Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Convencional Giovana Roa: “Podemos cuestionar políticamente que un cómplice de la dictadura esté en la comisión de DD.HH.”

La representante del distrito 10 relevó el importante trabajo realizado por la instancia y manifestó su esperanza de que este proceso lleve a la creación de una nueva Carta Fundamental en democracia.

Diario Uchile

  Miércoles 18 de agosto 2021 11:07 hrs. 
giovana roa

Fueron múltiples los cuestionamientos de integrantes de la comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional y también de organizaciones de la sociedad civil por la presencia del exalmirante  Jorge Arancibia, convencional electo por el distrito 15, en tal instancia debido a su rol como edecán de Augusto Pinochet durante la dictadura y también por sus propias declaraciones respecto de lo ocurrido en ese periodo, 1973 y 1990. Por ello, la instancia de la Convención Constitucional resolvió, a través de un voto político, la exclusión de Arancibia  de las audiencias públicas, manteniendo su participación en el marco general de la instancia

Para ahondar en ese tema, en la primera edición de Radioanálisis de este miércoles, la convencional por el distrito 10, Giovana Roa (RD) quien integra la Comisión Provisional de DD.HH. conversó con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano y manifestó que el objetivo del voto era evitar la revictimización de quienes se presenten a rendir testimonio ante el órgano constituyente.

A la vez, la ex vicepresidenta de la Federación de estudiantes de la Universidad Católica, aseveró que la labor de la comisión que integra va mucho más allá de las controversias por la participación del ex jefe de la armada en ella.

“En la comisión de DD.HH. hemos avanzado mucho. Nos dividimos en dos grupos y el martes comenzamos a recibir audiencias, pero antes trabajamos las bases de un documento que entregaremos a la Convención Constitucional que tiene una parte de marco general de Derechos Humanos y una parte de verdad histórica que recopila testimonios. Hemos estado en un clima de conversación sobre cómo en este país se dan los derechos humanos, cómo se han vivido y cuánto se han garantizado, todo en el marco de una reflexión de una profundización democrática”.

“Soy una de las que sostiene que el convencional Arancibia no debiese haber elegido la comisión, pero no tenemos herramientas para no validar la elección democrática del convencional Arancibia. Sin embargo, sí podemos cuestionar políticamente que un cómplice de la dictadura esté en la comisión de DD.HH. Por ello votamos porque no recibiera víctimas y eso es importante porque fueron muchas las organizaciones de sobrevivientes y familiares de víctimas de la dictadura las que pidieron su salida de la comisión -lo que es imposible- ni que estuviera en las audiencias y ese es el espíritu del voto político: evitar la revictimización y el espacio de violencia de modo que las víctimas pudieran dar testimonio de manera tranquila y bajo los estándares internacionales de derechos humanos”, agregó refiriéndose específicamente al asunto que atañe a Jorge Arancibia.

Consultada sobre las posibilidades de construir una nueva constitución sobre bases mínimas de respeto a los derechos humanos sin que se considere que existe en nuestro país un veinte por ciento de ciudadanos que no querían un cambio constitucional, Giovana Roa señaló que es necesario hacer una diferencia entre aquellos que votaron Rechazo y los protagonistas activos de la dictadura.

“Son cosas absolutamente distintas. La sensibilidad del rechazo tiene 36 convencionales por lo tanto había una gama de representantes que pudieron haber elegido en vez del mismísimo edecán de Pinochet, porque, pese a que no puedo decir si fue con intención o no, resulta provocador que teniendo 36 convencionales fuera justamente él quien integre esta comisión”.

“¿Es válido que estén los protagonistas? Por supuesto que sí, pero con búsqueda de verdad. Si el convencional Arancibia estuviera abierto a hablar sobre el periodo o a hacer una reflexión sobre la dictadura, sería distinto”, añadió.

En materia de la deuda histórica que mantiene un grupo de la población sobre las consecuencias y atrocidades que dejó la dictadura en Chile, la representante de RD manifestó que es precisamente eso lo que debe pasar en el proceso constituyente: el reconocimiento de las violaciones a los derechos humanos luego del Golpe Militar.

“Independiente de que dentro de la Convención hay personas de todos los espacios políticos, hemos tenido un diálogo muy sanador. Hemos puesto sobre la mesa la historia de nuestro país y escuchado a personas que nunca han tenido voz. Estamos hablando de los crímenes terribles de la dictadura, pero también de aquellos crímenes contra los pueblos originarios con el exterminio por más de 500 años y de las violaciones a los DD.HH durante la revuelta social de 2019. Soy una convencida que ese conversar de las cosas es un gesto democrático y lo que se vive en ese lugar como símbolo del momento actual  de este país y para mi representa la esperanza de que podremos escribir una nueva Constitución en democracia que considere nuestro pasado”.

En materia del trabajo mismo de la comisión, la convencional indicó que la comisión de DDHH abrió una etapa de audiencias públicas para recibir testimonios no solo de las personas que sufrieron vulneraciones durante los momentos históricos de transgresiones a los DDHH, sino también de quienes han experimentado violencias sistémicas. Lo anterior con el objeto de tener una mirada transversal en materia de garantías que deben estar consideradas en una nueva Carta Fundamental.

Vaya quien vaya debemos resguardar un espacio libre de violencia y revictimización. Esto tiene que ver con las peticiones de las organizaciones de sobrevivientes y familiares de víctimas de la dictadura que pidieron que Arancibia no esté presente, pero también por el cumplimiento de los estándares internacionales, pues si bien no somos un tribunal, si debemos otorgar condiciones de resguardo”.

La convencional aclaró que la comisión en la que participa es de naturaleza provisoria por lo tanto no está redactando contenido constitucional, sino que recopila información para entregar un reporte a la Convención Constitucional que sirva para insumar a todas las instancias permanentes en materia de metodología y perspectiva de derechos humanos.

Finalmente, respecto de los plazos que requiere el trabajo en la comisión ante los dichos del vicepresidente del órgano que señaló que se debería empezar a trabajar los contenidos constitucionales propiamente tal en los primeros días de octubre. Giovana Roa aseguró que existe claridad en que la fecha para entregar las conclusiones del trabajo realizado y que ésta es el 28 de agosto.

“Es posible que pidamos una prórroga, pero no de las sesiones de la Convención, sino del plazo para ajustar el informe ya que este documento quedará para la historia y debe ser de gran calidad. En el periodo que la comisión de Reglamento deba reunir y ajustar su trabajo, y dado que deberá extender su funcionamiento por una semana más, hemos pedido que todas las comisiones podamos extender nuestro trabajo dado que no podremos sesionar en el Pleno”.

Estamos trabajando doble y triple jornada para cumplir con los plazos que nos hemos autoimpuesto”, concluyó la representante de Revolución Democrática.

 

Foto @RD