Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 7 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

José de Gregorio: “Soy optimista de que este rebrote inflacionario será contenido y no nos llevará a un escenario catastrófico”

Según explicó el decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, la decisión del ente emisor chileno de aumentar la tasa de interés busca adelantarse y evitar efectos más perniciosos y permanentes. "En la economía chilena no hay más espacio para gastar y no puede crecer más", sentenció el ex ministro.

Diario Uchile

  Sábado 16 de octubre 2021 9:52 hrs. 
El economista, ex ministro y ex presidente del Banco Central, José De Gregorio, es en la actualidad decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile. Foto: Archivo.


La decisión unánime  del Consejo del Banco Central de subir nuevamente la tasa de interés, esta vez, al guarismo más alto de los últimos veinte años ha generado una serie de reacciones tanto en el ámbito económico como político.

Este viernes, en la primera edición de Radioanálisis, el economista José de Gregorio, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, analizó la resolución del ente emisor en conversación con Juanita Rojas y Claudio Medrano. Consultado sobre las causas que contribuyen al fenómeno inflacionario que atraviesa nuestra economía, el académico de nuestra casa de estudios explicó que el origen de la inflación es internacional.

“Esto básicamente se debe a problemas con los precios de la energía, que tiene mucho que ver con la falta de inversión y de la mayor demanda en un mundo que, afortunadamente, se está descarbonizando, pero ha habido muy poca inversión en ese ámbito y muchos problemas con las fuentes energéticas no renovables en el mundo. Y, en definitiva, la energía está más cara”.

“Por otra parte, la pandemia abrió fricciones en el comercio, los precios son más altos y hay embotellamiento en los puertos, porque deben operar con protocolos que hacen mucho más difícil ese trabajo y hay escasez de los bienes a tiempo. Todo eso ha generado impulso de precios externos. Hoy ha habido aumentos de precios importantes que contaminan el resto de la inflación y eso es lo clave que hay que tener en cuenta, porque esas alzas que contaminan el resto de los precios se convierten en una inflación persistente que empieza a replicarse y durar, porque este no es un tema de algunos meses solamente, las trabas de comercio y el problema energético nos acompañará por muchos trimestres. Por eso el FMI recomienda que los Bancos Centrales estén vigilantes y tomar medidas anticipadas y así lo están haciendo la mayoría”.

El ex Presidente del Banco Central se refirió también al crecimiento económico chileno en este 2021 y cómo eso influye también en materia inflacionaria.

“La economía chilena crecerá en un 11 ó 12%, lo que está por sobre su potencial, entonces la demanda que se hace agrega presión a los precios y facilita la propagación. El consumo en Chile crece al 17%, es decir, estamos ante cosas no vistas en términos de expansión económica, lo que obviamente traerá inflación y el Banco Central, con la política monetaria, debe frenarla”.

En cuanto a los efectos financieros del alza en la tasa de interés en el valor del dólar, de Gregorio explicó que los mercados financieros funcionan respecto  de las perspectivas futuras.

“El dólar en el mundo se ha fortalecido, mientras las otras monedas se deprecian, pero otra cosa muy importante es que la chilena es una economía llena de incertidumbre, no conocemos los programas de uno de los potenciales ganadores de la elección y esa incertidumbre se refleja en que la gente prefiere activos denominados en otra moneda y eso deprecia el peso. Es en ese escenario que el Banco Central decidió actuar y lo ha hecho muy bien. Si hoy estamos lejos de la estanflación es porque los bancos centrales aprendieron la lección de lo ocurrido en los 70 con el shock petrolero, por lo tanto, yo soy optimista de que este rebrote inflacionario será contenido y no nos llevará a un escenario catastrófico y permitirá que la economía crezca lo que pueda”.

Respecto de los efectos reales en las personas de la falta de crecimiento en 2022 junto a una posible nueva alza en las tasas de interés, el decano de la FEN señaló que debido a la labor del Banco Central los créditos de consumo y mutuos hipotecarios serán más caros, por lo tanto, se fomentará el ahorro.

En la economía chilena no hay más espacio para gastar y no puede crecer más. Históricamente, las grandes expansiones que hemos tenido, como la de los años 71 y 72, o del 80 y 81, en las que hubo crecimiento de dos dígitos demuestran que la economía chilena no tiene capacidad de crecer sostenidamente a tasas mayores al 4% o incluso al 2,5% como dirían hoy los expertos. Crecer, en promedio, un 2% en medio de la peor pandemia del mundo, ha significado que hemos des-ahorrado un monto muy significativo de los fondos de pensiones, que el Fisco ha gastado lo que no había gastado en la historia de Chile y, además, lo gastó a destiempo. Todas esas cuentas van quedando y el próximo gobierno tendrá un escenario muy duro con tres fenómenos muy complejos: una situación fiscal débil y una deuda fiscal sobre 40 puntos del PIB; inflación y, en tercer lugar, un mercado financiero jibarizado porque hay menos fondos en Chile para intermediar en el mercado financiero. Eso afecta principalmente a los que se quedan atrás, las empresas más pequeñas y las actividades de mayor riesgo. Por eso es que lo mejor es hacer los ajustes de manera anticipada y saber moderar las promesas de los próximos gobiernos”.

Finalmente, en relación a las críticas de parte de algunos parlamentarios a la labor del Banco Central, al que calificaron como sesgado, el también ex ministro de Estado señaló que en su parecer se trata de opiniones infundadas.

“Si ellos dicen que la tasa debería subir en seis meses o un año más, cuando la inflación ya esté en un 8% me parece que no corresponde. Está bien que lo digan en el Congreso y que justifiquen, pero decir que no corresponde un alza de tasas hoy es erróneo, cuando el Fondo Monetario ha sido claro y el gran error que podríamos hacer es quedarnos atrasados. Los parlamentarios tienen todo el derecho de opinar, pero sus críticas son infundadas y no han dado ningún argumento razonable”, concluyó el economista.