Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Fernando Atria y quórum de 2/3: “Suscitar discusiones que resultan inconducentes no es una manera de contribuir a una nueva Constitución”

El convencional del Frente Amplio se refirió a las críticas que han surgido en su contra luego de votar a favor de la norma en la subcomisión de Iniciativa y Norma de Reglamento. Según manifestó el abogado, existe un aprovechamiento de la desinformación para generar debates que dañan a la Convención.

Andrea Bustos C.

  Jueves 19 de agosto 2021 19:27 hrs. 
Fernando Atria pdte FC

Luego de que este miércoles la subcomisión de Iniciativa y Norma de Reglamento ratificara el quórum de 2/3 para las votaciones en la Convención Constitucional, surgieron una serie de cuestionamientos en torno a esta aprobación.

Entre las críticas, varias de ellas fueron dirigidas al convencional Fernando Atria, del Frente Amplio, quien fue parte de los votos a favor de establecer los 2/3. A través de redes sociales se hizo circular una imagen con los rostros de quienes apoyaron mantener este quórum y no uno de 4/7, la que se compartió junto a cuestionamientos que también llegaron desde otros convencionales, apuntando a que mantener esta norma es parte de la herencia de la dictadura.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el convencional Fernando Atria, se refirió a la votación y señaló que más allá de los votos dentro de la Convención Constitucional, es necesario aclarar que el quórum de 2/3 ya está zanjado, pues se encuentra establecido en la Constitución.

“La norma no depende del reglamento, por lo tanto da lo mismo lo que el reglamento diga lo de los 2/3, es una norma que está en la Constitución. Me parece que es más adecuado por razones de transparencia y de contar las cosas como son, que el reglamento disponga lo mismo que dispone la Constitución, y que ésta sea la regla que va a aplicarse para las decisiones constitucionales”, explicó el abogado sobre su voto.

Si bien la norma ya está establecida, hay algunos constituyentes que han apostado a modificarla, buscando que con autonomía sea la Convención la que establezca su quórum. Sin embargo, esto requiere una reforma constitucional que sea aprobada por el Congreso.

“Ese es más bien un discurso para los titulares, porque lo que yo he escuchado incluso de quienes dicen que están en esa posición, es que creen que la solución para los 2/3 es que después de la elección parlamentaria haya una reforma constitucional tramitada por un nuevo Congreso y eso en el fondo es conceder que la competencia para tomar esa decisión corresponde al Congreso, a través de una reforma constitucional. Así que yo creo que esta es una cuestión fundamentalmente para tener impacto mediático”, manifestó Fernando Atria.

Atria Fernando

Tras esta aprobación de la subcomisión, ahora el quórum también debe ser visado por la comisión de Reglamento, y posteriormente por el Pleno de la Convención, instancias en las que el abogado aseguró muy probablemente se repetirá esta forma del debate.

“Me imagino que todos asumiremos las posiciones que ya hemos asumido, no sé qué va pasar con eso cuando se voten las reglas sobre votación de normas en el pleno, porque esas reglas también están sujetas a un quórum de 2/3, pero da lo mismo creo yo. Si no se aprueba esa norma quiere decir que no habría regla en el reglamento sobre cómo se aprueban las normas constitucionales, pero eso ya está a través de una norma en la Constitución. Entonces el hecho de que esté o no, desde el punto de vista de sus efectos, es indiferente”, aclaró.

Asimismo, respecto de lo que significa este quórum, Fernando Atria explicó que para él nunca ha sido el más adecuado, pues efectivamente puede dificultar el trabajo. Sin embargo, indicó que dado que se aplica a una decisión de redactar la nueva carta fundamental desde una hoja en blanco, es aceptable.

“Creo que es compatible con que logremos una nueva Constitución, sobre todo ahora que, además, ese quórum ya no significa lo que significaba antes del 16 de mayo. Antes del 16 de mayo lo que se anticipaba que iba a significar es que solo llegaría a la Constitución lo que la derecha no vetara, porque se asumía – no sé por qué – que la derecha iba a tener más de un tercio en la Convención. Bueno, el pueblo decidió que no va a ser así, y entonces hoy la regla de los 2/3 ya no significa que la derecha tiene veto para decidir qué entra a la Constitución, significa que para que haya una nueva Constitución tendremos que ponernos de acuerdo”, dijo.

El abogado también ha enfrentado críticas por el rechazo a una indicación que creaba un mecanismo de plebiscitos dirimentes en caso de no alcanzarse el quórum. Al respecto, manifestó que esto en ningún caso se debe a oponerse a la idea de participación ciudadana, sino más bien a las dudas en torno a la implementación de lo propuesto.

“No es porque tenga objeciones de principios, sin embargo, la realización de un plebiscito durante el proceso constituyente se enfrenta a una serie de problemas, no objeciones definitivas, pero sí problemas (…) Yo esperaría que quien hace una propuesta de plebiscito se hiciera cargo de sus problemas y mostrara que los ha considerado y que tiene una propuesta de solución que al menos podamos discutir, ayer no había nada de eso”, señaló.

Respecto de las críticas personalizadas en su contra, señaló que estas le son indiferentes, pues sus acciones van en la línea de lo que considera la mejor forma de ejercer su trabajo de convencional.

“Yo no vine a la Convención a que los usuarios de Twitter me den un certificado de izquierdismo. Yo vine a la Convención a desarrollar el trabajo de convencional y de representación de la visión constituyente que yo defendía en la campaña de la mejor, más eficaz y más responsable manera y eso es lo que estoy haciendo. Esas críticas me resultan indiferentes. Hay otras que, por supuesto, uno escucha, pero la idea de que lo que la derecha decide o no votar debería, por oposición, determinar la manera en que yo voto no corresponde a la manera en que entiendo que uno tiene que desempeñar un mandato”.

Sin perjuicio de lo anterior, el experto en derecho constitucional aseguró que la ciudadanía y la prensa tienen un legítimo derecho de esperar que los y las convencionales expliquen cuáles y por qué son sus decisiones, siendo lo más transparente posible, indiferente de cómo la ciudadanía vaya a juzgarlos.

Los riesgos de la desinformación

 

En medio de la polémica que se ha generado, el convencional lamentó que al hacer estas críticas los convencionales no expliquen de forma completa lo que hay de fondo, como en este caso que el quórum ya se encuentra zanjado constitucionalmente.

En esa línea, el abogado dijo que quienes caen en estas actitudes terminan replicando las mismas acciones que se cuestionan a Chile Vamos: “Hay muchas cosas que se hacen o dicen en la Convención buscando titulares, irónicamente esto de que votar en contra del plebiscito es porque no se cree en la democracia, etcétera es lo mismo que hace la derecha por su lado, que dice se subieron las asignaciones, que se subieron el sueldo. Eso es mentira, no es así. La lógica de eso, la razón por la que funciona, es porque la información de lo que está pasando en la Convención no es una información que para cualquier persona sea fácil de acceder o seguir”.

Asimismo, dijo que “suscitar discusiones que en los hechos resultan inconducentes por las razones que he explicado no es una manera de contribuir a que Chile tenga una nueva Constitución, es poner obstáculos al proceso constituyente, de los cuales después la derecha se aprovecha en su campaña de desprestigio”.

En esa línea, el abogado manifestó que es importante que desde la Convención Constitucional se pueda elaborar una campaña de información para que la ciudadanía conozca de forma apropiada su trabajo, ya que esto – aseguró – también es una forma de defender a la Convención del mal uso de información parcelada.

“Yo espero que cuando todo se haya dicho y hecho quede en claro quienes actuaron para que la Convención fuera exitosa y pudiera responder a los desafíos, y quienes actuaron buscando otras cosas”, aseveró Fernando Atria.