Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 7 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Claudia Cortés, infectóloga: “Lo que necesitamos es tener planes de vacunación los más flexibles posibles”

La académica de la Universidad de Chile consideró posible alcanzar un equilibro entre la libre circulación y la presencia del virus, en cuanto la ciudadanía persevere con las medidas de autocuidado e insistiendo en la vacunación de los grupos que pueden representar un foco de infección. Para lo anterior, es gravitante evitar el desabastecimiento y las largas filas de espera en los vacunatorios, señaló.

Maria Luisa Cisternas

  Sábado 23 de octubre 2021 15:52 hrs. 
Claudia Cortés


Por segundo día consecutivo el país registra una cifra sobre los dos mil contagios de Covid-19 y hoy, una positividad a nivel nacional que alcanzó un 2,95% y un 4% que se mantuvo respecto a ayer en la Región Metropolitana. En cuanto a los decesos, el ministerio de Salud informó este sábado 23 de octubre que un total de 11 personas fallecieron a causa del virus en las últimas 24 horas.

La autoridad sanitaria se mantiene atenta sobre la evolución epidemiológica en el país y en términos de contrarrestar la diseminación del Covid-19 considera indispensable que la ciudanía cuente con una adecuada protección frente al virus mediante la aplicación de la dosis de refuerzo. Vacuna que en palabras del ministro Enrique Paris “ha demostrado su efectividad para evitar la hospitalización y el ingreso a UCI por Covid-19“.

Por este motivo el ejecutivo insistió en su llamado a la población de acudir a los centros de vacunación y para efectos de incentivar la concurrencia, Paris señaló que “desde la próxima semana los mayores de 55 años que se hayan vacunado hasta el 27 de junio, con esquema completo de Sinovac, podrán recibir una dosis de refuerzo tanto del laboratorio AstraZeneca como de Pfizer, de acuerdo a la disponibilidad del vacunatorio”.

Los especialistas de la Casa Bello también han hecho hincapié en lo sustantivo de las vacunas para impedir la gravedad de la enfermedad y su propagación. Actualmente existe un 16% de la ciudadanía que no cuenta con ninguna dosis, lo que viene a representar un foco de contagio considerable al encontrarse el país en absoluta apertura de las medidas de restricción y a poco menos de un mes del levantamiento del estado de excepción.

Al respecto la infectóloga y académica del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Chile, Claudia Cortés, sostuvo que al haber más flexibilidad de las medidas restrictivas, hay más relajo de parte de la ciudadanía y por ende más posibilidades de contagio. Por este motivo considera crucial alcanzar un equilibrio.

“Esta alza lleva ya varias semanas, ha ido siendo gradual y es parte de los que trabajamos en Covid esperábamos en la medida que se van relajando las medidas de prevención, de aislamiento particularmente, entonces es esperable un aumento de los casos, por eso es tan importante que la gente siga con el autocuidado porque no podemos seguir en cuarentena eternamente y tiene que haber cierto mayor número de flexibilidad y los números así lo permitían, pero para que no se desbalancee y el número de casos aumente de forma muy importante tenemos que seguir usando mascarilla, lavándonos las manos y ventilar“, recalcó.

El autocuidado precisamente radica en acudir a los centros de vacunación, expresó Cortes, en atención a que el incremento de los contagios que hoy está reportando el Ministerio de Salud y su relación con el número de defunciones o de pacientes graves hospitalizados, es una evidencia de la efectividad de la inoculación.

“Es fundamental la vacunación porque con eso logramos que, si bien hay aumento en el número de casos, no hay un aumento que se vaya correlacionando de la misma manera con el número de fallecidos ni con los hospitalizados graves. Si bien ha ido aumentando un poquito el número de camas de cuidados intensivos ocupadas, no va de la mano con el mismo aumento del número de casos, eso significa que hay gente que estando vacunada se contagia, tiene un PCR positivo, pero tiene un cuadro leve y para eso es la vacuna”, explicó.

En ese sentido recalcó que “la vacuna sirve para no morir y para no enfermarse grave, no es una vacuna diseñada para no contagiarse, así que está cumpliendo su objetivo y por eso es tan importante que las cerca de un millón de personas que no se ha vacunado, que no se ha puesto ninguna dosis de la vacuna, si lo haga”.

La presencia de variantes más contagiosas del SARS-CoV-2 en el país acrecienta la amenaza de infección con posibilidades de muerte para quienes no poseen dosis alguna de las vacunas. Es la fracción de la población que está absolutamente susceptible a las constantes y desconocidas mutaciones del virus, que en el caso de Delta se ha descubierto en otras regiones del mundo un nuevo sublinaje, llamado “Delta Plus”.

“Sabemos que Delta es hoy la variante predominante de circulación en el país, es más transmisible, más contagiosa y lo que hemos visto de otros países que tienen Delta y casos de vacunación similares o un poco más bajas que las nuestras, es que son las personas no vacunadas las que caen graves, las que terminan en la Unidad de Cuidados Intensivos “, señaló.

Otro grupo que de especial atención en materia de vacunas son los niños y niñas, añadió, “que si bien en general no se enferman grave, la gran mayoría de ellos, si pueden ser un foco de transmisión del virus. Además tenemos una capacidad que es envidiable y muy maravillosa de poder tener tres grupos de vacunación simultáneo, las terceras dosis o dosis de refuerzo, los rezagados y los niños”.

Si bien la distribución de las vacunas por el territorio nacional implica una logística compleja, la infectóloga llamó a robustecer los medios que garantizan el abastecimiento de los vacunatorios, a modo que quienes cumplen con el calendario fijado por la autoridad sanitaria no retornen a sus casas sin la aplicación de la dosis.

Lo que necesitamos es tener planes de vacunación los más flexibles posibles para que las personas particularmente, los que están rezagados, no pierdan la oportunidad de vacunarse porque hay una fila muy larga o porque no hay vacunas disponibles, porque a esas personas que ya se les ha hecho un esfuerzo bastante grande en convencerla porque ya lleva meses y meses de rezago de haberse vacunado, si van a un vacunatorio y no encuentran vacunas disponibles o hay unas filas excesivamente largas, es difícil que los volvamos a convencer de nuevo”, sostuvo.

Alargar los horarios o aumentar los puntos de vacunación puede ser clave para efectos de llegar a esos sectores, consideró. No obstante “puede ser una cosa bastante compleja porque toda la gente que está dedicada a la vacunación ya está suficientemente sobreexigida, pero tenemos que hacer un esfuerzo último por ir a vacunar a las personas que faltan”.

Este sábado el Minsal confirmó los cambios en el plan Paso a Paso anunciados previamente este jueves 21, retrotrayendo a fase de apertura a las comunas de Huara, de la Región de Tarapacá; Zapallar, de la Región del Biobío y Linares, de la Región del Maule. Una determinación que hace cuestionar si el alza de contagios implicará el retorno de las cuarentenas en el corto plazo.

Al respecto Cortes consideró que “hay que ver como va la tendencia. Volver a tener cuarentenas restrictivas es bastante complejo después de que la ciudad se ha abierto pero hemos visto por ejemplo en Australia que se ha debido volver a decretar cuarentena y han sido bien soportadas. Por supuesto, si se decretase una cuarentena tiene que venir con el apoyo económico para quienes no pueden trabajar desde su domicilio o a distancia”, reparó.

No obstante, señaló que “estamos lejos de esos números, la verdad es que aquí lo más relevante, más que el número de casos, es el número de enfermos graves y afortunadamente ese número sigue siendo relativamente pequeño y está asociado a quienes, insisto, no se vacunan. Las medidas de aforo si son algo que pueden ser revisados e insistir nuevamente en el uso de mascarillas permanente, sobre todo cuando estamos en espacios cerrados o en los lugares de oficina. Ahí tenemos que trabajar todos con mascarilla, siempre, mantener el lavado de manos y una adecuada ventilación de los espacios cerrados”, indicó.