Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de julio de 2022

Escritorio

Diputado Tomás Hirsch: “Está claro para la inmensa mayoría del país que el Presidente Piñera ha cometido un acto de corrupción”

El parlamentario se refirió a la figura presidencial luego del rechazo del libelo acusatorio, mientras asegura que “Sebastián Piñera perdió la legitimidad hace ya mucho tiempo” a pocos días de la primera vuelta presidencial que elegirá a su sucesor.

Lorena Moreno Berroeta

  Miércoles 17 de noviembre 2021 19:14 hrs. 
Tomas Hirsch

Compartir en

La tarde de este miércoles, acompañado por la primera Dama, Cecilia Morel, y por algunos ministros del Comité Político, el Presidente Sebastián Piñera se refirió al rechazo de la acusación constitucional en su contra en la Cámara Alta.

En un punto de prensa en el Palacio de La Moneda, el Mandatario celebró la decisión del Senado y sostuvo que la acusación estaba basada en falsedades, e hizo un llamado a levantar la vista para afrontar la realidad actual del país.

“Ayer el Senado rechazó una acusación constitucional basada en hechos falsos, suposiciones o meras conjeturas y sin ningún fundamento. Quiero reconocer la actitud de los diputados y senadores que actuaron con seriedad y responsabilidad. Pero hoy quiero convocar a todos mis compatriotas a levantar la vista y a poner nuestras voluntades y corazones en las grandes necesidades, desafíos y oportunidades que enfrenta Chile y los chilenos”, sostuvo el Mandatario.

Si bien la acusación constitucional contra el Presidente de la República, Sebastián Piñera, fue rechazada durante la pasada jornada, la aprobación en la Cámara Baja del libelo acusatorio, a juicio de diversas voces, marcó un antes y después en la historia institucional del país.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el actual diputado del Partido Humanista, Tomás Hirsch, aseguró que más allá del rechazo del libelo acusatorio en el Senado, el avance de la acusación constitucional aprobada en la Cámara de Diputadas y Diputados sienta un precedente en la historia política de Chile, e hizo un llamado a reformar la institucionalidad legislativa.

El precedente más importante que queda para mí es que es el primer Presidente de la República acusado constitucionalmente por actos de corrupción. Eso es lo que va a quedar en la historia. Sebastián Piñera es un presidente que violó los derechos humanos y que, además, fue acusado constitucionalmente en dos oportunidades y que el Senado haya preferido mantenerlo en el poder, en vez de priorizar el tener una señal clara y contundente de rechazo a la corrupción, lo único que habla es de la mala calidad del Senado y nos refuerza en la necesidad de terminar con esta institución y avanzar con un sistema unicameral en nuestro país”.

Por otra parte, desde el día de la aprobación de la acusación en la Cámara Baja aparecieron las primeras dudas sobre el escenario en el Senado por el tipo de quórum que necesitaba el libelo. Consultado por este hecho, el parlamentario del distrito 11 aseguró que desde la oposición era un resultado esperado.

Para nadie era una sorpresa que en el Senado sus amigos lo iban a defender. Si bien hubo una mayoría también por condenar sus actos aprobando la acusación, en definitiva, fue salvado única y exclusivamente por el quórum necesario. Eso ellos no lo dicen. Pero en realidad, una vez más en el Senado la mayoría estuvo por aprobar la acusación constitucional, y fue salvado por otra institución tan desprestigiada como él mismo como es el Senado”, sostuvo.

Durante la alocución de los votos en el Senado, llamó la atención que los argumentos para rechazar la acusación constitucional no fueron en defensa a la gestión de Sebastián Piñera, sino más bien se basaron en tecnicismos del libelo presentado. En ese sentido, Hirsch sostiene que estas acciones demuestran una falta de rigor en senadores del oficialismo.

Es una demostración de que no tienen argumentos sólidos desde el punto de vista ético y desde el punto de vista de lo que le corresponde hacer a un Presidente de la República. Entonces, al final se basa en tecnicismos, como que estos fueron cuestiones relacionadas con su primer mandato o como que esto ya estaría fuera de tiempo. Mientras al Presidente se lo estaba acusando, nos enteramos que no sólo estaba en un negocio de las mineras como Dominga, sino que en once proyectos mineros adicionales. Este es un presidente que sigue siendo sobre todo un empresario dedicado a enriquecerse por sobre las necesidades el país”.

Sin embargo, a pesar del rechazo de la acusación constitucional en la Cámara Alta, Tomás Hirsch asegura que su presentación y posterior lectura en la Cámara de Diputados y Diputadas permitió que la ciudadanía y los parlamentarios del oficialismo conocieran los motivos de la misma ya que, en el caso de éstos últimos, parecen desconocer las acciones del Jefe de Estado.

“Me parece que a nivel social está claro para la inmensa mayoría del país, que el Presidente Sebastián Piñera ha cometido un acto de corrupción, que ha privilegiado sus negocios personales, los intereses de su familia y de sus amigos por sobre los intereses del país. El texto que leyó el diputado Naranjo era la acusación constitucional, y él la detalló y leyó completa para que diputados y diputadas de la derecha sepan cuáles son los motivos de la acusación, ya que da la impresión que, en la mayoría de los casos, no se dan ni siquiera por enterados”.

Al ser consultado sobre la proyección de los últimos meses de la gestión de Sebastián Piñera y a cuatro días de la primera vuelta presidencial para elegir al nuevo presidente de la República, Tomás Hirsch aseguró que el actual gobierno perdió legitimidad desde el 18 de octubre de 2019 en adelante y que sigue en el poder apoyado por la clase política de la centroderecha.

Sebastián Piñera perdió la legitimidad hace ya mucho tiempo. Hace dos años después del estallido del octubre de 2019, cuando quedó en evidencia que su Gobierno no estaba dando respuesta a las demandas ciudadanas y que, por el contrario, estaba totalmente alineado con los grandes intereses económicos. Este gobierno se terminó en ese momento. De ahí en adelante, él simplemente se ha sostenido en La Moneda en dos oportunidades ya con la ayuda de algunos diputados y senadores de la derecha o de la Democracia Cristiana”, sostuvo.

Síguenos en