Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 8 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Mireya Dávila: “La elección presidencial va a estar muy competitiva, está todo muy abierto”

La académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile afirmó que el escenario para noviembre es incierto y que pese a la baja participación en la consulta de Unidad Constituyente, Yasna Provoste es un liderazgo competitivo.

Diario Uchile

  Lunes 23 de agosto 2021 10:41 hrs. 
mireya-davila


En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Mireya Dávila, se refirió a la configuración del escenario político luego del triunfo de Yasna Provoste en la consulta de Apruebo Dignidad.

Consultada por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto de cuáles son los aspectos más importantes a considerar luego del fin de semana, la cientista política sostuvo que “Yasna Provoste tiene un liderazgo interesante y que será competitivo en las presidenciales; segundo, votó muy poca gente y que claramente la tendencia en la Concertación, mirada en el tiempo, tiene que ver con la perdida de apoyo mayoritario socialmente y tercero, la elección estará muy competitiva, más allá de Yasna Provoste, en noviembre”.

Respecto de entender esta competitividad que puede representar la candidatura de Yasna Provoste con la poca participación que tuvo la consulta de Unidad Constituyente el sábado, Mireya Dávila afirmó que “en política las elecciones se ganan el día que se cuentan los votos. Creo que ella tiene posibilidades, primero porque es mujer, me parece que eso le da un espacio de frescura que es interesante, segundo porque ella es lo que se dice un ‘animal político’, ha tenido una trayectoria y es profesional de carrera en esto y por ahí es que yo digo que puede ser competitiva, en el sentido que puede superar la votación que tuvo Unidad Constituyente en la consulta ciudadana”.

En esa línea y sobre la pérdida de votación que tuvo la Concertación respecto de la primaria que realizó a fines de los años 90 entre Andrés Zaldívar y Ricardo Lagos y la votación que se vio ahora, la académica del INAP afirmó que “es distinto, es otro escenario político, otra coyuntura política, la transición a la democracia, la fisura democracia-dictadura, el liderazgo de Lagos era interesante, entonces era otro contexto. Hoy todo es mucho más disperso, los votantes se mueven y por ende, el electorado de esa época ya no existe, la pregunta es si gente que viene de esa historia va a ser capaz de reencantar y generar una mayoría que sea competitiva”.

Mireya Dávila agregó que “uno de los grandes errores de la Concertación fue la incapacidad de generar renovación de los liderazgos. Yasna Provoste es una expresión exitosa de renovación de los cuadros políticos en dicha coalición. Si la Concertación se hubiese tomado en serio la lógica de la mantención más allá del espacio de ganar poder le hubiese resultado mejor”.

“En términos electorales la gente vota centroizquierda, lo que pasa es que a Chile le gusta el orden y por eso la propia Provoste apela al orden, Kast es el extremista del orden y Sichel también, entonces, hay una interpretación del diagnóstico de que la gente quiere cambios, pero quiere cambios con una cierta estabilidad y orden como lo fue la Concertación”, agregó Dávila.

Respecto del futuro de lo que se conoce la Internacional Socialista en Chile, la académica del INAP afirmó que “es difícil el panorama, estamos en un periodo en el que está todo muy revuelto. El PS es un partido que va a cumplir 100 años y que ha tenido fracturas y experiencias traumáticas como el Golpe. Pero creo que lo más complejo para el Partido Socialista son los liderazgos internos, porque si bien ha tenido buenos resultados electorales, tiene un liderazgo interno muy cuestionado y no tiene un proyecto político que uno lo pueda leer así rápido”.

Finalmente y tomando en cuenta la paradoja de una sociedad que aparenta ser más politizada y la pérdida de representatividad de los partidos políticos tradicionales, la profesora Mireya Dávila sostuvo que “lo que dice la literatura en ciencia política es que los partidos políticos conocidos como estos partidos de masa, estructurados, han ido moviéndose hacia lógicas que tienen que ver con liderazgos, pero son liderazgos que no necesariamente son volátiles. Por ejemplo, Yasna Provoste dice que es demócrata cristiana, pero tampoco es una furibunda defensora de su partido, porque ella sabe que no puede plegarse tan furibundamente con afecto y cariño a la DC y Boric es un líder político bien excepcional para su generación porque él tiene la capacidad intelectual y la reflexión y la capacidad e instinto para generar cooperación, entonces me parece que él, desde esa perspectiva es bien sobresaliente”.

Respecto de la figura de Sebastián Sichel, Mireya Dávila afirmó que “él es de esas personas que son políticamente oportunas, pero que no necesariamente tienen liderazgos propios ni desarrollado, no es comparable es Provoste o con Boric, me parece que es la oportunidad la que hace al candidato más que al revés”, recalcó.