Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Las mujeres afganas no creen en los ‘nuevos’ talibanes

Las mujeres de Kabul desaparecen de sus calles por miedo al nuevo régimen talibán. Pese a que los talibanes multipliquen los gestos tranquilizadores y prometan que no violarán los derechos humanos, pocos creen que esto sea cierto. Varias activistas afganas ya denuncian que los talibanes han empezado a ir casa por casa buscándolas

RFI

  Martes 17 de agosto 2021 11:39 hrs. 
afganistán

Los talibanes han anunciado en las últimas horas  una amnistía general para todos los funcionarios del Estado, a los cuales exhortaron a volver a trabajar normalmente, dos días después de haber tomado el poder en Afganistán. Pero pese a multiplicar este tipo de gestos tranquilizadores, los habitantes de Kabul  tienen miedo, sobre todo las mujeres, que en su mayoría no se arriesgan a salir a las calles. Diversos testimonios son prueba de ese terror. Varias activistas afganas ya denuncian que los talibanes han empezado a ir casa por casa buscándolas y que en ciudades  como Herat, previamente conquistadas,  ya no permiten la educación de las niñas.

Los talibanes han intentado mostrar a la comunidad internacional una actitud más reposada, asegurando que no dañarán a nadie, que no se vengarán y que los han perdonado a todos. Interrogado por RFI, José Miguel Calvillo, doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, afirma que se trata de una estrategia muy poco creíble. “Los talibanes están siguiendo una clara estrategia de cara al exterior para poder vender una imagen más diplomática de lo que va a ser el movimiento talibán a partir de ahora. Yo desconfío mucho de esta estrategia que claramente va dirigida a la comunidad internacional para poder seguir manteniendo la canalización de fondos económicos hacia Afganistán”

Pocos creen que los talibanes vayan a respetar los derechos adquiridos por las mujeres en las dos últimas décadas. El grupo fundamentalista gobernó el país durante cinco años, hasta la invasión liderada por Estados Unidos en 2001. Durante ese tiempo, prohibió la educación de las niñas y el derecho al trabajo de las mujeres, y se negó incluso a que viajaran fuera de sus casas sin que un familiar masculino las acompañara. Los talibanes también llevaban a cabo ejecuciones públicas y apedreaban a las mujeres acusadas de adulterio.

 En localidades tomadas por los talibanes en las jornadas previas, las restricciones a las mujeres ya comenzaron y una muestra de ello son algunos testimonios aparecidos en redes sociales. “Quiero volverme invisible y esconderme del mundo”, escribió en Twitter Rada Akbar, pintora y fotógrafa. Mientras que Aisha Khurram, quien representa a la juventud afgana ante la ONU, ve cómo sus sueños se derrumban.