Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Muere Frederik de Klerk, expresidente sudafricano y figura del fin del apartheid

El último presidente blanco de Sudáfrica, Frederik Willem de Klerk, que liberó al ícono de la lucha contra el apartheid Nelson Mandela y compartió con él el Premio Nobel de la Paz, murió este 11 de noviembre a los 85 años, anunció su fundación.

RFI

  Jueves 11 de noviembre 2021 15:48 hrs. 
FILE - South African President Nelson Mandela, left, and Deputy President F.W. de Klerk chat outside Parliament after the approval of South Africa's new constitution May 8, 1996. F.W. de Klerk, who oversaw end of South Africa's country’s white minority rule, has died at 85 it was announced Thursday, Nov. 11, 2021. (AP Photo, file)


“Es con la mayor tristeza que la Fundación FW de Klerk anuncia el deceso del expresidente FW de Klerk de forma apacible en su domicilio de Fresnaye esta mañana tras haber luchado contra un cáncer”, declaró la organización en un comunicado. “Deja a su esposa Elita, sus hijos Jan y Susan, y sus nietos”, agrega el texto.

Frederik Willem (FW) de Klerk había afirmado que sufría un cáncer que afectaba los tejidos alrededor de los pulmones en marzo, el mismo día en que cumplía 85 años.

“Llegó la hora de las negociaciones”

De Klerk tenía una reputación de conservador cuando sucedió, en 1989, al presidente PW Botha, debilitado por un infarto. El 2 de febrero de 1990 anunció el inminente final de la dominación blanca en Sudáfrica: “Llegó la hora de las negociaciones”, declaró por entonces en la apertura de una sesión en el Parlamento, anunciando la liberación incondicional de Nelson Mandela, en prisión desde hace 27 años, y el levantamiento de la prohibición de los partidos anti-apartheid.

Esta decisión lanzó el proceso de transición que dio lugar cuatro años más tarde a la celebración de las primeras elecciones multirraciales en la historia del país, ganadas por Mandela. Los dos hombres recibieron de manera conjunta el Premio Nobel de la Paz en 1993 por “sus esfuerzos tendientes a la desaparición pacífica del régimen del apartheid y al establecimiento de una nueva Sudáfrica democrática”.

Veinte años más tarde, FW de Klerk estimó que su decisión había permitido evitar “una catástrofe”, sacando a los blancos de su “aislamiento y su culpabilidad” y permitiendo a los negros acceder a “la dignidad y la igualdad”.

FW de Klerk acompañó durante dos años la joven democracia convirtiéndose en vicepresidente del primer mandatario negro en el país. Pero renunció en 1996, reprochando que la nueva Constitución no garantizaba que los blancos pudiesen continuar compartiendo el poder.

Al año siguiente abandonó la presidencia de su Partido Nacional e inició su retirada de la vida política.

Nacido el 18 de marzo de 1936, De Klerk siempre militó en círculos nacionalistas afrikáneres, descendientes de los primeros colonos europeos que hablaban una lengua derivada del holandés.

“Nada en su pasado parecía indicar un espíritu de reforma”, escribió Nelson Mandela en su autobiografía.

En 2020, De Klerk provocó una gran polémica al negar que el apartheid haya sido un crimen contra la humanidad, antes de pedir disculpas.