Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 3 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ
Proceso Constituyente
Claudio Nash

Agenda Constituyente Semanas 14 y 17 (04 al 22 de octubre) “Se inicia el debate constituyente”

Claudio Nash | Lunes 25 de octubre 2021 8:59 hrs.

Un 25 de octubre de 2019 millones salieron a las calles para exigir cambios políticos profundos y el fin de la represión a la protesta social; el 25 de octubre de 2020, la ciudadanía concurrió a votar y aprobó iniciar un proceso constituyente a través de una Convención Constitucional. Hoy, 25 de octubre de 2021, estamos en medio de la discusión constitucional. Ese es el gran logro del pueblo movilizado. No olvidarlo.


Previamente en Agenda Constituyente

“Agenda Constituyente” es un espacio pensado para dar seguimiento al trabajo de la Convención Constitucional (CC). Este proyecto va intercalando sesiones a través de la radio (lunes 07:40 hrs) y columnas de opinión como las que usted tiene a la vista en estos momentos.

En nuestra columna anterior hicimos un resumen de los reglamentos aprobados por la Convención Constitucional en sus primeros tres meses de trabajo. Con esto se puso término a la etapa de instalación de la Convención y ahora comienza la segunda etapa que es el debate constituyente que dará paso a la propuesta que será sometida a la aprobación ciudadana en el segundo semestre de 2022.

A continuación, les contaré lo que ha pasado estas últimas semanas y a qué debemos prestar especial atención.

La apertura del debate

En sesión plenaria del lunes 18 de octubre la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, abrió la sesión con las siguientes palabras:

“Procedo a declarar ante el Pleno el inicio oficial al debate constitucional. Hoy 18 de octubre del 2021 a las 15:38 de la tarde”.

Así, se abrió el debate constituyente en una fecha llena de simbolismo para el país desde 2019. Efectivamente, un 18 de octubre de 2019 el pueblo de Chile comenzó uno de los procesos políticos y sociales más desafiantes de su historia. Ese día, miles se volcaron a las calles para protestar ante un sistema que había excluido y acallado la voz de los pueblos de Chile y un 25 de noviembre de 2019 millones salieron a las calles para exigir cambios profundos. Esa protesta devino en una propuesta política: Chile exigía un nuevo acuerdo político, a través de una constitución discutida democráticamente que desterrara aquella impuesta en dictadura y que durante 30 años sirvió de base para una eterna postdictadura. También un 25 de octubre (2021) se aprobó por una amplia mayoría iniciar un proceso constituyente a través de una Convención Constitucional.

De esta forma, el principal triunfo político de la revuelta es el proceso constituyente; y su triunfo cultural, es una demanda por cambios profundos y participativos vigente hasta hoy. Ambos elementos son esenciales en el debate constituyente instalado en la Convención Constitucional.

Pero vamos por orden. La apertura del debate constituyente se da luego de una semana de trabajo territorial donde les constituyentes regresaron a sus territorios para dar cuenta del trabajo realizado y, sobre todo, para escuchar a la ciudadanía. En todo el país se dieron debates entre les constituyentes y una ciudadanía que sigue atenta a su trabajo. La semana territorial fue una semana de muchas conversaciones en plazas, juntas de vecinos, municipalidades. Interesante ha sido ver cómo el mismo espíritu que se dio los días posteriores al 18 de octubre de 2019 volvía a repetirse. Numerosas preguntas, planteamientos de fondo, demandas ciudadanas, pero ahora dirigidas directamente a nuestros -sí nuestros y nuestras- constituyentes. Emociona ver un pueblo comprometido con un proceso generado desde las calles.

Las comisiones

Como vimos en nuestra columna anterior, en el reglamento quedaron establecidas las 7 comisiones donde se dará el trabajo constituyente y las etapas del proceso: propuestas, deliberación, decisiones y armonización. Luego de ello, la Convención queda disuelta y la ciudadanía tendrá que aceptar o rechazar la propuesta formulada. El reglamento final fue publicado en el Diario Oficial el 13 de octubre de 2019, sin que en él se haga referencia alguna a la actual Constitución ni al Acuerdo por la Paz del 15 de noviembre de 2019; una publicación formal, pero llena de simbolismo.

En este esquema de deliberación constitucional, el rol de las comisiones es esencial. Es en este espacio donde se discutirá a fondo cada artículo de la nueva constitución. Desde las comisiones surgirán las propuestas de normas constitucionales que el pleno deberá aprobar o rechazar. De ahí que los integrantes y coordinadores de las comisiones serán los protagonistas de nuestras preocupaciones los meses siguientes.

¿Cómo quedaron integradas las coordinaciones de las comisiones?

Les coordinadores son:

  • Comisión: Sistema político, gobierno, poder legislativo, y sistema electoral. Coordinadores: Rosa Catrileo y Ricardo Montero
  • Comisión: Principios constitucionales, democracia, nacionalidad y ciudadanía. Coordinadores: Ericka Portilla y Beatriz Sánchez
  • Comisión: Forma de Estado, ordenamiento, autonomía, descentralización, equidad, justicia territorial, gobiernos locales y organización fiscal. Coordinadores: Jeniffer Mella y Adolfo Millabur
  • Comisión: Derechos Fundamentales. Coordinadores: Damaris Abarca y Matías Orellana
  • Comisión: Medio Ambiente, derechos de la naturaleza, bienes naturales comunes y modelo económico. Coordinadores: Camila Zárate y Juan José Martin
  • Comisión: Sistemas de justicia, órganos autónomos de control y reforma constitucional. Coordinadores: Vanessa Hope y Christian Viera
  • Comisión: Sistemas de conocimientos, culturas, ciencia, tecnología, artes y patrimonio. Coordinadores: Cristina Dorador, Ignacio Achurra

Es interesante como quedaron integradas las coordinaciones. Por una parte, se ha cumplido con la paridad en las coordinaciones; y, por otra, la distribución política da cuenta de algunas cuestiones que debemos tener presentes para los debates que vendrán los próximos meses. Así, llama la atención que en ninguna de las coordinaciones haya algún representante de Vamos por Chile; la presencia política, sin duda alguna, más potente es la del Frente Amplio que cuenta con 5 de las 14 coordinaciones; el colectivo socialista le sigue de lejos con 2 coordinaciones, igual que escaños reservados y movimientos sociales; el Partido Comunista con 1 coordinación; independientes no neutrales también con 1; y, pueblo constituyente, pese a todos los tropiezos, queda con 1 coordinación.

Asimismo, se han conformado dos comisiones especiales. Una, de participación ciudadana y otra de transversalización. Estas comisiones cumplirán a un importante rol para permitir que las promesas de participación sean efectivas y que los temas que cruzan distintas comisiones (enfoques de derechos humanos, género, inclusión, plurinacionalidad, socioecológico y descentralización) no se pierdan en el debate o terminen proponiéndose cuestiones contradictorias.

Los discursos de apertura del debate

El reglamento dispuso que el inicio del debate constituyente estaría dado por presentaciones de les constituyentes. Así, el lunes 18 de octubre fueron las vicepresidencias de la Mesa directiva las encargadas de las primeras intervenciones. Enseguida, ha venido una serie de discursos donde cada constituyente ha expresado sus prioridades para el proceso constitucional. En la practica, ha servido para conectar las experiencias personales con un proyecto colectivo.

En lo simbólico, llama la atención la diversidad de experiencias que se han reunido en este espacio de deliberación constitucional; siendo esta, con seguridad, la principal virtud de la Convención, su diversidad que representa tan bien el Chile real y no el Chile tan poco representativo que siempre ha estado en las posiciones de poder.

En lo sustantivo, ha sido menos novedoso. Se van repitiendo algunas ideas centrales, sobre plurinacionalidad, descentralización, ecologismo, derechos humanos, entre otros. Sí, la llamativa la posición que, definitivamente, ha adoptado la derecha desde su actual inédita posición de minoría en los espacios de poder (al menos la peor posición de las últimas 5 décadas); moviéndose, desde una posición de confrontación con el proceso constituyente hasta una posición de víctima por su posición de minoría. No hay duda que no haber logrado los 39 votos necesarios para interponer un reclamo ante la Corte Suprema golpeó duro el ánimo entre les constituyentes de Vamos por Chile.

A qué debemos prestar atención

Estos días lo central será conocer cuál será el cronograma de trabajo de las comisiones. Además, veremos la forma en que se canalizará la participación ciudadana en la formulación de propuestas constitucionales. Si bien no se logró aprobar mecanismos de participación vinculante, esto es que desde la ciudadanía se generaran normas que quedaran directamente en la Constitución, sí será posible presentar propuestas que, a lo menos, deberán ser discutidas. Lejos de lo perfecto, pero mejor de lo que hemos tenido históricamente en materia de participación ciudadana.

Santiago, 25 de octubre de 2021

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.