Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de abril de 2024


Escritorio

Organizaciones migrantes entregan propuestas a la Convención Constitucional

Entre las iniciativas se estipula que el Estado debe implementar políticas de inclusión y protección de las personas migrantes y refugiadas, priorizando a la población infantil.

María Luisa Cisternas

  Viernes 19 de noviembre 2021 18:57 hrs. 
chilemigra

Compartir en

La plataforma ChileMigra presentó una propuesta a la oficina de partes de la Convención Constitucional con el objetivo de que la nueva Carta Magna incluya el derecho a migrar y al refugio, la plurinacionalidad e interculturalidad, el reconocimiento de la nacionalidad para todas las personas que hayan nacido en el territorio nacional sin prescripción y la creación de nuevos mecanismos mediante los cuales las personas chilenas residentes en el extranjero puedan ejercer plenamente sus derechos cívicos y políticos.

La articulación que aúna 16 organizaciones sociales migrantes, promigrantes en Chile y de chilenos y chilenas en el exterior, también se ha hecho parte de las audiencias que ha abierto el órgano constituyente. Para efectos de elaborar el documento remitido al ex Congreso Nacional se llevó a cabo un proceso de diálogo de un año, período en el que desarrolló un encuentro plurinacional de migrantes en Chile y una reunión de chilenos en el extranjero de manera telemática.

El levantamiento de insumos y reflexiones dio pie a la generación de compromisos dirigidos a los entonces, candidatos a convencionales constituyentes. De los cien que adscribieron, 41 fueron electos para redactar la nueva Constitución, mismos que ahora instaron a la plataforma a enviar los puntos centrales de sus demandas por escrito, explicó Antonia Mardones, vocera de ChileMigra y representante de personas chilenas en el extranjero.

“Además en paralelo estamos trabajando en la construcción de una norma popular ya escrita y redactada en lenguaje constitucional para que pase por un proceso de junta de firmas que se requieren para ser ingresada y para que luego los constituyentes puedan votarla a favor y quede establecida en la nueva Constitución”, agregó.

mardoens

Antonia Mardones.

La propuesta de ChileMigra establece en primer lugar el derecho a migrar y al refugio. La misiva estipula que “el Estado debe legislar e implementar políticas activas de inclusión y protección de las personas migrantes y refugiadas”, priorizando a la población infantil, adolescente y favoreciendo la reunificación familiar. 

Del mismo modo el Estado debe comprometerse a “garantizar la participación directa de las organizaciones representativas de las comunidades migrantes y refugiadas” en materias políticas y administrativas que los competen e insta a que se respeten los tratados y convenciones internacionales existentes desde un enfoque de derechos humanos, procurando contribuir en la construcción de acuerdos nuevos que vayan en esta línea.

En lo relativo a la plurinacionalidad se busca “el reconocimiento de todos los pueblos que se encuentran en Chile en cuanto a sus derechos, culturas, conocimientos, lenguas, territorios ancestrales, instituciones y formas de autodeterminación“. Por otro lado, “como garante de la interculturalidad” el Estado deberá desarrollar políticas publicas que promuevan el respeto, el cuidado y la preservación de cada una de las comunidades.

WhatsApp Image 2021-11-17 at 12.53.00 PM

En materia de nacionalidad y ciudadanía, Catalina Bosch, cubana residente en Chile y vocera de ChileMigra explicó que la plataforma considera fundamental “que se garantice plenamente que las personas nacidas en Chile cuenten con la nacionalidad chilena sin ninguna excepción y que también los y las descendientes de chilenos y chilenas en el exterior puedan tener esa nacionalidad, que no pueda ser retirada por el Estado de Chile y que también puedan personas migrantes con residencia en el país, obtener la nacionalidad cuando cumplan con los requisitos correspondientes”.

La propuesta contempla la nacionalidad como un “derecho humano inalienable, no sujeta a prescripción y a la cual nadie puede ser obligado a renunciar”. En el caso de quienes perdieron la nacionalidad chilena bajo el contexto de la dictadura cívico-militar de 1973 se estipula que el Estado “tiene la obligación de reparar los daños ocasionados e implementar medidas que se haga efectivo el reconocimiento de la nacionalidad“. Lo mismo se aplica en términos de la ciudadanía.

En ese ámbito, Bosch consideró sustantivo que se “establezca y se reconozca la ciudadanía y no solo el derecho a sufragio de las personas avecindadas en el país (…) Asimismo que no se le exija a hijos de chilenos y chilenas en el exterior que han obtenido la nacionalidad, el requisito de avecindamiento en el país para obtener la ciudadanía sino que en esos casos vengan aparejadas ambas cosas“.

ChileMigra señala que “las personas nacidas en otros países que residan en Chile obtendrán la ciudadanía chilena al cumplir al menos tres años consecutivos en territorio nacional, sin la necesidad de nacionalizarse para ello” mientras que “quien tiene o ha obtenido la nacionalidad chilena es considerado ciudadano o ciudadana”.

Sobre esta propuesta Bosch sostuvo que las organizaciones sociales migrantes y promigrantes han puesto todo su esfuerzo para construir esta articulación y levantar una propuesta común, clara y categórica que tribute a subsanar la grave y sistemática vulneración que se hace a los derechos de las personas que migran. Atropellos que sustancialmente perpetra este gobierno, señaló.

“Nosotros creemos que la nueva Constitución debe dar un paso adelante, enfrentar esta problemática, que es problemática por la forma en que se le trata, enfrentar esto desde un enfoque de derechos para que en adelante la legislaciones, las políticas y los programas que se implementan cumplan con la garantía de los derechos humanos de las personas migrantes, cosa que hoy día en Chile no está ocurriendo”, señaló Bosch.

catalina bosch

Catalina Bosch. 

“Lo vemos en lo que ha sucedido en el norte, de lo que está sucediendo en el norte, lo vemos con la exclusión de personas del proceso vacunatorio, lo vemos con la dificultades en todo ámbito de la vivienda, el trabajo, la seguridad social y además en lo político“, agregó Bosch.

La propuesta de la plataforma contempla además los derechos cívicos y políticos de las personas que migran. En el caso de los chilenos y chilenas que se encuentren fuera del país se busca la creación de una o más regiones, o bien, distritos chilenos en el exterior. Antonia Mardones explicó que la iniciativa consiste en establecer una jurisdicción que les permita influir en la política del territorio nacional.

“Al día de hoy los chilenos en el exterior podemos votar en primarias presidenciales, en elecciones presidenciales y en plebiscitos nacionales, pero por ejemplo, nos quedamos excluidos de votar por constituyentes que, imagínate, estamos creando una nueva Carta Magna, un nuevo contrato social y los chilenos en el exterior que somos más de un millón de personas que representamos cerca del seis por ciento de los chilenos en el mundo, nos quedamos fuera de este proceso”.
Por este motivo, agregó Mardones “una de las principales demandas tiene que ver con eso, con la creación de una región o de más de una región, hay que ver si se divide por zona geográfica o como se daría eso para que podamos ejercer nuestros derechos políticos plenamente, tener parlamentarios en el Congreso y también tener gobernadores y Cores como cualquier otra región en el país“.
Finalmente se establece en este eje que “las personas migrantes que poseen la ciudadanía chilena tienen derecho a voto en cualquier elección política o administrativa y tienen derecho a ser elegidas representantes en cualquier elección política, administrativa, institucional o de carácter económico, social y cultural”.
Síguenos en