Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Tres generaciones de artistas rinden homenaje al folclorista e investigador Héctor Pavez Casanova

Teatro, folclor, baile y biodrama se mezclan en Indio Pavez, un montaje con el que la Compañía Danza en Cruz conmemora sus 25 años de trayectoria.

Diario Uchile

  Martes 28 de septiembre 2021 10:07 hrs. 
unnamed


Pasajes históricos, musicales y sociales de la vida de Héctor Pavez Casanova (1932-1975) trae este montaje a cargo de sus hijos, nietos y amigos. En escena se construye un entramado de materiales donde se devela el legado de este investigador, folclorista, activista político y uno de los artistas más destacados de la Nueva Canción Chilena.

Reconocido por ser intérprete de icónicas melodías como Corazón de Escarcha y El lobo chilote, Héctor Pavez es homenajeado en este montaje que une danza, biografía y música, a cargo de la Compañía Danza en Cruz, que cumple 25 años de trayectoria.

Indio Pavez apela a un contacto sensible y empático de los cuerpos, a la intimidad de los vínculos afectivos y a los relatos biográficos como proyecciones del ámbito social y cultural. La obra trabaja con los conceptos de legado, folclor y de memoria. Es un rescate hacia la identidad y la historia de Chile que se cruza con biografías personales de sus intérpretes.

unnamed (1)

Creada en contexto de pandemia y confinamiento durante el año 2020, la obra es un viaje emocional de sus intérpretes: “Todos hemos bailado alguna canción suya. Emocionalmente, es muy profundo entrar en la temática de los padres, entrar en su memoria, en su pasado, en su construcción”, dice Valentina Pavez, intérprete y a la vez hija de Héctor Pavez. “Una obra familiar que puede irse a la virtualidad, estar en la calle, en el escenario, en una plaza. Es una obra que ha ido renaciendo, se ha ido reconstruyendo y revisitando”, agrega.

Para la creación de la puesta, la compañía decidió invitar al bailarín y creador, Pablo Zamorano, quien estuvo a cargo de su dramaturgia y dirección. “Para mí danzar es desplazar, no es necesariamente bailar, danza es mover.  Aquí los límites formales de lo disciplinar en la danza, se desdibujan para entenderla y verla como una fuente de conocimiento situado en las personas que albergan saberes y conocimientos. Interesa generar ese lugar de trabajo donde movimiento es voz, es cuerpo, es relatos, es memoria, olvido y recuerdo”, dice.

La obra se presentará hasta el 3 de octubre en el GAM bajo la modalidad “Paga lo que puedas”. 

Más información aquí.