Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Mal Vecino, el documental que registra la lucha de una comunidad frente a la instalación de un criadero de cerdos

La película dirigida por Ricardo Jara profundiza en el conflicto socioambiental que desencadenó la empresa COEXCA S.A. en la comuna de San Javier, Región del Maule. Los registros revelan cómo las y los vecinos se movilizaron en contra del proyecto y cómo las autoridades reaccionaron tibiamente frente al tema.

Abril Becerra

  Miércoles 17 de noviembre 2021 19:34 hrs. 
documental mal vecino


En 2015, las y los vecinos de San Javier, en la Región del Maule, comenzaron a inquietarse por el movimiento inusual que se registraba en el sector rural de la comuna. Hasta entonces, nadie sabía que, en dicho lugar, comenzaba a instalarse un criadero de cerdos, proyecto de la empresa COEXCA S.A que consideraba 144 mil animales. 

Por supuesto, el mega plantel criador de porcinos generó incertidumbre entre las y los pobladores, en su mayoría personas de la tercera edad, quienes miraron con angustia la situación que los remitía, inevitablemente, al caso de la comuna de Freirina, en donde la comunidad debió movilizarse en contra de la planta faenadora de cerdos de la empresa Agrosuper.

En ese contexto, el realizador Ricardo Jara comenzó a registrar cada uno de los movimientos de la comunidad. Primero eran pequeñas reuniones vecinales. Más tarde, encuentros informativos y protestas que apelaban, directamente, al cierre del criadero. Ese fue el inicio del documental Mal Vecino, película que hoy es exhibida de forma presencial y digital al alero de MiraDoc

“Ya teníamos lo que sucedió con Freirina, donde hubo una guerra civil, donde los vecinos se cansaron de los malos olores, las moscas y todo lo que causa una empresa de este estilo. Entonces, de alguna forma dijimos: ¿Chile aprendió de ese error que tuvieron con la industria porcina? ¿Por qué aprueban otro proyecto que es casi de las mismas dimensiones y que iba a ocasionar impacto sí o sí? Después, revisando el proyecto, nos dimos cuenta que había sido aprobado en 2008 sin consultar a ninguno de los vecinos del sector”, comentó Ricardo Jara respecto del inicio del documental.  

“De ahí en adelante decidimos investigar un poco más y nos dimos cuenta de que presentaron este proyecto a través de una Declaración de Impacto Ambiental y no un Estudio de Impacto Ambiental, que son cosas muy diferentes”, dijo. 

En Mal Vecino el testimonio de los pobladores es fundamental. Ninguna experiencia se sobrepone a la otra. No obstante, cada una de las declaraciones logra transmitir una sensación de angustia frente a la instalación del criadero. Con ello, la obra revela cómo la organización de la comunidad va evolucionando y cómo las autoridades reaccionan, tibiamente, frente al conflicto socioambiental. 

“Muchas de las autoridades hicieron oídos sordos, directamente, frente a lo que podía suceder con este criadero”, comentó Jara, indicando que existieron personalidades cuya actuación bien puede ser cuestionada, develando incluso casos de tráfico de influencias. Aún así, indicó que la población siempre se movilizó respetando las leyes. “En el documental no se muestra una lucha directa de vecinos contra Carabineros. Ellos siempre quisieron mantenerse al margen de la radicalización del movimiento. Siempre quisieron resguardar su seguridad como vecinos”, comentó. 

Según explicó Jara, en un principio la obra pretendía tener un carácter mucho más descriptivo, pero, inevitablemente, se transformó en una pieza de denuncia directa. Por ello, el director sostuvo que la producción duró más de cuatro años, finalizando con el fallo de la Corte de de Apelaciones que estableció que la empresa vulneraba el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación. 

“Para mostrar el olor, teníamos que tener la experiencia de la gente con el olor. Sí podíamos mostrar las moscas, la contaminación, pero no podíamos mostrar el concepto del olor. Entonces, dijimos, éste es el final. La verdad jurídica nos iba va a dar el peso para que todo lo que se muestra en el documental sea considerado como verídico”, comentó el realizador.

“Al final, grabamos hasta septiembre de 2019 y, un mes después, vino el estallido social, dando fuerza a todo este movimiento. La gente del sector de San Javier empezó a luchar en contra de la empresa y se dieron a conocer otras cosas que estaban escondidas, pero que no pudimos incluir porque el documental ya estaba finalizado”, agregó. 

mal vecino

Mal Vecino ha sido presentado en más de 30 festivales en el mundo, siendo destacado con el Premio del Público en el Patagonia Eco Film Fest 2020 de Argentina y el premio al Mejor Montaje Documental Nacional del Festival Internacional de Cine de Rengo 2020, entre otros. 

Para Ricardo Jara esta difusión ha sido importante, porque ha permitido visibilizar una lucha que no es sólo de la comunidad de San Javier: “No esperábamos que el documental viajara por Chile y por tantos países. Creo que eso es beneficioso en el sentido de que el documental tiene un mensaje universal. Un mensaje que habla de la lucha entre David y Goliat, una lucha entre vecinos contra empresas y empresas contra vecinos y que no sólo sucede en San Javier. Esto sucede en Chile y en todas partes del mundo”, dijo el cineasta. 

“El documental tiene un mensaje para todos los movimientos sociales que están en Chile. Va a quedar como un ejemplo, porque sabemos que hay otros movimientos que se están formando. Ya hay rechazo en contra de Dominga y vienen otros proyectos, directamente, en el Maule sur del área de las avícolas, los que están siendo rechazados por la comunidad”, compartió. 

En ese sentido, el realizador afirmó que hoy es importante seguir visibilizando este caso, porque la situación de San Javier sigue siendo compleja: “COEXCA S.A. está funcionando y, como estamos entrando a la época estival, los vecinos están teniendo problemas muy grandes producto de los olores. Con la pandemia bajaron su cantidad de producción, pero ahora la volvieron a la normalidad y, nuevamente, está todo igual”, dijo.

“Entonces, es importante visibilizar este documental, seguir mostrándolo para que, de alguna forma, empecemos a ver que proyectos con tanto impacto medioambiental no deberían ser aprobados, al contrario, deberían ser muy bien evaluados y debieran ser directamente rechazados”, cerró el realizador. 

El documental Mal Vecino puede ser visto de manera presencial en cines de todo el país. También está disponible en formato VOD a través de Miradoc.