Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Alondra Carrillo: “El quórum de 2/3 es favorable al sector que se ha negado sistemáticamente a participar del debate democrático”

La convencional independiente se refirió al debate en torno a la mantención del quórum de dos tercios para la votación de normas constitucionales y defendió la postura de rebajar la cifra a 3/5 de los integrantes de la instancia.

Diario UChile

  Lunes 20 de septiembre 2021 10:58 hrs. 
alondra-carrillo


En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la convencional independiente Alondra Carrillo, se refirió al trabajo de la Convención Constitucional en la previa de una semana que se proyecta crucial para la definición del reglamento que regirá a la instancia encargada de elaborar una nueva carta fundamental.

Consultada por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto de la labor de la Convención durante sus dos primeros meses de funcionamiento, la convencional Alondra Carrillo afirmó que “es difícil comunicar el volumen de información que ha supuesto estos casi tres meses de trabajo y es que se ha tratado de un tiempo vertiginoso, especialmente para los sectores que nunca habíamos sido parte de la política institucional, un tiempo de aprendizaje sumamente intenso y de familiarización con un lenguaje, que no solo es el lenguaje jurídico, sino que también un cierto lenguaje en común para poder emprender una discusión democrática”.

Respecto de la valorización del diálogo durante el proceso de trabajo de la Convención Constitucional, la exvocera de la Coordinadora Feminista 8M señaló que “sin duda que ha sido un ejercicio, en algunos sentidos, novedoso. Estoy pensando particularmente en algunas de las cosas que desde los movimientos sociales hemos instalado, que es la necesidad de tener una discusión respecto de cuestiones elementales como qué es lo que le compete a la Convención discutir y que es aquello que no y eso lo planteamos desde el inicio”.

Por lo mismo, Alondra Carrillo sostiene que “cuando dimos una discusión respecto de las garantías democráticas para el desarrollo del proceso constituyente y ahí hablamos de varias cosas, de la necesidad de tener un proceso sin presos políticos, de tener un proceso que encarara la demanda por verdad, justicia y reparación, en esa línea se abre todo un ámbito de diálogo social desde la Convención Constitucional pensando en el trabajo enorme de la comisión de Derechos Humanos. En esa línea hay un ejercicio donde el diálogo ya no es la chimuchina de la negociación entre diversos sectores que se ponen de acuerdo, sino que para un diálogo social que había sido permanentemente negado”.

La convencional constituyente se refirió además al debate por el quórum de 2/3 que estará presente durante la definición del reglamento de la Convención Constitucional, en esa línea señaló que “desde los movimientos sociales hemos venido planteando una posición que es una crítica al acuerdo por la paz social y la nueva constitución y a lo que ese acuerdo entrega a un sector, en pos de afirmar, al mismo tiempo, la posibilidad histórica de un espacio constitucional y constituyente que parte de una hoja en blanco”.

Alondra Carrillo agregó que “es en la valorización de ese acuerdo que nosotras leemos, al mismo tiempo, un acuerdo de impunidad hacia el gobierno de Sebastián Piñera respecto de las violaciones masivas y sistemáticas a los Derechos Humanos y donde hemos planteado la necesidad de abrir esa discusión y de someterla a un debate democrático”.

La convencional sostiene que “hace poco relevamos los datos entregados por la plataforma Telar, que ha hecho un seguimiento de todas las votaciones que han tenido lugar en la Convención hasta ahora y que muestra con datos algo a lo que se habían negado algunos sectores que planteaban que los dos tercios no eran relevantes porque la derecha no tenía un tercio y que, por lo tanto, había que pasar rápido de esa discusión y resolver otras cosas, pero lo cierto es que el quórum de dos tercios, en un país como el nuestro, con el nivel de concentración de la riqueza, del poder, de las capacidades comunicacionales, de todas maneras sitúa una cancha que es favorable a la mantención de la capacidad de poner el pie encima de un sector que se ha negado sistemáticamente a participar en el debate democrático“.

Respecto del quórum de 3/5 que se ha propuesto como alternativa a los 2/3, la convencional Carrillo sostuvo que “lo que hemos hecho es dar un debate situado a la especificidad del órgano que hemos levantado como país y en el marco de ese debate democrático hemos ido encontrando posiciones entre diversos sectores y en el contexto de ese acercamiento de posturas para encontrar en común una alternativa nos encontramos con esta fracción que está fundada en las correlaciones de fuerza al interior de la Convención, pero en un sentido amplio. Los efectos del quórum de 3/5 son prácticamente los mismos que los efectos del quórum de 4/7 y de mayoría absoluta, que equilibra las correlaciones entre fuerza y que permita que los marcos de incidencia de cada una de las fuerzas sea más o menos equitativa”.

Alondra Carrillo también tuvo palabras para referirse al caso de Rodrigo Rojas Vade, su cobertura mediática y los efectos que ha tenido en el trabajo de la Convención, en ese sentido, la convencional sostuvo que “sigue habiendo una farandulización tremenda de lo que ha sido ese caso y creo, en parte, por lo árido que resulta comunicar respecto de la Convención Constitucional tal y como hoy existen”.

En esa línea agregó que “esta es una situación muy dolorosa para la población, muy dolorosa para los sectores populares que han cifrado esperanzas en este proceso y que además ha sido el terreno para un despliegue de la campaña de desprestigio en contra de la Convención, que está desarrollada fundamentalmente a través de redes sociales”.

Finalmente, la convencional Alondra Carrillo recalcó que “hubo una oportunidad que tomaron esos sectores y que llega con un timing muy delicado de la labor del órgano constituyente que es justo a puertas de la aprobación del reglamento y que tensiona el trabajo de quienes están en la Convención Constitucional. Desde mi punto de vista lo más importante es que ahora tenemos algunas condiciones para dar una respuesta institucional a este caso. La inmediata salida del convencional Rojas Vade habría sido una señal que hubiese dañado los derechos democráticos de la gente que lo eligió (…) Creo que es necesario esperar a que estén las condiciones de proteger los derechos políticos de quienes eligieron a Rodrigo Rojas y, por otra parte, debe haber un proceso de investigación y de sanción que sea llevado adelante por la Convención Constitucional”.