

Queda por verse cómo este anuncio permitirá al ejército reclutar a más mujeres.