Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 20 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Factor José Antonio Kast: “La experiencia muestra que hay un debilitamiento de la democracia y una fragilidad institucional”

Expertos afirman que el avance de la carta del Partido Republicano en las encuestas se debe a la existencia de un “régimen híbrido en Chile entre autoritarismo y democracia” que permite el surgimiento de tendencias extremas.

Natalia Palma

  Miércoles 13 de octubre 2021 10:21 hrs. 
Elecciones Presidenciales en Temuco. Segunda Vuelta. Fotos: Carlos Valverde.


Faltando poco más de un mes de la primera vuelta presidencial, el lunes se llevó a cabo el segundo debate presidencial en el que los candidatos abordaron sus propuestas en materias sobre gobernabilidad, Derechos Humanos, Inmigración, Araucanía y programa económico.

A la instancia asistieron los abanderados de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric; Chile Podemos Más, Sebastián Sichel; Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste; PRO, Marco Enríquez-Ominami; Unión Patriótica, Eduardo Artés; y del Partido Republicano, José Antonio Kast, quienes protagonizaron una serie de emplazamientos en la sección de preguntas cruzadas.

Uno de los más destacados fue, por ejemplo, el enfrentamiento entre la senadora DC, Yasna Provoste, y el expresidente de Banco Estado, Sebastián Sichel, luego que la parlamentaria lo instara a responder si hizo lobby en empresas cuando trabajaba en el sector privado, particularmente en favor de las compañías de gas, cuyo funcionamiento ha sido cuestionado tras un informe de la Fiscalía Nacional Económica.

Una pregunta a la que el candidato evitó responder, pero en la que afirmó no haber registro que acreditara lo dicho por la senadora, criticándola además por su desempeño en el ámbito público, donde le enrostró su destitución del cargo de ministra de Educación en 2008.

Asimismo, estuvo el cruce de palabras entre Gabriel Boric y José Antonio Kast, a quien se le recriminó- con documento en mano- sus vínculos como accionista de sociedades en Panamá. Esto generó la respuesta del abanderado derechista, reiterando su invitación a Boric para debatir el tema en ese país y planteándole además abrir las cuentas bancarias, fichas clínicas y hacerse un test de drogas.

Justamente sobre este último continuó la polémica, luego que por redes sociales se viralizara una ficha clínica sobre la situación médica de Gabriel Boric, la que fue categóricamente desmentida por la Clínica IMET mediante un comunicado, señalando que se trata de un documento falso “que no se condice con la realidad, dado que el señor aludido no es ni ha sido paciente de nuestra institución de salud”. Asimismo, anunció que tomarán acciones legales para indagar lo sucedido y encontrar a los responsables, puesto que la información, de haber sido cierta, podría haber “acarreado enormes perjuicios tanto a la persona antes referida como a nuestro establecimiento de salud”.

Boric se refirió al asunto y apuntó como responsable de esta operación al candidato del Partido Republicano, expresando mediante su cuenta de Twitter que “Hoy (martes) cuentas anónimas en redes y WSP dieron el 2do paso de la operación que anoche inició Kast, difundiendo una ficha clínica falsa que fue desmentida por la institución. No todo vale para ganar una elección. Les pido que no seamos nunca como ellos”.

En cuanto a las temáticas que provocaron controversias resaltaron las relativas a Derechos Humanos y crisis migratoria, donde José Antonio Kast propuso retirarse del Consejo de DD. HH de la ONU y cerrar el INDH, además de insistir en la construcción de una zanja en la localidad de Colchane para evitar el ingreso de migrantes a Chile.

Una postura del candidato que, si bien ha sido reprochada por distintos actores sociales, le ha significado un posicionamiento en las encuestas. En tales circunstancias, vienen a la mente los casos recientes de avances de liderazgos de ese signo, como Jair Bolsonaro en Brasil y Donald Trump en Estados Unidos.

Según Cadem, José Antonio Kast se consolidó en el segundo lugar en intención de voto con un 18%, acortando la brecha con Gabriel Boric, quien alcanzó un 21%. Mientras en tercer lugar se situó Yasna Provoste, con un 13%, y en cuarto lugar Sebastián Sichel, con un 10%.

Una aproximación similar dio a conocer la encuesta Criteria, en la que figuran como favoritos Gabriel Boric, con el 26% de las preferencias, José Antonio Kast, con un 17% y Sebastián Sichel, con un 15%.

Bajo ese contexto, el analista político y académico de la Universidad de Valparaíso, Guillermo Holzmann, consideró relevante la incidencia de los electores que no tienen definido a su candidato y afirmó que los sondeos “muestran un 50% de personas que están indecisas respecto al voto. En consecuencia, la elección desde el punto de vista de las encuestas se mantiene abierta”.

Holzmann sostuvo que “el aumento que ha tenido Kast entre las personas que tienen un voto decidido y que, eventualmente no serían coherentes con su comportamiento electoral en el día de la elección, probablemente no signifique una incidencia en caso de que pase a una segunda vuelta” y añadió que esa alza en preferencias, va a significar, más bien, un mayor rédito para los candidatos a parlamentarios.

En cuanto al incremento de las tendencias políticas de extremos en la región, Holzmann consideró que la experiencia internacional “nos está mostrando que hay un debilitamiento de la democracia y una fragilidad institucional que acompaña esta situación y eso incluye una posición crítica al momento de votar, en el comportamiento electoral hacia los partidos políticos y se prefiera a personas que no estén entrampados o en las redes que el electorado considera de corrupción o que no está para dar respuestas a lo que ellos necesitan”.

Sobre este último punto también se refirió el politólogo y profesor de la UTEM, Máximo Quitral, quien sostuvo que “hay una institucionalidad que es permisiva con respecto a el avance de posturas como la que representa José Antonio Kast, esta nueva derecha radical” y añadió que “hay un régimen híbrido en Chile entre autoritarismo y democracia que permite el avance y surgimiento de estas nuevas expresiones políticas”.

Por otra parte, el académico analizó el rol de los medios y el periodismo en los debates presidenciales, expresando que “tienen que ser mucho más incisivos en esas materias, sobre todo en temas tan delicados como el respeto a los Derechos Humanos, donde el candidato José Antonio Kast ha sido muy duro no solo con los organismos internacionales, sino también con el Instituto de Derechos Humanos”.

“Creo que en una sociedad democrática debiese ser un pilar fundamental sobre todo en nuestro país, que ha vivido un pasado de dictadura cívico militar que dejó una situación delicada en materia de violación de los Derechos Humanos. Por tanto, al minimizar eso y pretender ejercer una política pública contraria al respecto de los derechos fundamentales, me parece que a lo menos los periodistas debiesen haber sido mucho más directos y haber planteado reparos a una propuesta de esa naturaleza”, afirmó.

En tanto, el analista político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, consideró que, pese a que el desempeño del candidato del Partido Republicano, esta vez fue más débil que en debates anteriores. “Se está nutriendo de la caída que ha registrado Sebastián Sichel en las últimas encuestas y, por lo tanto, está aprovechando que el electorado de derecha ya no está fidelizado con la candidatura oficial del Gobierno, sino que comienza a mirar en José Antonio Kast una opción mucho más genuina, más confiable y más consistente”.

Asimismo, comentó que “estamos frente a una de las elecciones más polarizadas del último tiempo, por lo menos desde el 90’ en adelante no habíamos registrado ningún evento en que se pudiese dar un escenario de competencia entre la izquierda, con Boric y el Partido Comunista detrás, y una candidatura de extrema derecha que ni siquiera pertenece al partido tradicionalmente más de derecha, que es la UDI”.

Por lo tanto, apuntó que “este nivel de polarización siempre va a ser nocivo para una democracia”, aunque sostuvo que este escenario “se podría revertir en las próximas encuestas de opinión y en la elección presidencial misma en caso de que alguna de las dos candidaturas que están ubicadas más al centro (Sichel y Provoste) logren conquistar a electores moderados”.

Con todo, los expertos coincidieron en que el panorama presidencial aún está muy “líquido” y que, por tanto, hay espacios para eventuales sorpresas de cara a las elecciones del próximo 21 de noviembre.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.