Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 13 de agosto de 2022

Escritorio

Regionalista e integral: los cambios a la alimentación Junaeb que buscan combatir la mal nutrición en Chile

Los cambios se llevaron adelante luego de la experiencia exitosa del Laboratorio Gastronómico Junaeb que buscaba elevar la calidad nutricional de la alimentación que provee el Estado, y, a la vez, optimizar el uso de los recursos públicos.

Claudia Carvajal G.

  Viernes 13 de agosto 2021 15:17 hrs. 
alimentacion junaeb

Compartir en

La alarma la encendieron los resultados que arrojó el Mapa Nutricional 2020 que conduce Junaeb y que evidenció que la malnutrición afecta al 54% de los estudiantes y, dentro de ellos, los niños y niñas de prekínder a primero básico presentaron una tasa de obesidad del 30%. Ese es el argumento que fundó que el organismo encargado del Programa de Alimentación Escolar (PAE), implementara importantes cambios en las comidas que se entregan en el programa que atiende diariamente a 1.8 millones de  estudiantes, los más de 12 mil establecimientos educacionales públicos y particulares subvencionados a lo largo del territorio nacional.

Las variaciones más importantes dicen relación con una reducción del 50% de la cantidad de pan que se entrega, el aumento de las proteínas y además se potenciará el cambio de hábitos en relación al consumo de frutas al desayuno, como lo explicó el director de Junaeb, Jaime Tohá.

“Los cambios que estamos realizando generarán un impacto en la alimentación escolar, elevando a calidad nutricional muy por sobre lo que se había entregado históricamente”.

“En el desayuno, el pan lo vamos a reducir a la mitad y eso es una política muy importante porque significa ir retirando del programa de alimentación aquellos alimentos que sabemos son negativos y no contribuyen en nada a controlar la obesidad. El pan retirado será reemplazado por futas al desayuno que es una medida que se hace por primera vez en la historia del programa, vamos a estar dando huevos al desayuno en forma de omelette o huevos duros y así podremos entregar estas proteínas de calidad desde la mañana y reemplazar los alimentos que nos son tan nutritivos”, agregó para nuestro medio.

Jaim e tohá

Jaime Tohá, Director de Junaeb.

El factor territorial como eje

Un tema que ha sido muy criticado respecto de la alimentación que provee Junaeb es la entrega de un mismo tipo de raciones  en todo el país, independientemente de las particularidades propias de cada territorio. Así, Junaeb anunció hoy que en lo sucesivo, los ingredientes de los platos tendrán relación con la región en la que se entregarán y se eliminará progresivamente la utilización de bandejas para servir la comida para ser reemplazadas por platos y vasos individuales de modo de hacer más atractiva a los estudiantes la hora de la comida

“El programa se va a regionalizar, vamos a dejar de entregar la misma comida en todo Chile, sin tomar en consideración las culturas y hábitos de cada región. Queremos que en cada región se consuman los tipos de preparaciones y productos que son propios de las culturas. De la misma forma hemos identificado que hay una variación de alimentos disponibles, saludables, de producción local y de tradición local campesina en las distintas épocas del año y ese también es un cambio importante que vamos a hacer porque vamos a tener platos de primavera, de verano, otoño e invierno, justamente para recoger nuestra tradiciones y hacer uso de los productos tan ricos y saludables que nos entrega cada una de esas estaciones en las distintas zonas del país“, indicó Tohá.

Entre los cambios que han sido evaluados positivamente por los nutricionistas, una vez informados por parte de Junaeb, es el aumento en las variedades de productos del mar, incorporando nuevos pescados, mariscos y algas, con distintas presentaciones atractivas sea en albóndigas o hamburguesas. De este modo, el el mes pasado en la región de Los Lagos, estudiantes de Frutillar sometieron a examen recetas realizadas sobre la base de cochayuyo con un nivel de aceptación que llegó al 80% de aprobación.

Consultada por nuestro medio, la nutricionista de la Clínica Los Carrera, Carla Novoa, aplaudió la iniciativa de JUNAEB y recalcó que una mejor alimentación en los niños tiene solo efectos positivas para las generaciones más jóvenes.

carla novoa

Nutricionista Carla Novoa

“Incorporar frutas, verduras, mariscos, pescados y también alimentos integrales y cereales ayudará a muchos niños ese grado de obesidad que en tiempos de pandemia ha ido en aumento, así que es super importante implementar cambios positivos para que toda la población de menor edad tengas óptimas condiciones de vida”.

Según lo que explicó hoy el director de Junaeb, estos cambios también se repliquen en la forma en que los niños, niñas y adolescentes se alimentan en sus casas. Por eso, para la nutricionista Carla Novoa es importante que las variaciones en la alimentación que se entrega a los NNA en los establecimientos, tengan un correlato en las cajas de alimentos que el organismo estatal entrega a los estudiantes que no pueden asistir a sus escuelas y liceos.

Lo ideal sería que se optimizaran estas canastas entregando alimentos de buena calidad, por ejemplo, en vez de entregar lácteos enteros o semidescremados, favorecer la entrega de alimentos bajos en grasa, frutos secos, huevos, productos enlatados como atún o jurel. También incorporar frutas y verduras en las canastas y con mayor variedad para que los niños tengan opciones”.

Por lo mismo, la nutricionista evaluó positivamente la idea de “regionalizar” la alimentación que presentó hoy Junaeb. “Cada zona de Chile tiene sus materias primas propias y con culturas diferentes, la adquisición de los productos también es muy diferente, por lo tanto, es bueno tratar de orientarse y acomodarse en cada lugar de los territorios de Chile.

Otros cambios que se destacan en el menú de JUNAEB es la ampliación de la frecuencia de presentación de las legumbres que se entregarán un mínimo de seis veces en distintos formatos.

legumbres-portada

A la vez, se incorpora la obligatoriedad de frecuencia de productos integrales como pan, arroz y pasta integral junto con la inclusión de nuevos cereales como quínoa, mote, polenta o cuscús. De esta manera, se ha elevado la calidad nutricional muy por sobre lo que se había entregado históricamente.

Este programa se basó en la experiencia realizada por el Laboratorio Gastronómico de Junaeb en coordinación con FAO de Naciones Unidas cuyo éxito ha llevado a que los gobiernos de Guatemala, Colombia y República Dominicana se encuentren próximos a homologar la iniciativa.

 

 

Síguenos en