Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 3 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Elisa Giustinianovich: “La Convención tiene que descentralizarse, tiene que hacer ese gesto político con acciones concretas”

La vicepresidenta adjunta de la Convención Constitucional sostuvo que los tres meses que tomó elaborar el reglamento de funcionamiento de la instancia fueron "maratónicos" en cuanto se erigió una nueva institución a partir de la hoja en blanco. En ese sentido, consideró que las lecciones aprendidas de ese período orientan a abordar la discusión de fondo desde una perspectiva de descentralización y autocuidado.

Maria Luisa Cisternas

  Miércoles 20 de octubre 2021 10:11 hrs. 
elisa-giustinianovich


En conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano en la primera edición de Radioanálisis, la vicepresidenta adjunta de la Convención Constitucional, Elisa Giustinianovich, abordó el inicio de la discusión de fondo a la que se adentra la instancia mandatada a elaborar una nueva Carta Magna para el país. Un ciclo que la convencional espera que se caracterice por la descentralización de la instancia constituyente a modo de robustecer el vínculo y la comunicación de los y las convencionales con la ciudadanía, y también por la promoción del autocuidado en el quehacer constituyente como símbolo del trabajo digno que promueve la instancia.

Con mucho entusiasmo dijo encarar este nuevo período la representante del distrito 28, que a partir de este jueves se inaugurará a través de los discursos de apertura de los y las 155 constituyentes en un relato que no debe superar los cinco minutos y que tomará un plazo de cinco días. Un acto que la vicepresidenta ya tuvo la oportunidad de realizar este día lunes en el marco de la conmemoración del 18 de octubre en el que la mesa directiva dedicó unas palabras al pleno para marcar el hito de este proceso.

Al respecto Giustinianovich señaló que de manera paralela los y las convencionales estarán sesionando en las comisiones temáticas, algunas de las cuales ya han elegido a sus comisiones paritarias y cinco de ellas, a sus respectivos coordinadores. Estas instancias ya han fijando sus primeras tareas, levantando un cronograma y plan de trabajo, informó.

“Vamos a tener plenos en la mañana para llevar a cabo los discursos hasta su conclusión el día miércoles y por la tarde, llevando a cabo las sesiones de las comisiones temáticas”, explicó.

En un análisis retrospectivo, la vicepresidenta reconoció que se ha mantenido un ritmo de trabajo intenso que sin bien, fue lo que permitió la votación completa del reglamento interno en no más de tres meses, ha cobrado un costo personal importante de los y las constituyentes. Una afección que debería subsanarse en el período de la discusión de normas constitucionales, consideró.

“Siempre hemos sabido que los tiempos son bastante acotados y hemos hecho todos los esfuerzos para ceñirnos a ese calendario apretado y eso con todos los costos personales que conlleva. El primer semestre de trabajo en la Convención fue muy intenso, con un trabajo que se lleva a cabo de lunes a domingo sin descanso, con costos familiares y personales en término de la dificultad de poder tener tiempo de autocuidado y eso la verdad es que quisiéramos que se pudiera regular de mejor manera”, consideró.

En ese sentido, la convencional mencionó que se han propuesto en el reglamento varios principios que precisamente permiten contemplar una perspectiva de cuidado dentro de la Convención, particularmente para las personas cuidadoras y para quienes a su vez, requieren particular resguardo ante los tiempos extensos de trabajo.

“Hay sesiones que se alargaron hasta las una, dos y hasta tres de la mañana para poder cumplir con los plazos y eso es algo que nos gustaría que no se volviera a repetir porque nos parece que hay que cuidarnos sobre todas las cosas y queremos que quede plasmado en la nueva Constitución la garantía del derecho al trabajo digno y decente y eso pasa también por un horario que sea acotado a las 40 horas semanales”.

En otra arista, respecto a la posible prórroga de tres meses que eventualmente vendrían a sumarse a los nueve que dispone la instancia para efectos de ajustar los tiempos al quehacer que requiere elaborar la nueva Constitución, Giustinianovich, sostuvo que ya se ha estado pensando en solicitar el período de extensión. No obstante, a su juicio, sería pertinente tener la experiencia del segundo trimestre de trabajo para evaluar de mejor manera el requerimiento. 

Por lo pronto, señaló “seguimos dándolo todo con mucho compromiso con el proceso que se ha abierto y seguimos trabajando intensamente de todas maneras, pero con el principio de cuidados por delante con el objeto de no poner en riesgo nuestra salud”.

De manera inédita, la Convención Constitucional se trasladará a la Región del Biobío con la finalidad de descentralizar las sesiones del pleno. Una actividad calendarizada para el viernes 22 hasta el martes 26 de octubre y que ha contado con la colaboración del gobernador regional, del delegado presidencial y de la red de universidades de la zona, según ha informado la mesa directiva.

Consultada por esta iniciativa y ponderando las aprensiones que se han manifestado en materia de los costos que implica desplazar la instancia fuera de la Región Metropolitana, la vicepresidenta sostuvo que pese a que la democracia y la descentralización tienen un costo asociado, los recursos tienen que estar disponibles para que esos principios se lleven a cabo en atención a la demanda que ha venido desde las regiones.

“Yo vengo de la Región de Magallanes y la Antártica chilena que es una de las regiones, así como tantas de zonas extremas y localidades, que pagamos el costo del centralismo del Estado y para nosotras es súper importante que eso quede plasmado desde un primer momento en la escritura de una nueva Constitución. Consideramos fundamental que el órgano a cargo de esta labor pueda ejercer este trabajo de forma descentralizada y eso pasa porque podamos tener esa posibilidad que ha quedado reglamentada también de tener una semana de trabajo territorial para tomar contacto con las comunidades y mantener ese vínculo activo, vivo, rindiendo cuentas públicas, recibiendo retroalimentación pero por otro lado la Convención tiene que descentralizarse, tiene que hacer ese gesto político con acciones concretas”, sostuvo,

En esa línea la convencional consideró que no es “descabellado” el hecho que el pleno de la Convención pueda sesionar al menos dos veces fuera de la Región Metropolitana, en cuanto es un escenario que ha estudiado la Unidad de Finanzas de la instancia, constatando que “los números dan”.

Y es que descentralizar la Convención es el mecanismo para desarrollar la comunicación efectiva con la ciudadanía, que ha juicio de la vicepresidenta, ha estado expuesta a la estrategia de deslegitimación que ha desarrollado el sector más conservador de los y las convencionales por medio de los medios de comunicación y las plataformas digitales.

“Son falsas alarmas (la falta de presupuesto para sesionar en regiones) que seguramente debe venir del mismo sector que ha estado instalando noticias falsas y una campaña de desprestigio llamando a un rechazo de salida desde el primer momento porque no les conviene que nada cambie en este país. Están bastante contentos con la Constitución de la dictadura y con todos los beneficios que han sacado a partir de ese texto”, criticó.

De la misma manera, se espera a que las disposiciones que contempla el reglamento de ética vayan a contrarrestar la instalación de noticias falsas a modo que puedan ser sancionadas, agregó Giustinianovich. Parte fundamental del cuerpo normativo interno de la instancia constituyente que enaltece la vicepresidenta adjunta, en la medida que se ha erigido una nueva institución en el marco de tres meses y a partir de la hoja en blanco.