Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 28 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Cristina Dorador: “El gobierno desde un principio no tuvo intención de abordar la crisis migratoria desde la perspectiva de los DD.HH.”

La convencional independiente recalcó que esta situación refleja que hay un desconocimiento del gobierno central respecto de lo que ocurre en los territorios. "Es otro planeta que simplemente no entienden y la única forma que tienen para enfrentar los problemas es la violencia", recalcó.

Diario UChile

  Martes 28 de septiembre 2021 13:23 hrs. 
cristina dorador


En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la convencional independiente y representante de la región de Antofagasta, Cristina Dorador, se refirió a los lamentables hechos ocurridos el fin de semana en Iquique, donde los participantes de una marcha antimigración quemó las pertenencias de un grupo de ciudadanos extranjeros.

Consultado por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López respecto de la relación entre ciudades, políticas públicas y migración, la convencional Dorador sostuvo que “hay raíces históricas que es importante mencionar. Después de la Guerra del Salitre se generó una suerte de chilenización en estos territorios que empezó a separar a las personas, incluso en los textos escolares”.

Al respecto agregó que “eso quedó en algunas personas lamentablemente y ahora estamos enfrentados a otros procesos migratorios, hace unos años vivimos otro proceso con ciudadanos de Colombia y que generó algunos problemas, hubo una marcha en contra de esos migrantes, entonces, es importante demostrar que ese tipo de cosas no están bien y no podemos quedar impávidos ante situaciones que incluyen xenofobia, racismo y discriminación“.

Cristina Dorador sostuvo además que “esto se vincula al tema económico porque da la sensación que este es un lugar donde hay muchas oportunidades y trabajo, sin embargo, eso también es un mito que hay que ir derribando porque el extractivismo no es que genere mucho empleo, se genera dinero, pero no necesariamente se distribuye en gente que trabaja o en igualdad de oportunidades”.

La convencional por la Región de Antofagasta se refirió además a la valorización de los símbolos relacionados con conflictos bélicos del pasado como la Guerra del Pacífico, en ese sentido señaló que “eso es parte del proceso de chilenización que a los pueblos originarios los afectó de manera tremenda. Recordemos la intervención del convencional Félix Galleguillos donde contó de forma muy honesta cómo les habían cercenado su lengua a través de este proceso”.

La representante en la Convención Constitucional comentó el rol que ha jugado el gobierno en esta situación y sostuvo que “acá no hubo intención desde un principio de abordar la crisis migratoria como corresponde desde la perspectiva de los Derechos Humanos, sino que de una forma punitiva y restrictiva e incluso humillante respecto de los migrantes”.

Por lo mismo, la convencional sostiene que “tenemos que tener una perspectiva de acogida, de entendimiento y no de represión y de expulsión. Eso es básico en cualquier derecho internacional sobre la materia. Por otro lado, se vincula al centralismo enormemente porque acá las decisiones no son tomadas por las personas locales porque está la figura del delegado presidencial que, como su nombre lo dice, es un delegado de Santiago que recibe órdenes de Santiago”.

Siguiendo esa línea, Cristina Dorador, añadió que “nosotros tenemos muy pocas atribuciones para tomar decisiones, para analizar esas decisiones, para manejar recursos y por eso es tan importante que se profundice la descentralización en la nueva Constitución, nosotros estamos por autonomías regionales que darán mucho más poder de decisión a nivel político, económico y social del territorio. Finalmente, hay un grupo de personas en Santiago que toma decisiones por nosotros y que está totalmente desconectado de la realidad regional”.

A juicio de Dorador, “quienes toman las decisiones no pueden entender lo que ocurre en los territorios, es otro planeta que simplemente no entienden y la única forma que tienen para enfrentar los problemas es la violencia, la represión y esto que pasó en Iquique tiene que ver, aunque sé que es difícil comparar, con que si hay un conflicto en el norte se mandan las tropas de Santiago y eso ha pasado históricamente“.

Respecto de cómo construir comunidades más tolerantes, al convencional por Antofagasta sostuvo que “necesitamos tener espacios de encuentro, de desarrollo de la identidad, que existe, pero que ha sido negada. Todas las lógicas que recibimos a diario no son de acá, por ejemplo, los medios de comunicación. Hay medios locales pero todos responden a las pautas de Santiago, entonces, nosotros conocemos todas las calles de Providencia, pero no tenemos idea de nuestra propia historia”.

En ese sentido, Dorador recalcó que “la educación tampoco tiene una perspectiva territorial, los libros de texto son nacionales, entonces se crea un imaginario de lo que debiera ser la educación con algunos temas del norte, del sur, porque esto es algo que se extiende a todo Chile y eso hay que cambiarlo porque al final la gente se queda con la idea de que es parte de un colectivo donde se hacen ciertas cosas y no es así“.

Finalmente, respecto del conflicto entre los gobernadores regionales y los delegados presidenciales, Cristina Dorador sostuvo que “los intentos de descentralizar Chile han sido un saludo a la bandera porque no se piensa desde su profundidad y complejidad”, en ese sentido recalcó que “parece que nadie quiere perder poder porque sabemos que el poder central es muy grande. Recordemos que los gerentes de las grandes mineras no viven acá, viven en Santiago, entonces, cómo van a empatizar con lo que aquí sucede”.

Sobre el tema, la convencional señaló que “la descentralización se ve como algo cosmético, no se piensa en profundidad, no ha habido una interconexión con las necesidades locales y eso se ve reflejado en el conflicto entre los delegados y los gobernadores. Cómo va a haber un delegado presidencial si queremos descentralizar, eso es algo patronal, es absurdo y refleja que no se quiere descentralizar”.

Foto: Noemí Miranda.